Armacell presenta las Declaraciones Ambientales de Producto (EPD) para sus materiales de aislamiento

Declaraciones Ambientales de Productos para aislamiento ArmacellArmacell es el primer fabricante de materiales de aislamiento técnico flexibles en presentar las Declaraciones Ambientales de Producto, basadas en un análisis del ciclo de vida (ACV) realizado por una entidad certificadora independiente. Las Declaraciones Ambientales de Productos (EPD) están adquiriendo una importancia cada vez mayor en el sector de la construcción: ofrecen un análisis transparente, independiente y reproducible del impacto medioambiental causado por productos de construcción, así como información detallada acompañada de datos y cifras fiables. 

Las EPD constituyen un “pasaporte hacia la sostenibilidad”, y crean la base para diseñar edificios sostenibles en conformidad con esquemas de certificación como LEED, BREEAM o DGNB.

Un aislamiento óptimo es clave para la eficiencia energética

El sector de la construcción es uno de los principales consumidores de materia prima y de energía a nivel mundial. Es también el mayor emisor de gases de efecto invernadero. Aproximadamente el 30% de la materia prima se emplea en la construcción y en el mantenimiento de edificios, y entre el 30 y 40% de los gases de efecto invernadero provienen de la construcción, utilización y demolición de edificios. En los países industrializados, se utiliza una importante cantidad de energía en el transporte y en la industria, y una gran parte corresponde al sector de la construcción, lo que representa aproximadamente el 40% del consumo energético en Europa. Para satisfacer la creciente demanda energética y proteger el medioambiente, es necesario seguir mejorando la eficiencia energética en el sector de la construcción. La clave está en el aislamiento. Un aislamiento técnico óptimo es la forma más fácil, rápida y rentable de aumentar la eficiencia energética.

Excelente equilibrio energético

Los materiales de aislamiento son unos de los pocos productos fabricados industrialmente que permiten ahorrar más energía durante su ciclo de vida que la que se requiere para su fabricación, lo cual los convierte en “ecológicamente valiosos” per se. Si comparamos la energía primaria empleada (identificada en el Análisis de Ciclo de Vida de Armacell), con el ahorro energético conseguido, queda patente que los materiales de aislamiento Armaflex permiten ahorrar 140 veces más energía de la que se emplea en su producción, transporte y eliminación. La energía necesaria para fabricar el aislamiento Armaflex queda amortizada en tan solo 50 días. Las Declaraciones Ambientales de Productos, certificadas por el Institut für Bauen und Umwelt e.V. (IBU), no solo citan el principal requisito energético, sino que también contienen información sobre hasta qué punto los productos contribuyen al efecto invernadero, a la lluvia ácida, a la sobre-fertilización, a la reducción de la capa de ozono y a la niebla tóxica (smog).

Transparencia y compromiso

Patrick Mathieu, consejero delegado de Armacell Group, subraya que con las Declaraciones Ambientales de Productos, “estamos creando un grado de transparencia único para nuestros productos Armaflex”. “Ofrecemos información fiable a arquitectos, especificadores y licitadores para diseñar proyectos de edificios sostenibles al mismo tiempo que hacemos que nuestros productos sean todavía más respetuosos con el medioambiente, con lo cual aumentamos nuestra ventaja competitiva”, añade Mathieu.

Más información:
 
armacell
 

 

volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes