Eficiencia energética en el hogar

Eficiencia energética en el hogar

Los desafíos a los que se enfr...

URSA SECO, un nuevo sistema para garantizar la estanqueidad de un inmueble

URSA SECO, un nuevo sistema para garantizar la estanqueidad …

URSA lanza su nuevo sistema URSA SECO...

Prev Next

Passivhaus España: ejemplos de casas pasivas con consumo casi nulo

Ejemplos passivhaus EspañaLos edificios son responsables de alrededor del 40% del total de la energía que consumimos y, por tanto, de la contaminación que este consumo genera. De hecho, la última Directiva 2018/844 del Parlamento Europeo y del Consejo de 30 de mayo de 2018 por la que se modifica la Directiva 2010/31/UE relativa a la eficiencia energética de los edificios y la Directiva 2012/27/UE relativa a la eficiencia energética recoge el compromiso de la UE de establecer un sistema energético, sostenible, competitivo y descarbonizado de aquí a 2050.

Para alcanzar ese objetivo, dicta la misma normativa que los Estados miembros y los inversores necesitarán medidas destinadas a alcanzar el objetivo a largo plazo de emisiones de gases de efecto invernadero y a descarbonizar el parque inmobiliario.

El estándar Passivhaus, basado en la construcción de edificios energéticamente eficientes, se considera hoy en día uno de los certificados más exigentes en eficiencia energética a nivel internacional. Una casa pasiva ofrece un elevado confort a los usuarios con un consumo de energía muy bajo ya que se consigue una reducción de un 75% de las necesidades en calefacción y refrigeración.

Su diseño y ejecución se estructura en torno a cinco principios básicos: excelente aislamiento térmico; ventajas y puertas de altas prestaciones; ausencia de puentes térmicos; hermeticidad al aire; y ventilación mecánica con recuperación de calor.

En España, la introducción del estándar Passivhaus en la edificación se va afianzando y, en los últimos años, se han llevado a cabo varios proyectos, tanto de obra nueva como de rehabilitación, singulares y significativos, tanto por sus características como por su complejidad.

En este artículo, realizamos un repaso por alguno de los ejemplos de construcciones Passivhaus en España, ejecutadas en nuestro país en los últimos años, ejemplo de lo que debe ser un edificio de consumo casi nulo.

Torre Bolueta, el Passivhaus más alto del mundo

La Torre Bolueta, denominada así por estar ubicada en un barrio del mismo nombre en Bilbao, es el edificio residencial Passivhaus más alto del mundo por delante de la torre Cornell Residential de Nueva York.

El edificio consta de 361 viviendas de protección oficial y sociales promovidas por Visesa, sociedad pública de vivienda del Gobierno Vasco, construido por Construcciones Sukia y bajo la dirección técnica y proyecto de VArquitectos.

Su altura es de 88 metros y 28 plantas, y destaca por una demanda de calefacción por debajo de 15kWh/m2 año y una carga de calefacción menor de 10W/m2, parámetros obligatorios para obtener el certificado Passivhaus. Con estos niveles de consumo en calefacción, las nuevas viviendas de la Torre Bolueta consiguen un 75% más de ahorro energético con respecto a las viviendas equipadas con sistemas convencionales.

Además de la hermeticidad, factor clave en todo el proceso de construcción, la aplicación de técnicas de aislamiento, puentes térmicos, carpinterías, los acristalamientos de altas prestaciones y el sistema de ventilación con recuperación de calor han logrado que este rascacielos de 28 plantas se convierta en la edificación más eficiente y sostenible de la capital vizcaína.

El Garrofer, rehabilitación energética de una escuela en Viladecans

El proyecto de la rehabilitación energética de la escuela pública “El Garrofer” en Viladecans (Barcelona) destaca por ser la primera rehabilitación energética so de una escuela pública.

La escuela se construyó en 1974 y, en 2015, tras un estudio del Àrea Metropolitana de Barcelona, se detectó la alta demanda de calefacción y sus deficiencias en aislamiento. La escuela, de titularidad pública, cuenta con el diseño del proyecto a cargo del despacho de arquitectos EnergieHaus y la arquitecta Berta Pujol en el que destaca lo ajustado del presupuesto de ejecución de aproximadamente 265€/m2 (fase proyecto sin el IVA).

Los tres ejes fundamentales de este proyecto son los aislamientos, aplicando en la mayor parte de la fachada del edificio el Sistema de Aislamiento Térmico Exterior (SATE) e incorporando lamas de protección solar en las dos fachadas más expuestas al sol; la ventilación; con un sistema de ventilación mecánica controlada de doble flujo que permitirá renovar el aire del interior del edificio adaptándolo a la temperatura de confort, y que mejorará la calidad del aire y favorecerá una temperatura que requiera una baja demanda energética; y la iluminación, sustituyendo por luces leds todos los puntos de iluminación para reducir el consumo energético e incorporando screens adicionales que permitan regular la luz natural en las aulas.

Las medidas descritas conseguirán un ahorro de la factura energética de aproximadamente el 50% respecto a los gastos actuales, y además proporcionar a sus usuarios un muy alto confort térmico y acústico, muy deficientes en la actualidad.

Can Tanca, arquitectura bioclimática con certificado Passivahaus

Can Tanca es una vivienda unifamiliar aislada ubicada en Ibiza, construida a partir de una estructura de madera y un acabado exterior con un revoque de cal acorde a la arquitectura ibicenca. La vivienda que además de autoabastecerse de electricidad también se encuentra desconectada de la red de agua. Can Tanca fue la primera edificación con Certificado Passivhaus Premium en España.

A través de un diseño bioclimático optimizado maximizando las ganancias solares durante el invierno, el alto nivel de aislamiento, la reducción de las infiltraciones y el sistema de ventilación controlado con recuperación de calor, se garantiza el máximo confort interior con un mínimo consumo energético.
De cara a garantizar el suministro de electricidad ininterrumpido, la vivienda que cuenta con una serie de generadores fotovoltaicos en su cubierta, dispone de un sistema de acumulación capaz de abastecer a la vivienda incluso en los días poco soleados.


Además, Can Tanca también está dotada de tecnología inteligente para automatizar y regular el gasto energético en función de las necesidades de cada momento. Adicionalmente, la vivienda carece de conexiones, o pozo de agua, y se autoabastece de agua mediante un sistema de recogida y tratamiento de aguas pluviales.

Can Tanca, aspira a convertirse en el primer edificio en el mundo que aúne la máxima clasificación Passivhaus y BREEAM®

Proyecto Tierra, casa unifamiliar construida con tierra

Construida en 2014, es la primera vivienda unifamiliar aislada certificada a nivel internacional Passivhaus Premium construida con tierra.

Como indica el nombre del proyecto, la singularidad de esta edificación reside en el material, ya que es la tierra (Bloque BTC – bloque de tierra comprimida-) la que le confiere a la envolvente y estructura un especial protagonismo, por su acabado interior cálido y natural, su magnífico comportamiento en la regulación de la humedad ambiente, así como por su gran inercia térmica.

La máxima complicación del proyecto fue la del diseño de las instalaciones debido principalmente a la naturaleza constructiva del edificio y el estricto control de los puentes térmicos y la hermeticidad. Además, la ausencia de falsos techos en la edificación, dificultó aún más la ejecución de las instalaciones al no tener posibilidad de empotrar las instalaciones en la cara interior del edificio.

También la unión de las ventanas al muro de BTC visto constituyo otra de las complejidades en la ejecución de la obra con un resultado final asombroso.

La casa no requiere de un sistema de calefacción ni refrigeración; dispone de un sistema de ventilación, un sistema domótico que controla la protección solar, un sistema de energía solar térmica para ACS y una bomba de calor de muy alta eficiencia y de solo 3kw para apoyo de calefacción y la solar fotovoltaica.

Básicamente, la vivienda se calienta con el sol evitando a través de un sistema pasivo, un sobrecalentamiento durante los meses de verano. Y todo gracias a un aislamiento de las paredes con un grueso de 18 centímetros, compuesto por madera de alcornoque y lana de oveja, entre otros materiales respetuosos con el entorno.

La temperatura de la vivienda se mantiene normalmente en 22 grados, sin ningún tipo de aparato acondicionado, habiendo alcanzado un mínimo de 18 grados y a un máximo de 26. Sin duda, el Proyecto Tierra aúna los principales conceptos del estándar Passivhaus y la arquitectura bioclimática.

Larixhaus, primera casa pasiva prefabricada de paja

Larixhaus es la primera casa pasiva prefabricada de paja de la Península Ibérica.

Se trata de una vivienda distribuida en dos plantas, ubicada en la localidad de Collsuspina, a 70 km al norte de Barcelona. La vivienda construida con una estructura y fachada en madera certificada, garantiza la calidad del aire interior usando materiales no-tóxicos, naturales y renovables, junto con un sistema de ventilación mecánica de doble flujo con recuperación de calor.

A través de un diseño bioclimático optimizado, con aislamiento de paja, la reducción de las infiltraciones de aire y las ventanas de triple capa, la Larixhaus tiene una demanda por calefacción calculada según la herramienta PHPP de 15 kWh/m2.a, aproximadamente un 80% menos que una construcción convencional según la normativa actual del CTE. El confort en verano se alcanza con un cálculo cuidadoso del área de superficie de los huecos y una ventilación natural nocturna.

Rehabilitación y Ampliación del Palacio de Congresos Europa

La rehabilitación y ampliación del Palacio de Congresos Europa en Vitoria-Gasteiz también ha recibido la certificación Passivhaus gracias a una reforma eco-arquitectónica que ya es icono de arquitectura sostenible.

Los valores actuales son de un ahorro por encima del 50% en el conjunto del edificio, respecto al construido como original en 1989. El confort ha mejorado y el comportamiento de los espacios son estables, gracias a las condiciones de aislamiento y control de infiltraciones.

Utiliza para ello placas solares, combustible de biomasa, sistemas de control de los niveles de CO2, temperatura y humedad, captador solar y de luz natural, aislamiento térmico de 25 cm en fachada, 26 cm en cubierta y 15 cm en planta baja. El edificio dispone de un sistema de ventilación con recuperador de calor de altísimo rendimiento, y una hermeticidad al paso de aire muy elevada. Todo ello, junto a la instalación fotovoltaica en cubierta aproxima esta edificación a la exposición de energía de cero emisiones.

Fuentes: Plataforma PEP - Energiehaus Arquitectos
 

Modificado por última vez enMartes, 09 Octubre 2018 11:28
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes