Control total de la vivienda sin cables y desde Internet con TaHoma de Somfy

Control domótico de la vivienda desde una tablet Una de las soluciones más innovadoras de Somfy se trata del sistema TaHoma que permite un control total de la vivienda desde cualquier dispositivo móvil conectado a Internet desde cualquier lugar del mundo. Se trata de un novedoso sistema domótico sin cables, que se controla por radiofrecuencia y que ayuda a mejorar la eficiencia energética del hogar.

La mayor novedad quizá está en el feedback que se recibe del sistema. TaHoma confirma al usuario todas las acciones que se hagan. Si cierras una persiana a distancia, te devuelvo una señal al móvil que te confirma que la persiana está bien cerrada o que hay algún problema porque no se puede cerrar. Es un sistema adicional de seguridad para la vivienda.

Otra novedad es que es modular. Se puede ir haciendo a plazos donde el propietario escoge en cada momento lo que quiere controlar. También permite la personalización de la vivienda. TaHoma reconoce los nuevos elementos y los incluye en la gestión de la casa.

Desde Somfy lo tienen claro: El futuro pasa por hacer posibles las cosas desde el móvil que siempre llevamos encima. La futura interacción entre usuario y vivienda se realiza mediante el smartphone utilizando las diferentes aplicaciones y sistemas. La nueva generación de móviles permite interactuar en un sistema global denominado “Internet o Things” (IoT). Es un nuevo concepto para controlar desde la nube (iCloud)y  con un único móvil todo lo que esté conectado. Pasaremos de la conexión bidireccional (móvil – vivienda) a la conexión en red (móvil - vivienda – coche – trabajo – etc.)

Solución flexible para cada vivienda

Son los sistemas los que se tienen que adaptar a las nuevas necesidades del hogar dando una solución flexible para cada casa, ya que no todas tienen las mismas necesidades. Con TaHoma cada residencia puede personalizar qué quiere controlar y gestionar. Por ejemplo, el usuario escoge control de persiana y luces y dos años más tarde incorpora una puerta de garaje y un toldo. Los dos nuevos elementos se pueden añadir al sistema, ya que no tiene cables para la gestión (la conexión es vis radiofrecuencia). Con esta característica el sistema es más flexible y modular”, expone el arquitecto.

La domótica es un sistema “más rápido de control de todos los elementos (toldos, persianas, luces, calefacción, etc) debido a que debe estar cableado para poder gestionarlo. Hay elementos que no sabemos si los vamos a gestionar en el futuro, pero como es obligatorio cablearlo, hay que hacerlo por si acaso. TaHoma le otorga al usuario flexibilidad (no es necesario cablear la gestión) y que no tenga que integrarlo todo desde el principio y pueda hacerlo progresivamente a medida que lo necesite. Evita el gasto inicial de equipos y cableado por la vivienda”.

El principal reto que Somfy se ha planteado es la sencillez. Con una app desde el móvil se puede controlar y gestionar la casa. El mando distancia del teléfono, con soluciones intuitivas y fáciles en el manejo de la vivienda y edificios”.

Eficiencia energética y amortización en cuatro años

Otra cuestión importante es la eficiencia energética. El ahorro de una misma vivienda depende de cuatro factores: uso, orientación, zona climática y sistema constructivo. El consumo anual medio de una vivienda es en 20 €/m2,calcula la compañía. Para saber la amortización, es necesario saber los costes. Somfy estima que controlar las persianas, con sensor y mandos cuesta 13 €/m2 de planta de vivienda. En una residencia estándar de 100 m² costaría 1300 €. Si el ahorro de aire acondicionado y calefacción está en unos 300 € al año la amortización es de unos cuatro años. Las persianas se mueven solas para conseguir la temperatura ideal controlada con el sensor interior que reduce los consumos de Aire Acondicionado en verano pero aprovechando la energía del sol en invierno. Los sensores son los equipos que aumentan el ahorro e incrementan la eficiencia energética de la vivienda”,

TaHoma ha sido presentado como novedad en Construmat en mayo de 2015. Es un sistema que se ha sido implantado en Francia, Alemania o Reino Unido desde hace más de cinco años y llega a España con una garantía de éxito en su funcionamiento y servicio incluido”.

Aun así, quedan ciertos retos por superar. Para conseguir que los sistema de control y gestión de las viviendas pueden implementarse en el mundo de la construcción es necesario que sus tres actores principales estén coordinados: Administración, técnicos y empresas.

“La  Administración aporta la legislación y normas para impulsar los proyectos donde se regule cómo implementar los sistemas de gestión en los nuevos edificios y viviendas. Los técnicos con las necesidades de los clientes se diseñan los nuevos edificios de consumo casi nulo donde se incorporan las innovaciones en los sistemas de control. Las empresas aportan I+D+i con la innovación en los nuevos sistemas de control, como Somfy TaHoma, para poder mejorar cada día y avanzar en el mundo de la construcción con nuevas soluciones”.

Esto es un círculo que se retroalimenta y avanza, “pero es necesario que las tres partes estén implicadas y coordinadas para dar respuesta a las necesidades de la sociedad. Como empresa hemos de pensar en conjunto y no en individual. Deberíamos utilizar el gran angular de la cámara de fotos y no el zoom con el que solo vemos nuestra parcela de negocio. Las empresas han de buscar alianzas para dar una respuesta global a un cliente cada vez más exigente mercado de la rehabilitación energética”.

Más información:

Somfy logo

www.somfy.es

Modificado por última vez enLunes, 16 Noviembre 2015 13:57
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes