Premios 3 Diamantes: eficiencia, diseño e innovación

ganadores-premios-tres-diamantesEn su segunda edición, una buena parte de los Premios 3 Diamantes, otorgados por la empresa Mitsubishi Electric, han recaído en proyectos desarrollados en Cataluña y, en concreto, en la ciudad de Barcelona: el Premio 3 Diamantes ha sido para la Sede Corporativa Abertis; el finalista plata ha recaído en el Edificio de Servicios de la Marina Port Vell, y el Premio a la Eficiencia ha distinguido al Hotel Àmbit. Todos ellos han destacado por haber combinado con éxito eficiencia, diseño e innovación.

 

El Premio 3 Diamantes ha sido adjudicado a la compañía de servicios de ingeniería y consultoría especializada en construcciones e instalaciones Grup TBA por su proyecto en la Sede Corporativa de Abertis. Un edificio que desde un buen principio estaba destinado a acabar siendo un referente en cuanto a consumos energéticos, tal y como comenta el ingeniero Francesc Montolio: “Uno de los puntos clave era la obtención del certificado Leed Oro, el objetivo final era garantizar una reducción considerable en los Opex del edificio a lo largo de toda su fase de explotación”. Gracias a las medidas implementadas, y aun contando con una letra B de certificado energético antes de empezar la reforma, este inmueble ahorra un 39% de energía primaria respecto a su situación original. Con respecto a lo que sería su edificio equivalente de referencia, estos ahorros alcanzan un 64%. En cualquier caso, rubrica este ingeniero, “los ahorros reales que se están obteniendo en Opex son del 23% respecto a la situación de partida”.

Este proyecto tenía que abordar una reforma integral y, al ser un edificio ya construido, como primer paso, “se sustituyó el muro cortina existente por uno nuevo, de muy altas prestaciones, que nos permitiese además dotar al edificio de una imagen más actual y acorde a las necesidades del usuario. Toda la carpintería utilizada se diseñó con rotura de puente térmico y se optó por la incorporación de un vidrio 10+16+ (5+5), templado y cámara de argón”. El vidrio incorpora una lámina acústica para garantizar el confort interior de los usuarios. En el apartado de instalaciones también se optó por su sustitución integral, de manera que a nivel de climatización se procedió a diseñar una instalación de VRV con recuperación a calor  “que nos posibilita obtener un magnífico rendimiento energético, ya que la orientación del edificio, nos permite recuperar gran cantidad de calor entre las fachadas norte y sur, las cuales además son las principales tanto a nivel arquitectónico como de ubicación de los puestos de trabajos”. Las unidades de tratamiento de aire funcionan mediante niveles medidos de CO2 y disponen de baterías de expansión directa.

Para el sistema de ACS se ha empleado un sistema aerotérmico de alto rendimiento. Además, el edificio dispone de una instalación fotovoltaica de 48 m2 que cubre gran parte del consumo valle. En cuanto a iluminación, todos los sistemas utilizados son de alto rendimiento - LED en su mayoría – y su regulación es total, mediante un sistema 1 a 10V que, en función de la luminancia y los sensores de presencia, regula el sistema y las escenas incorporadas al mismo. El edificio dispone de un aprovechamiento del 100% de las aguas grises y está dotado de un sistema BMS para su gestión integral.

Innovación desde el diseño

El finalista plata ha recaído en el Edificio de Servicios de la Marina Port Vell. Un equipamiento de Servicios Portuarios de la Marina al que se ha envuelto bajo una celosía de hormigón blanco que, como nos explica Sergi Carulla, de Scob Arquitectura i Paisatge, “ha sido especialmente concebida para este proyecto”. Esta piel ofrece protección frente a la radiación solar, los vientos dominantes y el ambiento salino. La celosía reduce los consumos energéticos del edificio y, a la vez, construye y es la imagen del edificio y, de hecho, “entendimos que la filosofía de los Premios Tres Diamantes era ésta, apostar por una solución innovadora, que desde el diseño mejorara la eficiencia de la construcción”. Este proyecto se ha materializado en colaboración con la empresa de ingeniería Implanta, en lo que se refiere a las instalaciones que tienen que ver con eficiencia energética, por las que ha sido reconocido.

El Premio a la Eficiencia fue para el Hotel Àmbit. Un proyecto centrado en un hotel de 4 estrellas ubicado en el barrio de l’Eixample de la ciudad de Barcelona, cerca de céntrica Plaza de Catalunya. El edificio, de 7 plantas, está integrado por 42 habitaciones; la recepción, en la planta baja, y un restaurante con comedor, en la planta primera, destinado a los clientes. Según expone Marc Corominas, cofundador del estudio de ingeniería Ecoinstec, “para la climatización del edificio quisimos ante todo realizar una solución óptima a sus necesidades, y con las problemáticas que teníamos elegimos el sistema VRF con unidades de recuperación de calor de, ya que además de podernos ajustar al máximo a la demanda térmica del edificio, obteníamos una alternativa a la implantación de placas solares”. Así, se llevó a cabo una instalación de 3 unidades VRF con recuperación, más 3 unidades interiores PWFY, de 12,5 kW cada una, y de esta forma se cubría entre un 70 y un 80% de la demanda de agua caliente sanitaria (ACS) necesaria.

Tal y como plantea Ecoinstec, “con la solución escogida, nos adaptamos perfectamente a la demanda de climatización y generamos prácticamente gratis toda el agua caliente sanitaria del edificio. Es una solución rápida y fácil de ejecutar en obra, en comparación con otras, y fuimos los primeros en Barcelona en implantar este sistema en un hotel, evitando así la instalación de placas solares”.

Una forma de entender la arquitectura

Pero, ¿qué supone para una ingeniería o un despacho de arquitectos el hecho de ser distinguidos con un galardón de esta naturaleza?

Bajo el punto de vista de Grup TBA “es un orgullo y una inyección de energía y moral para seguir haciendo las cosas bien hechas”, puesto que reconoce la labor de “todos los participantes en el proyecto, tanto del equipo técnico como del usuario y la propiedad del edificio. A nosotros nos gusta decir que más de la mitad del premio les pertenece porque son los grandes responsables del resultado final, puesto que nos han demostrado su confianza y nos han dejado trabajar con libertad”. Scob Arquitectura i Paisatge, por su parte, destaca “el reconocimiento de una gran compañía y de un jurado especializado a una forma de entender la arquitectura donde el diseño y los aspectos que aportan confort no están disociados” y señala que “desde la revisión de soluciones constructivas tradicionales y la incorporación de medios pasivos combinados con los mecánicos, pueden conferirse mejores condiciones climáticas y reducción de consumos energéticos”. Asimismo, para Ecoinstec el galardón significa “una gran recompensa al esfuerzo y dedicación en nuestro trabajo”, sobre todo teniendo en cuenta que “somos una ingeniería joven. Tenemos una gran devoción en nuestro trabajo y siempre buscamos la innovación y perfección en nuestros proyectos”.

Finalmente, como reconoce Grup TBA, “la obtención del premio nos ha dado visibilidad pública, puesto que el nivel de todos los proyectos finalistas era muy elevado y todos ellos revestían una cierta singularidad” y, en este sentido, quieren pensar que “el punto diferencial de nuestro proyecto, además de los resultados numéricos, es la correcta coordinación entre el diseño arquitectónico y el diseño de instalaciones”.
 

volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes