Humedad relativa

La humedad en climatización es la cantidad de partículas de agua que se encuentran en el aire.

Humedad relativa: Es la cantidad de agua que absorbe el aire respecto a la cantidad que podría absorber. Ésta cantidad dependerá de la temperatura del aire. Cuanta más alta sea la temperatura del aire mayor será la capacidad de absorción del agua.

 

Cuando el aire no es capaz de absorber más agua podemos decir que estaríamos a una humedad relativa del 100%. Para mantener el aire en la zona de confort se debe mantener entre 40 y 60% de humedad relativa. Lo que significa que de toda la capacidad que tiene el aire de absorber, con la mitad estaríamos en un confort térmico.

La sensación térmica de la humedad relativa alta puede ser muy desagradable y además puede crear graves consecuencias para el medio ambiente y la salud. Para evitar que la humedad relativa suba mucho tenemos dos opciones. Podemos utilizar un deshumidificador para quitar del aire el agua que le sobra, o bajamos la temperatura del aire acondicionado para que el aumento de la humedad relativa suba moderadamente.

 

Como bien hemos dicho antes cuanta mayor sea la temperatura, mayor será la cantidad de agua que se absorbe en el aire, por esta razón, la calefacción agravará nuestro problema de humedad. A más calefacción, más condensación. Para seguir utilizando la calefacción sin aumentar la humedad, es importante la ventilación. Permite la entrada del aire exterior renovando el aire de un lugar cerrado. Al poner la calefacción en una zona sin humedad la sensación de calor será mucho mayor. Aquí entra en juego la sensación térmica. Nos sentimos más cómodos con 10ºC de temperatura y 50% de humedad, que a 20º y humedad del 80%. Por otro lado, a la calefacción le cuesta mucho menos calentar un aire con menor contenido de humedad y gozaríamos de una temperatura mayor en menos tiempo. De ahí la importancia de elegir soluciones de climatización eficientes para tu hogar.

Located in: Glosario Técnico

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes