Rehabilitación energética bajo criterios arquitectónicos biosaludables de un mercado en Madrid

Obras de rehabilitación energética en El Huerto de Lucas Knauf Insulation ha participado en el aislamiento térmico de la rehabilitación energética de El Huerto de Lucas, un espacio rehabilitado siguiendo criterios arquitectónicos biosaludables y seleccionando materiales constructivos libres de tóxicos, convertido en un mercado orgánico en el madrileño barrio de Chueca. 

El Huerto de Lucas es un mercado orgánico, un original espacio de 450 m2, ubicado en la calle San Lucas 13, en pleno barrio de Chueca en Madrid. No sólo los productos que venden son 100% orgánicos con el objetivo de cuidar la salud, sino que el espacio en el que se vende y se degusta se ha construido siendo respetuoso con el medioambiente.

El espacio central del mercado lo ocupa una plaza a nivel de calle rodeada de puestos, que durante el día está ocupado por las mesas y sillas a modo de restaurante, pero que se pueden retirar para realizar eventos. La vegetación juega un papel fundamental, porque invita a los transeúntes a entrar y corona el lucernario del espacio central, además de conseguir de forma natural purificar el aire.

Paula Rosales arquitecta de MORE-CO, estudio responsable del proyecto explica que “desde el diseño arquitectónico,El Huerto de Lucas se ha diseñado para potenciar la salud y el bienestar, a través de los cinco sentidos. Porque somos lo que comemos pero también lo que tocamos, olemos, vemos y oímos.Es un espacio construido para personas que se cuidan y que cuidan de su entorno”.

En la rehabilitación de este local, que antes era una panificadora, se han aplicado criterios de  arquitectura biosaludable desde su diseño, con especial cuidado durante su construcción en el uso de materiales libres de tóxicos. Según MORE-CO, “el proyecto ha conservado muchas de las características originales del local, minimizando el consumo de recursos y manteniendo el carácter del lugar.”

Respecto a la eficiencia energética del espacio, MORE-CO explica cómo el aislamiento térmico y acústico fue una de las claves, “el aislamiento térmico es una parte fundamental de todo proyecto que se plantee ser eficiente energéticamente; además de ser un recurso que, al funcionar de forma pasiva, no requiere un mantenimiento especial por parte del usuario. Es tan importante como ponerte un abrigo en invierno, o protegerte del sol en verano”.

Para aislar los techos y además, proporcionar estética altamente atractiva se han colocado paneles de fibra de madera Heraklith de Knauf Insulation para los falsos techos porque son excelentes aislantes acústicos y térmicos, y según la arquitecta “nuestro mayor interés en Heraklith es que no sirven de soporte nutritivo a hongos y bacterias, y están exentos de cloruros”.

En la construcción de El Huerto de Lucas el objetivo ha sido crear un espacio con materiales con bajo impacto ambiental como los paneles aislantes Heraklith, “donde se ha dado preferencia a materiales constructivos locales y naturales como el mármol macael de Almería, que requieren poca energía en su transporte, transformación y fabricación y con altos parámetros de resistencia y biodegradabilidad”.

En este proyecto, también se ha valorado el impacto en el medio ambiente que genera el local,  “es mínimo mediante el aprovechamiento del ciclo de las materias primas naturales: la recogida de agua de lluvia se destina al riego de las plantas y a los inodoros, y los restos orgánicos se utilizan para compostaje” afirma Paula Rosales.

La empresa d-fine, dedicada a la asesoría energética y medioambiental, fue la encargada de realizar fichas técnicas de cada uno de los materiales utilizados en la rehabilitación, valorando criterios económicos, impacto ambiental y emisión de productos químicos que pudieran ser nocivos para la salud.

Para minimizar las pérdidas energéticas se han instalado sistemas de ventilación y paneles solares. Además, se han colocado sondas de temperatura que regulan la climatización, para  reaprovechar el calor emitido por las máquinas refrigeradoras, optimizando así la energía y reduciendo el calor.

La arquitecta Paula Rosales contó para este proyecto con la colaboración de la artista Alicia Velázquez, experta en diseño y decoración de espacios, con el objetivo de potenciar la armonía, claridad y color que inundan este innovador espacio.

Más información:
 
Knauf Insulation
 
Modificado por última vez enMiércoles, 07 Octubre 2015 12:56
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes