Barcelona, la primera Smart City que servirá de ejemplo europeo

Barcelona Smart City Barcelona suma a su lista de cualidades como ciudad el título de Smart City –cuidad inteligente- liderando junto con otras dos ciudades europeas el proyecto GrowSmarter cuyo objetivo es aplicar una combinación de tecnologías para el ahorro energético, la disminución del impacto ambiental y la mejora de la calidad de vida en entornos urbanísticos.

GrowSmarter es un proyecto europeo que forma parte del Horizon 2020 (H2020), programa para la investigación y la innovación lanzado y financiado por la Unión Europea. Las ciudades escogidas para liderar este proyecto son Barcelona, Estocolmo y Colonia, que implementarán 12 soluciones, en el ámbito de la rehabilitación energética de edificios y distritos autosuficientes, integración de infraestructuras urbanas y movilidad urbana sostenible.

Estas tres ciudades europeas actuarán además como “ciudades faro”, guiando con sus actuaciones a otras cinco ciudades que seguirán su estela. Las urbes de Cork, Graz, Malta, Porto y Suceava estudiarán con lupa lo realizado en Barcelona para integrarlo en un futuro en sus territorios.

Para Barcelona, GrowSmarter es un modelo estratégico único y ambicioso. Según el impulsor del proyecto GrowSmarter en Barcelona, Javier García, “se está intentando demostrar que puede haber eficiencia energética muy superior a la que se daba hasta ahora y que pueda repercutir en el bienestar y beneficio de los ciudadanos”.

Las innovaciones que se lleven a cabo en el marco del proyecto GrowSmarter se centrarán en el llamado distrito 22, una zona de la ciudad en la que confluyen áreas residenciales, zonas industriales y edificios académicos limitando con la costa. Entre los proyectos que se están desarrollando, podemos encontrar infraestructura para la carga de vehículos eléctricos, la rehabilitación de edificios para crear zonas de consumo cero de energía, así como la instalación de redes de climatización conocidas como “district heating and cooling”.

Rehabilitación y autoconsumo energético

Una de las líneas estratégicas más importantes del proyecto barcelonés pasa por fomentar la rehabilitación energética de edificios, manzanas enteras como el ejemplo de la Illa Eficient de la que ya hablamos en Caloryfrio.com, con el objetivo de conseguir zonas de consumo energético cero.

Dentro de esta línea de actuación se englobaría el programa de “superislas”, definidas como unidades territoriales más pequeña que un barrio pero mayor que una isla o manzana de casas, con calles pacificadas donde se están haciendo actuaciones urbanísticas y medioambientales. Son vecindarios compactos y eficientes, que revierten positivamente en la vida de los barceloneses y las barcelonesas, y que son autosuficientes desde un punto de vista energético.

Barcelona es la primera ciudad europea en estipular que todos los edificios que se sometan a rehabilitación integral tendrán que utilizar energía solar para abastecer al menos el 60% de sus requerimientos en agua caliente sanitaria.

Por otra parte, la estrategia de la ciudad para promover los edificios autosuficientes llama asimismo  a reducir la demanda de consumo y minimizar las pérdidas térmicas optimizando las infraestructuras.

Según los responsables del proyecto, las acciones de rehabilitación de edificios provocarán además la creación de 1.500 empleos.

Soluciones inteligentes e Internet de las Cosas

Es complicado destacar una solución por encima de otra, aunque los desarrolladores catalanes destacan la construcción de una plataforma inteligente en el ámbito de la recolección de datos, que además de integrarse perfectamente en el apartado TIC, ofrece soluciones en el marco de open data y da servicio a multitud de aplicaciones creadas para mejorar la experiencia de los ciudadanos y visitantes como App&Town, CityBikes o SOSinfo.  

Entre otros muchos programas que podemos encontrar en la web http://smartcity.bcn.cat/es/, destaca también el Smart City Campus, que tiene la voluntad de concentrar empresas, centros tecnológicos y de innovación, universidades y otros agentes relacionados con la tecnología y la innovación urbana para promover sinergias, generar espacios de cocreación (incubadoras, laboratorios) y bancos de pruebas para soluciones urbanas.

La implantación en la ciudad del llamado Internet of Everything (IoE) o Internet de las Cosas, así como la búsqueda de nuevos modelos de negocio y las estrategias comerciales en el sector de las ciudades inteligentes, promueven y facilitan la cooperación público-privada, reforzando la competitividad empresarial y de la ciudad a nivel internacional.

Modificado por última vez enMartes, 06 Septiembre 2016 10:53
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes