La rehabilitación de edificios genera 18 puestos de trabajo por cada millón de euros invertido

rehabilitacion-edificios-madridLa Asociación ACI, Asociación Española de Empresas de Consultoría Inmobiliaria, ha publicado recientemente el “Libro Verde. Hacia un sector eficiente”, una edición digital de la que se pueden extractar interesantes conclusiones en el ámbito de la sostenibilidad y la eficiencia energética, no solo en relación al sector de la rehabilitación de edificios sino también en relación a los requerimientos normativos necesarios para lograr una mayor eficiencia en las empresas y en el sector inmobiliario en general.

 

El estudio ha puesto de relieve, entre otros asuntos, que un edificio eficiente (tanto residencial como comercial) reduce hasta un 30% los costes operativos de servicios básicos como gas, energía o electricidad y representa un significativo ahorro. La eficiencia energética de la propiedad se tiene en cuenta también a la hora de fijar su precio: un activo en venta puede aumentar su valor hasta un 17% si ha sido rehabilitado, porcentaje que puede llegar a ser del 35% si se trata de alquiler. En paralelo, está demostrado que un edificio reformado goza de una mayor demanda y permanece desocupado menos tiempo, lo que contribuye al saneamiento del sector inmobiliario.

El nuevo proyecto de la Asociación, fundada en 2013 e integrada por las siete grandes consultoras españolas (Aguirre Newman, BNP Paribas Real Estate, CBRE, Cushman & Wakefield, JLL, Knight Frank, y Savills), recoge información sobre los principales aspectos económicos, sociales y legales, que hay que tener en cuenta a la hora de hablar de sostenibilidad aplicada al sector inmobiliario y da cuenta del creciente interés por invertir en transformar inmuebles más antiguos en activos verdes.

Los datos que incluye el Libro Verde certifican también que la adopción de un enfoque sostenible fomenta la creación de nuevos puestos de trabajo. Concretamente, la actividad de rehabilitación de los edificios genera 18 vacantes por cada millón de euros invertidos en el sector de la construcción en España, aportando una mayor solidez a la economía española.

La importancia de las nuevas tecnologías para la sostenibilidad

Cabe señalar que las nuevas tecnologías se han convertido en el gran aliado de la sostenibilidad inmobiliaria. La apuesta por incorporar elementos como sensores de movimiento, filtros solares, iluminación LED o sistemas de gestión de la calefacción autorregulables no solo reduce el gasto y alarga la vida útil de los recursos que se utilizan, sino que aumenta el confort y bienestar de los ocupantes.

Para el presidente de ACI, Ricardo Martí-Fluxá “las empresas que invierten en el sector inmobiliario apuestan cada vez más por edificios sostenibles, que se ajusten a las últimas tendencias en el mercado y las diferencien frente a su competencia. En este sentido, es clave el trabajo que realizan las consultoras inmobiliarias, aportando una alta calidad y un enfoque innovador y diferente a cada proyecto que llevan a cabo. No hay que olvidar que con cada iniciativa de ese tipo estamos más cerca de cumplir el reto que ha asumido el país de reducir en un 20% el consumo de energía en el sector no residencial hasta el 2020”.

Auditorías energéticas: generación de valor para las empresas

El Libro Verde presentado por ACI también recoge los aspectos más destacables sobre el Real Decreto 56/2016 sobre las auditorías energéticas en España.

La auditoría energética consiste en un estudio completo de la actividad de la empresa, que debe ser aplicada no solo a empresas del sector inmobiliario, sino a grandes firmas con más de 250 empleados o con un volumen de negocio de más de 50 millones de euros y 43 millones en el balance general.

Cabe señalar, además, que la normativa del Real Decreto afecta tanto a las empresas propietarias de inmuebles, como a las que operan en régimen de alquiler. En el caso de las segundas, una vez que éstas cumplan los requisitos de la revisión energética, se debe analizar la parte de la propiedad que tienen alquilada y los consumos de su actividad. Durante la auditoría, se analiza cómo funciona energéticamente la actividad, centrándose en el inmueble, así como en el tiempo y el perfil de consumo. Para ello, se toman en consideración los parámetros de los consumos eléctricos de las diferentes instalaciones de las que dispone el inmueble, así como los requisitos en temas de certificación energética (en caso de que existan) y el funcionamiento global del mismo. Una vez terminado el estudio, se proponen planes de acción para hacer más eficiente el consumo energético, en los que se tienen en cuenta también las flotas de vehículos de la empresa en el caso de que existan.

El nuevo reglamento ha establecido que las auditorías se han de repetir cada 4 años. En cuanto a las fechas límites de cumplimiento, España ha retrasado la aprobación del Real Decreto 56/2016 hasta el mes de febrero de este año.

El plazo para cumplir con el reglamento es de 9 meses desde su publicación, por lo que las auditorías deben estar realizadas antes de noviembre de 2016 para lo que habrá que tener en cuenta si el mercado cuenta con un número suficiente de técnicos preparados para satisfacer la demanda existente debido a la cualificación requerida.

La finalidad de este real decreto será el impulso y la promoción de un conjunto de actuaciones a realizar dentro de los procesos de consumo energético que puedan contribuir al ahorro y la eficiencia de la energía primaria consumida, así como a optimizar la demanda energética de la instalación, equipos o sistemas consumidores de energía, además de disponer de un número suficiente de profesionales competentes y fiables a fin de asegurar la aplicación efectiva y oportuna de la citada Directiva.

Fuente: ACI - Asociación Española de Consultoría Inmobiliaría - “Libro Verde. Hacia un sector eficiente”
 

Modificado por última vez enViernes, 20 Mayo 2016 11:20
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes