Bomba de calor aire-agua

La bomba de calor aire-agua recupera el calor del exterior y lo transfiere a un nivel de temperatura más elevado al circuito de agua caliente de la instalación de calefacción.

La bomba de calor se instala generalmente en el exterior. El COP cae cuando la temperatura exterior desciende a temperaturas exteriores bajas o inferiores a cero. Se debe utilizar un apoyo complementario: electricidad, madera, …, cuando las temperaturas se vuelvan negativas (inferior a 0°C).

La bomba de calor equipa generalmente todo una casa (grupo pisos) y se presenta bajo la configuración de un sistema centralizado con una unidad exterior que absorbe las calorías del aire, y la transmite en calor con la potencia del compresor a un circuito de agua caliente. Las bombas de calor calientan este agua a baja temperatura, cercana como máximo a 50°C. Como consecuencia de esto, se adaptan especialmente a circuitos de baja temperatura como los suelos radiantes.

Por el contrario, abastecer con una bomba de calor solamente, un circuito de radiadores comúnmente calculado a 90°C plantearía problemas de falta de calefacción con temperaturas exteriores más frías. Un apoyo con una resistencia eléctrica, madera, o calderas de fuel o gas es necesario en este caso para nivelar las puntas invernales.

 

Located in: Glosario Técnico

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes