Anticongelante

Una solución anticongelante, como el metanol o el etileno glicol, se utilizan como fluido termoportador en un sistema de calefacción con el fin de evitar la congelación de los circuitos.

Los líquidos termoportadores son generalmente anticongelantes a base de glicoles, o sea:

- Glicol etílico, empleado muy frecuentemente en los coches, teniendo características de transmisión de calor ventajosas. Se lo vende a menudo con contribuciones de anticorrosivos; él puede utilizarse en aparatos solares. Desgraciadamente, el glicol etílico es peligroso para la salud.

- Glicol propílico o propylèneglycol (de fórmula CH3CHOHCH2OH)
Es más costoso que el precedente, pero no es tóxico; los líquidos termoportadores con glicol propílico se recomiendan para el aparatos de agua caliente; a menudo se venden con componentes anticorrosivos (no tóxicos) como, por ejemplo, “Tycofor”.

 

La viscosidad del glicol propílico es superior (menos ventajoso) a la del glicol etílico; su capacidad térmica es inferior también ( menos ventajoso).

 

 

 

Located in: Glosario Técnico

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes

¿Quieres recibir nuestro boletín de actualidad y contenido exclusivo para tí?

Suscríbete a nuestros boletines

Y recibe en tu email toda la actualidad del sector.

Por favor, indica tu nombre

Entrada no válida

Entrada no válida

Por favor, selecciona un país

Entrada no válida

Especifica un email válido

Debes aceptar la política de privacidad

Entrada no válida

¿Quieres recibir nuestro boletín de actualidad y contenido exclusivo para tí?