Caldera estanca

La caldera estanca es una caldera gas de pequeña potencia utilizada para los alojamientos.

El término estanca procede de un conducto de humos con dos tubos concéntricos que desembocan directamente hacia el exterior horizontalmente a través de una pared o por el tejado:

El tubo número 1 introduce el aire necesario para la combustión, el tubo número 2 evacua los humos. Este tipo de caldera no requiere entrada de aire en la cocina o en el local puesto que el aire comburente es suministrado por el tubo concéntrico.

Las calderas estancas son más seguras, limpias y cómodas para el usuario, ya que la cámara de combustión está sellada, lo que impide que los gases procedentes de la combustión puedan revertir hacia el recinto donde esté instalada la caldera.

Entre las calderas estancas son especialmente recomendables las calderas de condensación, por ser las que alcanzan mayor rendimiento energético y tener unas emisiones muy bajas de NOx (óxidos de nitrógeno).

Located in: Glosario Técnico

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes