Cubierta solar transparente

La cubierta transparente es la superficie exterior o tapa de la carcasa y es el primer elemento sobre el que incide la radiación solar, que es parcialmente reflejada, otra parte absorbida y el resto atraviesa la cubierta

El porcentaje de radiación que atraviesa la cubierta define la eficiencia del material que la compone, ya que la propiedad óptica de transparencia total es la más deseable.

Las funciones principales que ha de cumplir una cubierta son:

  • Originar el efecto invernadero y reducir al mismo tiempo las pérdidas por convección, mejorando así el rendimiento del colector
  •  Asegurar la estanqueidad del colector de agua y el aire, en unión con la carcasa y las juntas.
  • Proteger la superficie absorbedora de posibles daños extremos

 Las cualidades físicas que debe reunir una buena cubierta pueden resumirse en las siguientes:

  • Alto coeficiente de transmisión de la radiación en la banda de 0,3 a 3µm, debiéndose mantener este coeficiente a lo largo de los años y a pesar de los efectos del sol y la intemperie, lo que no siempre ocurre con los materiales plásticos
  • Muy bajo coeficiente de transmisión para ondas largas superiores a 3µm.
  • Bajo coeficiente de conductividad térmica, para evitar el paso del calor de la superficie interior al exterior. Esto obliga, además, a que presente un bajo coeficiente de dilatación, ya que debido al gradiente de temperaturas que se presenta en la propia cubierta pueden darse roturas o deformaciones.
  • La cara interior debe tener un alto coeficiente de reflexión para la longitud de onda larga.
  • La cara exterior no ha de retener suciedad, para que la lluvia resbale fácilmente asegurando un lavado eficaz

 Los principales materiales empleados para las cubiertas son el vidrio y el plástico transparente: dentro de los primeros, se buscarán vidrios reconocidos o templados, ya que estos tratamientos de calentamiento y brusco enfriamiento mejoran apreciablemente sus propiedades mecánicas, no deteriorando las ópticas. Dentro de los plásticos, y dados los avances en la química de los mismos por efecto de la intemperie, los cambios de temperatura, y, principalmente, la acción del espectro ultravioleta, desaparecen frente a colectores de cierta calidad.

La cubierta debe soportar la presión del viento, el vacío generado por la depresión debida al viento norte, el peso de la nieve que pueda acumularse, el impacto del granizo,…Asimismo el conjunto cubierta-junta debe ser capaz de absorber las diferentes dilataciones producidas por la temperatura, así como por la diferencia de temperaturas cuando sólo una parte de colector este cubierta de nieve.

Con objeto de aumentar el rendimiento del absorbedor, a las cubiertas se les suelen someter a tratamientos antireflectantes en la cara exterior y a tratamientos, en la interior, que refleje las radiaciones de gran longitud de onda y no impida el paso de la radiación de corta longitud.

 

Located in: Glosario Técnico

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes