Mejora de la eficiencia energética en el hotel Barceló Emperatriz

Hotel Barceló EmperatrizDurante la pasada feria de Climatización & Refrigeración, el Foro C&R acogió una serie de jornadas en las que se abordaron diversos casos prácticos sobre cuestiones como las soluciones innovadoras para la climatización y eficiencia energética en el sector hotelero.

Así, el proyecto de la mejora de la eficiencia en el hotel Barceló Emperatriz de Madrid, realizado y explicado por Daikin, fue uno de los casos prácticos allí presentados.

El proyecto

En el sector hotelero los costes energéticos representan entre el 5% y el 10% de los costes totales de explotación de los establecimientos aunque puede sufrir variaciones en función de las características y las instalaciones del complejo, pudiendo alcanzar hasta un 25% en el caso de hoteles con piscina climatizada, SPA o cocina.

Ante este panorama se hace imprescindible la búsqueda e implantación de sistemas eficientes capaces de cubrir las necesidades de las distintas partes implicadas asegurando en todo momento el mayor confort de los huéspedes.

Con este objetivo, reducir el consumo energético y mejorar el confort, el hotel Barceló Emperatriz de Madrid ha puesto en marcha recientemente un plan de eficiencia energética con el que pretende conseguir un ahorro de hasta un 20% en agua, un 70% en gas y un 25% en consumo eléctrico.

El hotel Barceló Emperatriz está situado en pleno barrio de Salamanca, junto al Paseo de la Castellana y la calle Serrano. Cuenta entre sus instalaciones con 146 habitaciones, 2 salas de reuniones, gimnasio y un restaurante.

El plan de eficiencia energética del hotel demandaba una solución de climatización independiente por planta, con alta eficiencia energética para permitir reducir los consumos energéticos según el plan acordado y silencioso en su funcionamiento para evitar molestias durante la operación en horario nocturno sobre todo para permitir el descanso de los usuarios de las habitaciones.

Además debía ser capaz de garantizar el confort de los clientes en cuestión de rapidez a la hora de climatizar las habitaciones de este exclusivo hotel.

Se analizaron sistemas de agua y expansión directa y se escogió un sistema de recuperación de calor por conseguir satisfacer las necesidades anteriormente descritas además de utilizar diámetros de tubería menores que los sistemas de agua.

En este caso, al ser una reforma, era complicado atravesar algunas zonas del hotel por lo que el tamaño de las tuberías fue uno de los condicionantes que se encontraron a la hora de poder ejecutar el proyecto.

Con todo ello, se decidió abastecer el edificio de frío, calor y agua caliente sanitaria mediante sistemas VRV (sistemas de caudal de refrigerante variable).

En concreto, para este proyecto, se ha instalado un sistema VRV IV de Recuperación de Calor compuesto por 16 unidades exteriores, 167 unidades interiores de conductos de altura reducida, además se ha incluido para la producción de ACS mediante 8 unidades capaces de producir agua hasta 80ºC.

Necesidades y propuesta para producción de ACS

Para el estudio de las necesidades de producción de ACS del hotel Emperatriz se realizó una estimación del consumo según lo establecido en el CTE HE-4 Art.4.1 para hoteles de 5 estrellas (69 litros/día*persona a 60ºC) lo que supondría un consumo total estimado de 12.972 litros/día.

Con estos datos, El CTE HE-4 Art.2.2.1determina que para una demanda total de ACS mayor a 10.000 l/d en una zona climática IV se debe cubrir como mínimo un 70% de la demanda de ACS.

Con estas premisas las necesidades energéticas son las siguientes:

Necesidades energéticas hotel Barceló Emperatriz
 

El sistema VRV para ACS aúna los altos COPs propios de una bomba de calor 4,27, así como la recuperación de calor cuando las unidades de climatización trabajan en modo refrigeración condensando el calor sobrante sobre el módulo hidrónico,
transfiriendo el calor de las estancias al sistema de ACS.

En estas circunstancias (verano), el rendimiento del sistema supera ampliamente el nominal de 4,27.

En este caso, se planteó una instalación con una potencia aproximada instalada de 621,6kW (2 unidades de 56kW, 1 unidad de 45 kW, 2 unidades de 33,5kW, 3 unidades de 28kW y 14 unidades de 22,4kW).

Monitorización de consumos

Una vez superado el reto inicial de elegir el sistema más eficiente de climatización con la elección de VRV IV Recuperación de Calor, el siguiente compromiso era el de asegurarse que el sistema funcionara en todo momento con las especificaciones correctas y garantizara eficiencia óptima a largo del ciclo de vida de los equipos. Para ello, la instalación fue dotada de un Sistema de Gestión central por ordenador, conectado al sistema de control de los servicios de monitorización/telemantenimiento, lo que permite garantizar una continuidad total de la actividad del hotel.

Además mediante una herramienta inteligente de visualización de la energía, se mejora la gestión del complejo hotelero salvaguardando el funcionamiento óptimo del sistema de aire acondicionado durante toda su vida.

El uso de estas herramientas también permite comparar el consumo con respecto al sistema anterior y a día de hoy, y tras un año de monitorización se ha podido verificar un ahorro energética del 40% mejorando las expectativas.

Además, no hay que olvidar que esta supervisión permite detectar cualquier alteración y minimiza el riesgo de averías inesperadas gracias al uso de algoritmos de predicción que comprueban los datos de funcionamiento 24 horas al día, 7 días a la semana.

Ante cualquier alarma, el gestor de servicio recibe una notificación de forma inmediata con toda la información necesaria para dar una rápida respuesta al hotel.

Descarga de la ponencia completa: “Mejora de la eficiencia energética en el sector hotelero. Caso práctico: Hotel Emperatriz de Madrid”:


 

 
Modificado por última vez enJueves, 10 Agosto 2017 10:40
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes