LG presentará en otoño el nuevo servicio de telemantenimiento de equipos de aire acondicionado tanto doméstico como industrial

Nuno Lourenço, director comercial aire acondicionado LG“Tan importante como tener buenos equipos es tener una buena instalación. Para ello, desde LG hemos hecho mucho hincapié en fomentar tanto la parte de formación como la de servicio, donde hemos realizado inversiones importantes en los últimos cuatro años y que son la base fundamental para generar tranquilidad y confianza entre nuestros clientes”. Con estas palabras comenzó su intervención Nuno Lourenço, Director Comercial de la División de Aire Acondicionado de LG España, en el encuentro que mantuvo con la prensa ayer en Madrid.

En un ambiente distendido, Nuno Lourenço mostró su satisfacción con los resultados obtenidos por su división en la primera parte del año “con un crecimiento del 30% en la parte industrial” en un momento en el que “el mercado está más dinámico”. Tan importante ha sido el avance de LG en España que, en los últimos tres años, “la filial española ha sido la que más crecido y la que ha conseguido un volumen de facturación mayor, superando a Italia, y convirtiendo a España en uno de los siete países considerados estratégicos por la compañía a nivel mundial”.

El responsable comercial de la División de Aire Acondicionado en España aprovechó el encuentro para avanzar algunas de las novedades de LG de cara al otoño. Su principal apuesta será el telemantenimiento, tanto en la gama doméstica como industrial, un servicio que permitirá monitorizar la instalación, detectar cualquier anomalía en los equipos y actuar de manera inmediata, evitando problemas a futuro, y en el que España será pionera, ya que será el primer país de la Unión Europea en el que se implementará este servicio –además de en Estados Unidos-, que lleva funcionando desde hace varios años en Corea.

Resolución inmediata de las incidencias

En el caso del cliente doméstico “hablamos de un servicio reactivo”, señaló Sergio Novajarque, Director Técnico de LG. “Esta función viene incorporada en el segmento medio y alto que hemos lanzado este año con una aplicación de conectividad wifi que, aparte de permitir al usuario controlar el aparato, nos permitirá, a petición del cliente, tomar datos de funcionamiento del equipo. En el momento en que exista un problema, el cliente contactará con nosotros y podremos acceder a las características de funcionamiento del equipo y determinar el origen del mismo y resolver de forma inmediata esas incidencias. En caso de que fuera necesaria la presencia física del técnico, la ventaja es que el profesional llevaría información suficiente sobre esa incidencia, lo que permitirá un porcentaje de éxito mayor”. 

En instalaciones profesionales, “el servicio es mucho más preventivo”, explicó el responsable técnico, “ya que seremos capaces de conectarnos a la instalación y observar cómo está funcionando de forma permanente y tener una serie de alarmas notificadas para que, en el caso de que se sobrepasen los valores, recibamos la información y podamos preavisar a la empresa que está ejecutando el mantenimiento, al partner que ha hecho la instalación o a la propiedad, informándole del problema y de las posibles consecuencias del equipo a futuro”.

Aunque el lanzamiento del servicio de telemantenimiento se realizará en la segunda parte del año, en los seis primeros meses “lo hemos probado con ciertos clientes a nivel piloto para ver qué aspectos hay que mejorar y pulirlos; en concreto, en Madrid ya tenemos cuatro instalaciones funcionando con este sistema y los resultados son satisfactorios”, afirmó Nuno Lourenço. Aunque a nivel industrial todavía hay muchas instalaciones que no disponen del elemento de control para poder acceder a esta conectividad, la ventaja es que este elemento se puede añadir en cualquier momento. El tipo de cliente potencial interesado en este servicio, apuntan desde LG, será, principalmente, “aquel con múltiples puntos de negocio, como cadenas de tiendas, restaurantes de comida rápida, etc”.

Entre las ventajas de este servicio, LG destaca “la reducción de costes para la propiedad en cuanto a mantenimiento físico, tener acceso a una información que antes no había y que permitirá al cliente reducir el número de incidencias y alargar la vida útil de los equipos en su máximo rendimiento”.

Formación y ampliación de la garantía

Otro de los pilares de LG es la formación. Partiendo de la base de que la compañía tiene muy buenos productos, “cómo diseñas, ejecutas y mantienes la instalación, es fundamental. Si no das bien esos pasos, los equipos no van a funcionar como deben”, explican desde la compañía. Y ahí es donde nace la filosofía de la Academia. LG la lanzó en el año 2003 y, en estos catorce años, han pasado más de 25.000 técnicos de diferentes perfiles -entre 1.200-1.500 al año, tanto en sus instalaciones como en la propia casa del cliente-, ofreciéndoles formación enfocada a cada perfil de técnico: ingenierías y consultores, técnico-comercial para distribuidores, de instalación y de mantenimiento y de reparación.

Otra de las novedades que LG anunció para la segunda parte del año es la ampliación de la garantía a 10 años en la gama profesional. “De nada sirve decir que tu producto es el mejor si no lo puedes refrendar con algo. La garantía, más allá de ser un componente legal, hace que el cliente confíe en tu producto”, afirman. Esta garantía se suma a la que LG ya ofrece –también de 10 años- en el compresor de toda la gama de aire acondicionado doméstico.


 

volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes