El Día Mundial de la Eficiencia Energética llega este año precedido por la transposición parcial de la Directiva Europea 2012/27/UE

dia-mundial-eficiencia-energetica

Cada 5 de marzo se conmemora el Día Mundial de la Eficiencia Energética, una iniciativa surgida en Austria en el año 1998 y que con carácter anual pretende concienciarnos de la importancia de hacer un uso racional de la energía y sentar así las bases para poner freno al cambio climático y la pobreza energética. Solo así, conseguiremos una forma de vida y unas ciudades más sostenibles.

La eficiencia energética consiste en optimizar los recursos energéticos para conseguir el máximo rendimiento consumiendo la menor cantidad de energía posible. En este sentido, son varios los países que han puesto en marcha iniciativas encaminadas a la promoción de diversos programas para la mejora de la eficiencia energética en sectores como la construcción, el transporte o la industria.

Este año, el Día Mundial de la Eficiencia Energética llega precedido por la aprobación del Real Decreto que transpone la Directiva de Eficiencia Energética 2012/ 27/ UE en relación a las auditorías energéticas, promoción de la eficiencia del suministro de energía y acreditación de auditores y proveedores de servicios energéticos.

La transposición de esta normativa, esperada durante mucho tiempo, contribuirá sin duda al impulso de diversas actuaciones que contribuyan al ahorro y la eficiencia de la energía primaria consumida, así como a optimizar la demanda energética de las instalaciones, equipos o sistemas consumidores de energía, además de fijar la obligatoriedad de formar y reconocer a los profesionales competentes y fiables a fin de asegurar su aplicación efectiva.

Pero, ¿Existen otras iniciativas, además de las puramente normativas, encaminadas a la mejora de nuestra eficiencia energética?

Iniciativas en favor de la eficiencia energética

En España, existen diversas iniciativas de carácter tanto público como privado destinadas a impulsar el desarrollo de propuestas en favor de la eficiencia energética. Una de estas iniciativas, promovida por el Ministerio de Economía y Competitividad es la Plataforma Tecnológica Española de Eficiencia Energética, una institución integrada por Universidades, Centros Tecnológicos, grandes empresas y pymes, emprendedores, plataformas y asociaciones, que se creó con el objetivo de innovar en el ámbito de la tecnología, generando nuevas soluciones a través del impulso a la investigación y el desarrollo de nuevas técnicas, productos y servicios que contribuyan a la reducción de la demanda energética gracias a su eficiencia energética.

Los objetivos principales de la Plataforma Tecnológica Española de la Eficiencia Energética son:

  • Favorecer la colaboración entre los sectores público, industrial y científico para fomentar el I+D+i en eficiencia energética.
  • Recomendar propuestas de acciones a los diversos sectores en el campo de la I+D+i para promover la eficiencia energética.
  • Favorecer el aprovechamiento óptimo de recursos evitando duplicidades y favoreciendo las sinergias.
  • Colaborar con el desarrollo e impulsar nuevos estándares en la eficiencia energética
  • Promover la tecnología española en eficiencia energética en los foros que corresponda.
  • Analizar la situación actual y definir estrategias de futuro.
  • Actuar como distribuidor del conocimiento y la información a los sectores implicados.
  • Elaborar recomendaciones para la estrategia de formación de profesionales en la I+D+i.
  • Colaborar con las instituciones públicas en la definición de planes y estrategias nacionales de I+D+i.
  • Aumentar las oportunidades para las empresas e instituciones de I+D españolas en proyectos internacionales I+D+i en eficiencia energética.

Así, una de las iniciativas vigentes se refiere al Programa de Ayudas para actuaciones de eficiencia energética en PYME y Gran Empresa del sector industrial.

El objetivo de este programa de ayudas es incentivar y promover la realización de actuaciones en el sector industrial que reduzcan las emisiones de CO2, mediante la mejora de la eficiencia energética, contribuyendo a alcanzar con ello los objetivos de reducción del consumo de energía final que fija la Directiva 2012/27/UE.

En relación a este tema, el prestigioso consultor energético Javier García Breva publicó recientemente un artículo titulado “Gestión energética para una industria competitiva” en el que afirma que la vía para la recuperación de la industria está directamente relacionada con el cambio en el uso de la energía. Además en su exposición, García Breva explica que los dos tipos de actuaciones que se subvencionan, con ayudas directas del 30% de la inversión elegible, son la sustitución de equipos o instalaciones por otros que utilicen tecnologías de alta eficiencia y la implantación de sistemas de gestión energética a nivel de medición de consumos, regulación y control de procesos, sistemas informáticos para reducir consumos o costes energéticos y disponer de información en tiempo real.

Plataforma “Empresas por la eficiencia energética”

Otro de los proyectos en el ámbito de la eficiencia de nuestro país es la Plataforma “Empresas por la eficiencia energética”, una iniciativa promovida por grandes empresas privadas referentes en su sector, a través de la cual se constituyen como referente en España en eficiencia energética y reducción de la huella de carbono mediante el compromiso del desarrollo de propuestas de valor orientadas a la eficiencia energética para la sociedad en general.

Esta Plataforma, constituida en el año 2011, ha emitido recientemente un comunicado en el que hace un balance francamente positivo de sus primeros cuatro años de andadura consiguiendo reducir las emisiones de CO2 en más de 3 millones de toneladas, equivalentes a las emisiones de más de 1.500.000 familias medias españolas al año.

También son varias las empresas que con motivo del Día Mundial de la Eficiencia Energética, y a nivel individual, deciden poner en marcha campañas específicas para concienciar tanto a la industria como a los ciudadanos de la necesidad de realizar un uso racional de la energía.

Parece que por fin, la sociedad en general se está concienciando acerca de la necesidad de un cambio en nuestros hábitos de consumo energético, un camino que se presenta complejo pero necesario. Como afirma Javier García Breva “La eficiencia energética coloca al consumidor en el centro del sistema para que sea él quien decida cómo utilizar la energía. Es el principal cambio de un modelo energético descentralizado.

Así, cualquier compromiso de reducción de CO2 va a depender de que la eficiencia energética sea el primer objetivo de la política energética.

Fuentes: Oficina Javier García Breva, Plataforma Tecnológica Española de Eficiencia Energética, Empresas por la Eficiencia Energética
 

Modificado por última vez enMiércoles, 09 Marzo 2016 10:07
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes