La refrigeración evaporativa en la industria alimentaria y sus ventajas

Refrigeración evaporativa con torres de refrigeraciónLa tecnología de refrigeración evaporativa que se emplea en el funcionamiento de torres de enfriamiento y condensadores evaporativos resulta hoy en día imprescindible en procesos industriales que utilizan el amoniaco como refrigerante.

Así es el caso de la industria de la alimentación, concretamente en las industrias cárnicas, lácteas, cerveceras, etc y presenta numerosas ventajas, entre las que destacan el ahorro energético y económico.


La industria alimentaria utiliza habitualmente el proceso de refrigeración industrial para conseguir rápidas reducciones de temperatura para la conservación óptima de los alimentos, que se asegura por medio de bajas temperaturas.

Al margen de la refrigeración industrial , el acondicionamiento de aire industrial es otra aplicación de la refrigeración a niveles industriales, necesario para lograr condiciones adecuadas de trabajo en las salas donde se procesan, manipulan y envasan los productos alimenticios. El aire acondicionado industrial difiere principalmente en el estado del aire suministrado, definido por el nivel de temperatura, humedad precisamente controlada, filtrado más estricto y remoción previa de contaminantes.

La refrigeración con amoniaco

El amoniaco es uno de los gases refrigerantes más utilizados en la industria alimentaria, ya que ofrece tres ventajas claras:

  • es compatible con el medio ambiente al no destruir la capa de ozono y no contribuir al calentamiento global;

  • tiene propiedades termodinámicas muy adecuadas, lo que da como resultado que los sistemas de refrigeración con amoniaco sean, generalmente, mas eficientes y consiguientemente consuman menos electricidad;

  • por último, el olor característico del amoniaco es su mayor garantía de seguridad. A diferencia de los otros refrigerantes que no tienen olor, la refrigeración con amoniaco tiene un record comprobado de seguridad, en parte porque las fugas son fácilmente detectables.

De este modo, la utilización del amoniaco en instalaciones frigoríficas que condensan con agua refrigerada por equipos de enfriamiento evaporativo constituyen una tecnológia extraordinariamente eficiente para la industria alimentaria. Las ventajas del uso de esta tecnología se resume: en eficiencia energética, respeto hacia el medioambiente, seguridad para la salud y una inmejorable relación entre la inversión y el rendimiento.

El principio de refrigeración evaporativa

La refrigeración evaporativa o principio de enfriamiento evaporativo, utiliza el agua como refrigerante natural y se aplica para la transmisión a la atmósfera del calor excedente de diferentes procesos y máquinas térmicas. En este principio de refrigeración evaporativa se basa el funcionamiento de equipos como las torres de enfriamiento y condensadores evaporativos, frecuentemente utilizados para la condensación del fluído refrigerante en las instalaciones frigoríficas.

El enfriamiento evaporativo utilizado en las instalaciones frigoríficas de refrigeración (industrial, comercial y hostelería) y de acondicionamiento de aire con condensación por agua, es una tecnología que contribuye a la reducción del efecto invernadero, al limitar las emisiones de CO2 indirectas gracias al ahorro de energía eléctrica consumida y directas debidas al menor riesgo de fugas de gases refrigerantes al trabajar las instalaciones con presiones relativamente más reducidas.

La imputación, injustificada y no probada, a las torres de enfriamiento y condensadores evaporativos de ser causantes de brotes de legionella ha actuado a favor de la utilización de equipos alternativos, que presentan considerables inconvenientes. Para que se produzca un brote epidémico de Legionellosis asociado a una torre de enfriamiento es necesario que se presente una cadena de sucesos altamente improbable: la existencia de una alta concentración de colonias de la bacteria, que inicialmente entran en la instalación, a través de la red pública de suministro, y condiciones incontroladas que permitan la multiplicación de la misma, la descarga de una corriente de aire con aerosoles contaminados al ambiente y un número suficiente de micro-gotas de los aerosoles inhalados por personas susceptibles de padecer la enfermedad (inmunodeprimidos). Estas circunstancias muy raramente se producen.

Fuente: AEFYT (Asociación Española de Empresas de Frío y sus Tecnologías)

Modificado por última vez enViernes, 12 Junio 2015 10:54
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes