Certificado BREEAM: construcción sostenible mucho más allá de la eficiencia energética

villa-moraira-certificacion-breeamEl hotel londinense Marriott fue el marco elegido para celebrar la entrega de los BREEAM Awards 2016. De nuevo, estos prestigiosos galardones de construcción sostenible, que nominan a los cinco mejores proyectos certificados el año anterior en las categorías de oficinas, industria, comercial, residencial, uso mixto, educación y salud, presentaron un elevado nivel de sostenibilidad y eficiencia energética, y contemplaron por primera vez un proyecto español – Villa Moraira -, un logro que, a pesar de no haber culminado en galardón, supone un prestigioso reconocimiento a nivel internacional.

 

En la categoría de vivienda, en la que precisamente competía Villa Moraira, ganó un proyecto centrado en la rehabilitación de un edificio industrial en Courtauld Road (Londres) que tenía como reto la creación de 15 apartamentos dotados de un alto grado de sostenibilidad. En la categoría correspondiente a oficinas de nueva construcción, el proyecto premiado fue “The Edge”, un edificio que se ha convertido, a nivel internacional, en un icono de la construcción sostenible. La sede de Coca-Cola en París, por su parte, se llevó el premio a la mejor rehabilitación, y la sede central en Holanda de la empresa ABN AMRO, el galardón a las oficinas ya existentes y “en uso”. El proyecto de origen holandés “ECOstyle Warehause” obtuvo la distinción al mejor proyecto industrial, y “The Enterprise Centre” - una incubadora de empresas universitaria - lo recibió en el apartado de Educación y Salud. Asimismo, en la categoría de edificio comercial, se eligieron dos propuestas. Mientras “Torsplan” abordaba un inmueble de nueva construcción en una antigua zona industrial de Estocolmo, “Kanyon” se centró en un edificio ya existente y “en uso” ubicado en Estambul. Finalmente, en la categoría de uso mixto, el proyecto ganador fue “Five Pancras Square”, un edificio municipal situado en el distrito londinense de Camdem.

Un mercado todavía incipiente

Para el equipo de humano de BREEAM en España, el hecho de que un proyecto como Villa Moraira haya optado a estos prestigiosos galardones es “sin duda, un sueño cumplido”, dado que “empezamos a trabajar en la adaptación de la metodología en el año 2010 y en 2015 conseguimos liderar el mercado de certificación de edificios sostenibles en España”. La nominación de Villa Moraira comporta un reconocimiento internacional a los avances en relación a un objetivo como es el de generalizar las prácticas de construcción sostenible en el sector de la edificación en España, tanto en el sector privado como público.

El órgano consultivo BREEAM España cuenta con la presencia de todas las partes implicadas en el proceso constructivo y ello, como señalan desde la organización, “nos ayuda enormemente a la hora de dar pasos en la buena dirección. Además, tenemos una relación muy cercana con nuestros asesores, que son quienes trabajan mano a mano con el cliente final y nos trasladan sus inquietudes y sugerencias de mejora”. Así, su presencia en el mercado cada vez es mayor, a pesar de que reconoce que “queda mucho camino por recorrer en un mercado que todavía es incipiente. En todo caso, tenemos la certeza de que la experiencia en Reino Unido y otros países europeos en los últimos 25 años se repetirá también en España, porque construir sostenible no tiene por qué ser más caro y los beneficios son evidentes: edificios más eficientes, más saludables para el ocupante y más respetuosos con el medioambiente”.

Esta entidad dice haberse percatado de que tras unos primeros años en que los certificados se habían centrado en grandes proyectos de oficinas y edificios comerciales de nueva construcción, cada vez reviste más fuerza la construcción sostenible en edificios ya existentes, que tienen grandes posibilidades de mejora. Y, en este sentido, apuntan a que creen “que este año será muy importante en el ámbito residencial, pues son numerosos los promotores que han participado en nuestras formaciones y nos consta que grandes actores de este sector apuestan decididamente por una vivienda sostenible que va mucho más allá de la eficiencia energética, superando requisitos en otras muchas categorías: agua, materiales, residuos, salud y bienestar, transporte, gestión, uso ecológico del suelo, contaminación e innovación”.

Doble garantía para el cliente final

BREEAM, en contraste con otros métodos de evaluación de sostenibilidad, es “el único que aúna reconocimiento internacional, con presencia en 72 países, y una adaptación local al idioma, a la normativa y a la práctica constructiva del mercado local en el que opera. Además, creemos que la participación obligatoria de nuestros asesores en el proceso de certificación, algo que no sucede en otros sellos, es una doble garantía para el cliente final”. Así, como bien apunta esta organización, en primer lugar, se garantiza la independencia del proceso, puesto que el asesor es un profesional independiente que establece su relación comercial con el cliente final en libre competencia con el resto de asesores reconocidos y, por tanto, “no hay relación económica entre quien juzga (el organismo certificador) y quién solicita ese dictamen (el cliente final)”. En segundo lugar, se baraja el hecho de que la presencia obligatoria de un asesor BREEAM constituye una garantía para finalizar el proceso con éxito y, en este sentido, destacan el hecho de que “en 5 años de presencia en España y más de 150 certificados emitidos, sólo hay un proyecto en riesgo de no finalizar el proceso de certificación”.

Así, proyectar un edificio con criterios BREEAM de construcción sostenible puede estar al alcance de cualquier profesional “de forma gratuita”. Los manuales técnicos pueden descargarse libremente desde la web; periódicamente se organizan sesiones web gratuitas de 45 minutos, en las que se explica cómo funciona la metodología y se responde a las preguntas de todos los asistentes, y recientemente también se han lanzado unos cursos de iniciación de duración y coste reducido “para fomentar el conocimiento de nuestra escala de construcción sostenible entre los profesionales. Si posteriormente se opta por certificar el edificio, ello “permite un reconocimiento ante terceros de los compromisos asumidos por el promotor y a BREEAM le permite continuar su labor de investigación y mejora de la metodología. Pero es importante insistir en que construir sostenible es construir bien, con mayor calidad, durabilidad y un menor coste de mantenimiento e impacto ambiental. Después, conseguir el certificado es un elemento diferencial cada vez más valorado por los clientes”.

Proyecto “Villa Moraira”

La vivienda unifamiliar Villa Moraira, ubicada en el municipio alicantino de Teulada, ha sido promovida por Dicam Casas Bioclimáticas y cuenta con un certificado BREEAM Excelente en Fase de Diseño, gracias al trabajo de la asesora Susana López Crous, de Alconor. El proyecto, que comenzó a construirse a mediados de 2014, fue concebido desde un primer momento como un paradigma de la arquitectura sostenible, dado que los clientes demandaban un esfuerzo por construir con criterios ecológicos y sostenibles y, además, que éste fuera acreditado de forma objetiva por una tercera parte independiente. Se trata de 338 metros cuadrados de superficie construida repartidos en sótano, planta baja y planta primera, a los que hay que sumar 54 m2 de las dos terrazas cubiertas y otros 89 m2 de pérgolas, así como 821 m2 de parcela con un jardín que no precisa riego. El resultado es una vivienda de calidad y altísimos niveles de salud, confort y bienestar para sus ocupantes y de eficiencia energética y respeto ambiental durante toda la vida del inmueble.
 

 
Modificado por última vez enMiércoles, 23 Marzo 2016 11:29
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes