Estufa de biomasa

Las estufas de biomasa son aquellas que utilizan combustibles naturales provenientes de fuentes renovables para su funcionamiento. Una fuente de energía renovable derivada de material biológico natural como puede ser la madera –leña- o distintos residuos procedentes de limpiezas forestales -pellets-

Los pellets de madera, procedentes de residuos forestales o de los excedentes de industrias madereras, huesos de aceituna, cáscaras de frutos secos, leña etc. son las fuentes de energía natural que emplean las estufas de biomasa.

El biocombustible del que se alimentan las estufas de biomasa, resulta más económico que los combustibles tradicionales (gasóleo, propano, etc...), siendo su precio, además, más estable a través del tiempo, ya que no depende de los precios que fijan otros países.

Su alto poder calorífico por unidad de peso, (alcanza las 4.200 kcal/kg) hace de la biomasa una forma de energía rentable y renovable y aporta a la caldera de biomasa unos rendimientos caloríficos que casi alcanzan el 100%. Además, su caracterización como fuente energía renovable, hace que las Administraciones subvencionen su uso.

  Pellets Astillas Residuos Agroindustriales
Tamaño típico 5 - 25 mm 5 - 60 mm 3 – 15 mm
Humedad < 15% <= 20="""" 30="""" td=""""> < 7- 15 %
PCI (kJ/kg) 17.000 – 19.000 10.000 – 16.000 16.000 – 19.000
Contenido cenizas 0,5 – 2 % 1 – 5 % 3 %

Las estufas de biomasa son apropiadas para calentar el aire de habitaciones individuales, a modo de chimenea francesa ya que la mayoría de modelos de estufas de biomasa se presentan con el ""hogar"" o el fuego a la vista, lo que las convierte además en un elemento decorativo. Muchas estufas de biomasa incorporan además un ventilador centrífugo, lo que ayuda a distribuir el aire caliente por la estancia más rápidamente.

Si lo que queremos es utilizar la biomasa como fuente de calefacción principal de la casa, la estufa debe incorporar un intercambiador de agua capaz de generar agua caliente para alimentar radiadores o suelo radiante, aunque cuando hablamos de calefactar grandes espacios como una vivienda unifamiliar, se recomienda la instalación de calderas de biomasa.

Las calderas de biomasa también se alimentan de biomasa o pellets pero tienen una mayor capacidad y potencia que las estufas de biomasa para generar agua caliente sanitaria. A modo de ejemplo, un edificio de viviendas de entre 2.000 y 2.500 m2 con unas 20 viviendas, para las condiciones ambientales de Madrid, requiere de una caldera con una potencia de 200 kW (una estufa difícilemente superará los 20KW).

 

 

Located in: Glosario Técnico

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes