Carrefour España apuesta por la refrigeración con CO2 transcrítico

carrefour-refrigeracion

La responsabilidad social corporativa (RSC) del grupo Carrefour España descansa en tres pilares: la gestión adecuada de residuos; la protección de la biodiversidad y el apoyo activo a sus accionistas. En un marco reglamentario como el español (Ley 16/2013, Art. 5) y el europeo (Reglamento F-gas UE 517/2014), en el que el uso de los refrigerantes a partir de hidrofluorocarburos (HFC) cada vez está y estará más penalizado, este grupo de distribución está apostando por reducir sus necesidades en cuanto a refrigeración; por la progresiva implementación de sistemas basados en los refrigerantes naturales, y por la integración de tecnología y protocolos que tiendan a minimizar al máximo la huella de carbono.

Tal y como planteaba el gerente de refrigeración y aire acondicionado de Carrefour España, Iván Díaz, semanas atrás en el marco de ATMOsphere 2016, los grandes apartados de medidas destinadas a la consecución de la refrigeración con CO2 transcrítico consisten en, esencialmente, optimizar la eficiencia del escaparate de producto refrigerado; en la mejora de la propia superficie refrigerada; en una firme apuesta por el refrigerante natural basado en CO2, así como en una decidida apuesta por la inversión tecnológica en este ámbito.

Y es que, como se argumenta desde esta firma, “se ha adquirido un compromiso de reducción de emisiones de CO2 y, desde nuestra dirección de activos, se está trabajando ya en varias iniciativas encaminadas a conseguir este objetivo. A parte de la realización de las instalaciones transcríticas, las principales actuaciones en esta línea son: la sustitución de los refrigerantes fluorados más perjudiciales (los que tienen mayor GWP); la instalación de detectores de fugas inteligentes - estos equipos nos permiten reducir los kg medios por fuga -; la instalación de puertas en los murales positivos de fresco (los armarios e islas de congelado ya se han dotado de puertas y tapas hace años), y la sustitución de la iluminación fluorescente en los hipermercados, apostando por iluminación LED.”

De hecho, como este experto manifestó en Barcelona, su cometido a nivel profesional pasa por establecer cuáles son las alternativas existentes en el mercado más óptimas y que mejor se adaptan a las necesidades de Carrefour, sin olvidar aspectos como la calidad, y comprometiéndose a analizar y valorar los resultados de tales implementaciones.

Instalaciones más eficientes y sostenibles

Desde 2012, Carrefour España ha llevado a cabo sus actuaciones más representativas en Santiago de Compostela, cuyo hipermercado se convirtió en el primero transcrítico de España, y en Ferrol y Alzira, en 2013, llegando a efectuar hasta 7 intervenciones subcríticas. Les siguieron, en 2014, la de Castellón – en la que se aplicó el primer eyector controlable de Europa - y que estuvo acompañada durante ese mismo ejercicio, de 2 instalaciones subcríticas y otras 5 transcríticas. Ya en 2015 se apostó por 5 transcríticas y el 2016 se están desarrollando 6 instalaciones, también transcríticas. Así, en estos momentos, Carrefour España cuenta con 19 puntos de venta dotados de instalaciones transcríticas y con 9 superficies habilitadas con instalaciones subcríticas.

Esta apuesta – más allá de resultados económicos y de sostenibilidad – ha tenido como objetivo, tal y como explica la compañía, “mejorar la experiencia de compra de nuestros clientes”. Y se añade que, a nivel de recursos humanos y, en concreto en lo que respecta a la utilización de estas instalaciones, “aunque la forma de trabajar con las instalaciones tradicionales y las transcríticas es la misma, se ha impartido formación específica sobre estas herramientas a todos nuestros responsables de mantenimiento. Las nuevas instalaciones están conectadas permanentemente y el mantenedor puede consultar y modificar en cualquier momento los parámetros de funcionamiento de las mismas”.

Como consecuencia de esta apuesta por ser más eficientes y respetuosos desde un punto de vista medioambiental, el grupo ha reducido significativamente su huella de carbono; ha logrado reducir el consumo energético en más de un 45%; tiende a eliminar las emisiones derivadas de la utilización de refrigerantes HFC, y mejora la preservación del producto.

Asimismo, más allá de los aspectos relativos a refrigeración, otras medidas de Carrefour España en materia de eficiencia energética y sostenibilidad contemplan “mejorar los parámetros de funcionamiento de las instalaciones frigoríficas, homogenizar la iluminación de las tiendas optimizando la iluminación existente, realizar free cooling en tiendas que no disponen de este sistema, colocar láminas ultravioletas en las claraboyas, reducir la iluminación durante los horarios de cierre, domótica, iluminación LED en los muebles de frío…”.
 

Modificado por última vez enMartes, 07 Junio 2016 12:21
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes