Caldera atmosférica

Hay una serie de quemadores alimentados generalmente por un combustible gaseoso la cual caliente el agua.

Son las de funcionamiento más simple y también más antiguo. Este sistema calentaba el agua hasta unos 90º. Se llaman calderas atmosféricas porque para producir la combustión se coge el aire del ambiente o de la zona donde está instalada la caldera.

 

En el quemador de la caldera atmosférica, la producción del gas a baja presión suministra el aire necesario para la combustión. La parte de aire así inducida se llama aire primario, el aire secundario complementario se añade naturalmente en el hogar. Los quemadores atmosféricos equipan las calderas denominadas atmosféricas y son más silenciosos que los quemadores a aire inyectado o a gas inyectado. 

 

Las calderas atmosféricas son aquellas que para la combustión del gas toman el aire directamente del local donde se encuentran instaladas, por lo que precisan unas condiciones de ventilación muy importantes. Además de eso solo se pueden instalar si se garantiza que el tiro vertical de la salida de humos es suficientemente alto como para que los humos salgan con facilidad. Las calderas atmosféricas se ven influenciadas por las condiciones atmosféricas como el viento, la lluvia…

 

Su cámara de combustión está abierta, no se encuentra aislada. Está en contacto con el ambiente de la zona de se encuentra colocada, por lo tanto, este tipo de calderas se consideran menos convenientes que el de las calderas estancas. Según la RITE, Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios, aprobado desde el 1 de enero del 2010, está prohibida la instalación de este tipo de calderas en los nuevos edificios como en reformas de edificaciones  existentes. No significa que un usuario que tenga una caldera atmosférica deba cambiar a otro tipo de caldera estanca. Pero se recomienda que en caso de reformas o por propia voluntad se opte por una estanca. 

 

Este tipo de calderas son bastante peligrosas, generan gases de tipo CO2 en la zona donde están colocadas y al tener tiro natural es muy fácil que fallen. Tienen un rendimiento energético entorno al 70%-80%, bastante por debajo comparado con otras calderas.

Located in: Glosario Técnico

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes