Menu
Airzone lanzará en febrero su nueva gama de termostatos

Airzone lanzará en febrero su nueva gama de termostatos

Airzone, multinacional de sistemas de...

Radiadores eléctricos con control WIFI de Ducasa

Radiadores eléctricos con control WIFI de Ducasa

Los radiadores eléctricos de la serie...

Calefacción radiante de bajo consumo mediante infrarrojos Evoheat

Calefacción radiante de bajo consumo mediante infrarrojos Ev…

Evoheat presenta su sistema de calefa...

Prev Next

Elegir caldera de gas: rendimiento y eficiencia en calefacción

Calderas estándar contra calderas de condensaciónLas calderas son el elemento principal de las instalaciones de calefacción basadas en circuitos de agua cerrados. En el caso de las calderas de gas, utilizan como combustible el gas natural, propano o incluso butano para generar el calor necesario para alimentar un circuito de agua caliente, que emitirá el calor a través de radiadores o de un sistema de suelo radiante. Antes de elegir la caldera de gas más eficiente por su alto rendimiento y bajo consumo energético, repasaremos qué tipos de calderas de gas existen.

Tipos de calderas de gas según su diseño

Según su diseño las calderas gas pueden ser de suelo, cuya potencia calorífica suele ser más elevada, o calderas murales, las más comunes instaladas en una vivienda y que vienen preparadas para colgarse en la pared (generalmente en la cocina o en el balcón).

Según su sistema de combustión

Actualmente sólo se permite la instalación de calderas estancas, cuyos gases se expulsan mediante tiro forzado por un conducto de evacuación y que toman el aire para la combustión del exterior de la estancia en la que estén instaladas, por lo que son más seguras que las antiguas calderas atmosféricas.

Según su servicio

Una caldera de gas puede dar servicio sólo de calefacción o también de calefacción y agua caliente sanitaria. En éste último caso hablamos de calderas mixtas. Entre las calderas mixtas existen las de acumulación, en las que el agua se calienta de forma continua y se acumula en un depósito a una temperatura determinada. La acumulación permite disponer de más cantidad de agua caliente de forma instantánea, pero a cambio de un mayor consumo de energía.

Según su rendimiento y funcionamiento

Según su forma de funcionar, su rendimiento y consumo, también podemos hacer distinción entre distintos tipos de calderas:

Calderas de gas estándar

Las calderas de funcionamiento tradicional. Tienen un rendimiento inferior ya que necesitan consumir más energía para calentar el agua. Llegan a alcanzar unos rendimientos bastante bajos, del 90% de su capacidad.

Calderas de baja temperatura

Son las calderas que pueden funcionar continuamente con una temperatura de agua de retorno (no de caldera) inferior a 40ºC. Su rendimiento es menor que las de condensación pero mayor que la estándar. Este tipo de calderas también pueden ser de bajo NOx Clase 5, es decir, que emiten unos gases de combustión que contienen una reducida cantidad de óxidos de nitrógeno y que según su clasificación serían de clase 5. Consiguen unos rendimientos medios del 93%

Calderas de condensación

Etiqueta energética para las calderas de gas

Debido al funcionamiento de las calderas de condensación garantizan un 15% más de rendimiento que las calderas estancas, llegando a conseguir rendimientos del 109%. Son las calderas más eficientes, ya que aprovechan el calor contenido en el vapor de agua que va mezclado en los gases de combustión.  La tecnología de estos equipos hace que el vapor de agua producido en la combustión se condense para extraer el calor del mismo, aumentando así el rendimiento de forma considerable (entre el 12 y el 18% más que una caldera estándar equivalente).

Según sus emisiones

Calderas de Clase 5 de NOX

Este tipo de calderas de gas favorecen la reducción de emisiones contaminantes, obteniendo Clase 5 en emisiones NOx (EN483). Sin embargo, en la última actualización del RITE se potencia claramente la instalación de calderas de condensación frente a las de Clase 5 bajo NoX. Literalmente:

En los edificios de nueva construcción, las calderas que utilizan combustibles fósiles para calefacción deberán tener:

a) Para gas:

1. Rendimiento a potencia útil nominal y una temperatura media del agua en la caldera de 70 ºC: η ≥ 90 + 2 log Pn.

2. Rendimiento a carga parcial de 0,3 • Pn y a una temperatura de retorno del agua a la caldera de 30 ºC: η ≥ 97 + log Pn.

Estos rendimientos están referidos al Poder Calorífico Inferior (PCI), que se define como la cantidad de energía (calor) entregada por un combustible cuando se produce la combustión completa del mismo.

En la siguiente infografía puedes ver una comparativa entre las calderas de gas estándar y las calderas de condensación:

 
Infografía sobre Calderas de gas. Rendimiento y eficiencia
 

Elegir la caldera de gas más eficiente

La legislación de la Comisión Europea se compone de dos importantes leyes: la norma de Diseño ecológico (ErP) y la de etiquetado energético, ambas de obligado cumplimiento en los estados miembros de la Unión Europea a partir Septiembre de 2015. 
 

La primera de ellas, la Normativa de Ecodiseño (ErP) establece requisitos mínimos de eficiencia energética, emisiones de NOx y de niveles de ruido para los equipos de calefacción, entre ellos, las calderas de gas que se fabriquen o instalen en Europa. El objetivo de esta norma es la de alcanzar los protocolos internacionales de reducción de emisiones de CO2 y más en concreto lograr los objetivos del plan europeo 20/20/20 en el 2020.

La nueva regulación prohíbe a los fabricantes producir y poner en el mercado cualquier equipo que no cumpla con los requisitos, aunque no prohíbe la venta de los equipos fabricados que ya estuvieran en el stock de los distribuidores.

De esta forma, desde el 26 de septiembre de 2015 los fabricantes sólo fabrican calderas de condensación ya que su alto rendimiento, bajo consumo y bajas emisiones de CO2 y NOX cumplen enteramente con la normativa.

Debido a esta normativa, tanto las calderas estancas como las calderas denominadas Clase 5 de Bajo NOX terminarán desapareciendo de la venta según se vayan agotando las existencias, ya que no se fabricará nuevo stock.

Instalación y mantenimiento de calderas de gas

Toda instalación que funcione con gas deber seguir unas reglas de seguridad estrictas que garanticen su correcto funcionamiento. Por esa razón sólo los instaladores de calefacción expertos y con carnet de instalador deber realizar la instalación de una caldera a gas.

Cuando el instalador profesional termine su trabajo, éste debe entregarle un certificado de instalación en un impreso oficial expedido por la Delegación de Industria de su comunidad autónoma.

Si estás interesado en instalar calderas de gas
PIDE PRESUPUESTO sin compromiso.

En cuanto al mantenimiento y revisión de las calderas de gas, el Reglamento de las Instalaciones Térmicas en los Edificios, RITE (Real Decreto 1027/2007 ) obliga a todos los usuarios de calderas a gas con potencia útil nominal instalada igual o menor a 70 kW a realizar una revisión obligatoria de la instalación cada dos años.

Esta revisión obligatoria de mantenimiento debe realizarla una empresa mantenedora certificada que el usuario elija (no tiene que corresponder necesariamente a la marca de la caldera) la cual debe emitir un certificado que el usuario debe conservar durante un periodo de 5 años.

En ocasiones se suele confundir esta revisión con la inspección de gas natural, que es obligatoria cada 5 años ( En el BOE nº 211 de 4 septiembre de 2006,  Real Decreto 919/2006, de 28 de julio, del Ministerio de Industria,Turismo y Comercio). La empresa comercializadora del gas se pondrá en contacto con el usuario.

En el caso del gas butano la revisión debe efectuarse cada 4 años.

Fuentes: FEGECA

Modificado por última vez enMiércoles, 23 Diciembre 2015 11:02
volver arriba

Caloryfrio.com

Secciones

Servicios

Presupuestos

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes