Combustibles gaseosos

Un combustible gaseoso es un gas que se utiliza para producir energía térmica mediante un proceso de combustión.

Se denominan combustibles gaseosos los hidrocarburos naturales a los fabricados exclusivamente para su empleo como combustibles, y a aquellos que se obtiene como subproducto en ciertos procesos y que se pueden aprovechar como combustible.

Son los combustibles más empleados. Presentan sobre los sólidos y líquidos ventajas de transporte y almacenamiento, así como mayor luminosidad de llama y mayor poder calorífico, debido a su mayor facilidad de mezcla con el comburente.

Además de tener un bajo costo, porque generalmente son gases obtenidos como subproductos; son combustibles que forman con el aire una mezcla más homogénea.

Clasificación de los combustibles gaseosos

COMBUSTIBLES GASEOSOS

RESIDUALES

Fuel-gas

GAS NATURAL

Diferentes familias

GASES LICUADOS DEL PETRÓLEO (GLP)

Propano

Butano

ARTIFICIALES O ELABORADOS

Acetileno

Gas de Alto Horno

Gas de Coque, de Hulla o de Alumbrado

Gas Pobre o Mixto

Gas de Agua

Gas de Aire

Gas Ciudad

BIOGÁS

Fermentación aerobia

Fermentación anaerobia


La composición de éstos varía según la procedencia de los mismos.

Combustión de combustibles gaseosos

En la combustión de combustibles gaseosos se utiliza el aire como comburente, aunque a veces se usa el oxígeno. Es necesario el uso de quemadores, que es donde se va a producir la mezcla combustible comburente. La combustión es rápida, pero no instantánea. Es necesario un tiempo de mezcla para facilitar la reacción.
Para que puede iniciarse y propagarse la combustión, hace falta que simultáneamente el combustible y el comburente estén mezclados en cierta proporción y que la temperatura de la mezcla sea localmente superior a la temperatura de inflamación.
Los productos originados en la combustión de deben evacuar a medida que se vayan produciendo.

Explosión y detonación

El estado gaseoso de los combustibles es que mayor facilidad brinda para que se produzca una eficiente combustión, la cual recibe el nombre de explosión.
La facilidad de acceso del aire a las diversas partículas del combustible, hace que la propagación se efectué en forma rápida.
Si la presión o la temperatura, alcanza un valor por arriba de un límite determinado, la propagación adquiere valores muy grandes y deja de ser una explosión para ser una detonación, en la cual la velocidad de la reacción química que se produce sea mucho mayor.

 

"

Located in: Glosario Técnico

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes