Acumulador de agua

Un Acumulador es un tanque o depósito de agua reforzado por un aislante térmico que permite almacenar agua caliente para suministrarla a una instalación sanitaria o de calefacción.

El Acumulador puede ser calentado mediante la combustión de gas, directamente por una resistencia eléctrica o por un circuito primario de fluido termoportador. En ese caso, la energía térmica puede ser producida por una energía renovable o no (solar, gas, gasóleo, electricidad, biomasa, bomba de calor, etc)

 

 

La capacidad del tanque y su aislamiento variará según el fabricante, siendo determinante para el periodo de recuperación de calor. El tipo de aislamiento térmico y su calidad permitirán que no se escape el calor; si este elemento es deficiente el gasto de energía será mayor.

 

 

 

Según donde se ubique la fuente energética y el intercambiador de calor del acumulador, diferenciamos:

 

-         Acumuladores directos: La fuente de energía que proporciona el calor es interna. Una resistencia eléctrica, un quemador de gas,… por ejemplo. Este tipo de acumulador no es eficiente ante consumos prolongados, una vez consumido el depósito se debe esperar a que se recupere.

 

-         Acumuladores indirectos: Dependen de una fuente energética externa, necesitando un intercambiador de calor extra. El tanque de agua debe ser conectado al intercambiador, y su capacidad ayudará un funcionamiento más dinámico.

 

 

 

Los aparatos de acumulación deben  integrar un sistema de desinfección antilegionella cumpliendo lo dispuesto  en la instrucción técnica ITE 02.5 para la producción centralizada de A.C.S del Reglamento de Instalaciones Térmicas en edificios (RITE);  al igual que a la instalación de una válvula de sobrepresión que desemboque en el desagüe con una llave habilitada para asegurar el vacía. 

Located in: Glosario Técnico

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes