Calderas de leña Pirowood de Tradesa, alto rendimiento de combustión

Tradesa ha lanzado al mercado sus nuevas calderas de leña a combustión pirolítica Pirowood (clase 3 según norma EN 303.5). Se trata de generadores de calor por agua caliente que pueden controlar autónomamente instalaciones de calefacción o, acoplados a un acumulador, garantizar un servicio mixto: calefacción y agua caliente sanitaria. Las calderas Pirowood funcionan mediante la gasificación de leña por pirólisis, con cámara de combustión en depresión y sistema de combustión mediante llama invertida, asistida por ventilador.

Como fuente de energía alternativa la leña es un excelente material, pero para obtener el máximo provecho es fundamental utilizarla mediante tecnologías adecuadas, como la pirólisis, que garantiza una combustión completa y permite obtener las mejores prestaciones en cuanto a rendimiento, emisiones y potencia. En las calderas de leña, la potencia está relacionada de forma determinante con la capacidad de la cámara de carga. Por ello, y conforme a la norma europea EN 303.5 que define los criterios para este tipo de aparatos, Biasi ha diseñado sus calderas Pirowood con una mayor dimensión de la cámara de combustión, con volúmenes de carga de 78 y 116 litros que ofrecen una potencia térmica media nominal de 24 y 33 kW por modelo. De esta manera, se consigue una gran autonomía de ejercicio y un mayor confort para el usuario.

 

Las calderas de leña Pirowood están dotadas de un cuerpo de hierro fundido EN GJL 200 monobloque, de elevado grosor y alta calidad, que garantiza un máximo rendimiento de combustión y la ausencia de tensiones mecánicas internas. El hogar disfruta de una geometría regular para maximizar la carga de combustible, y dispone de una amplia puerta de carga reversible. La gran superficie de intercambio de calor, con aletas para el recorrido de los humos -con efecto autolimpiador- unido a un eficiente quemador de material refractario, permite una óptima resistencia a los agentes corrosivos y elevados rendimientos constantes a largo plazo.

El principio de funcionamiento de las calderas Pirowood se basa en la tecnología de la pirolisis. El aire primario fluye hasta la cámara superior de secado de la leña a través de aberturas laterales uniformemente distribuidas a lo largo y ancho del compartimiento. Allí se mezcla con gas, producto de la gasificación del combustible leña, y accede a la cámara de combustión inferior para alimentar la llama invertida. La inyección de aire secundario por ventilador a la base de la llama completa la oxidación (de CO a CO2), optimizando así la combustión de la leña y ofreciendo el máximo rendimiento energético.

Estas calderas disponen de regulación mecánica y control del ventilador para adecuar la potencia a cada necesidad, y un completo panel de mandos con termómetro de calefacción, termostato de seguridad y de regulación de temperatura e indicadores luminosos de ventilador y de falta de leña, entre otros. Pueden instalarse de forma tradicional, con conexión directa a las instalaciones, o bien combinándola con un acumulador de ACS y/o con acumulador de energía, e incluso en instalaciones con doble generación de energía térmica, en combinación con otra caldera. Se entregan sobre palet y protegidas por bolsa de nylon y una jaula de madera.

Más información:
 
Tradesa-calefacción
 
Modificado por última vez enJueves, 09 Octubre 2014 11:37
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes