Termografía y gestión energética para mantener un ecosistema polar en Madrid

Instalaciones de Faunia en MadridDurante la celebración de Tecnofrio, Congreso de Tecnologías del Frío, celebrado en Madrid, Sergio Melgosa Revillas, de Ebuilding, especialistas en termografía infrarroja y  energías renovables, realizó una ponencia sobre “El reto de mantener un ecosistema polar en Madrid” refiriéndose a las instalaciones del Parque temático Faunia destinadas a la zona del pingüinuario en las que esta empresa ha sido la encargada de a través de una instalación de frío formar el hábitat propio de los pingüinos.

Poder contemplar a los pingüinos en Faunia como si estuvieran en su hábitat natural cuenta detrás con una compleja instalación de frío y un equipo técnico que se ocupa de mantener esta instalación a 2ºC en invierno y 7ºC en verano, en Madrid. El consumo de energía de esta instalación es el mayor de todo el centro Faunia ya que la temperatura y la iluminación son la referencia que tienen los pingüinos para saber si es verano o invierno. La gestión energética y el uso de la termografía infrarroja son imprescindibles para obtener datos inmediatos del funcionamiento de las instalaciones y adelantarse a fallos severos de funcionamiento no previstos. Además la información reportada por la cámara, posteriormente analizada con el software, permite ir mejorando el sistema de refrigeración corrigiendo los fallos menos severos pero que repercuten en el rendimiento del conjunto.

Para mantener esta instalación se utilizan dos unidades enfriadoras que producen agua glicolada a -8ºC, (anticongelante) de donde pasa a un depósito de inercia y desde ahí se bombea a las distintas zonas del pingüinario. El calor generado en la producción se aprovecha para otros ecosistemas que necesitan de temperaturas elevadas.

En un ecosistema tan particular, cualquier variación de temperatura puede implicar la fácil proliferación de virus, bacterias y hongos, como el moho Aspergirus, la principal causa de muerte de los pingüinos. En esta ponencia se explica la complejidad de mantener una instalación con seres vivos tan complejos y delicados como los pingüinos, con temperaturas extremas en su interior, y temperaturas extremas en verano, en el exterior. Todo un reto.

Si están interesado en conocer más detalles sobre esta ponencia puedes descargarte la ponencia a través del siguiente enlace:

volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes