El coste de la calefacción

Coste de la calefacciónEl coste de la calefacción depende del funcionamiento del sistema instalado. 

El asesoramiento de profesionales instaladores permite elegir el sistema adecuado a las necesidades y posibilades de cada cliente. 

Entre los múltiples factores que influyen en la cuantía de la factura de calefacción destaca el sistema empleado de generación y distribución del calor.

 

Para conocer el costo de cada uno de dichos sitemas resulta necesario establecer unos criterios de comparación homogéneos que tengan en cuenta múltiples variantes, desde grados de temperatura hasta horarios o si el sistema de calefacción es individual o colectivo

El Ente Vasco de la Energía publicó a finales de 1.999 un estudio que medía las tarifas de los diferentes sistemas de calefacción en función del precio que cuesta generar una unidad de calor (termias de poder calorífico inferior)

Este informe no permite medir lo que cuesta mantener una vivienda a una temperatura adecuada, pero si conocer cuál es el sistema y la fuente de enrgía más baratos con relación al resto

No obstante a la hora de realizar en la actualidad sus cálculos de coste, deben tenerse en cuenta los importantes incrementos de precio que en el año 2000 registraron el gasóleo, (60%); propano, (30%); y gas natural, (16%); al tiempo que el precio de la electricidad bajó un 2,15% y se espera que vuelva a reducirse en enero en porcentaje similar

Según el referido estudio, el precio final más barato, resultante de aplicar los correspondientes rendimientos energéticos de transformación y distribución a los precios de suministro corresponde a la caldera convencional de carbón, (5,8 pesetas/te PCI-termia de poder calorífico inferior; coste semejante al actual ya que el precio del carbón - 40 pesetas/kilo - se mantuvo el año pasado); si bien este tipo de calderas es un medio marginal de generación de calor hoy en día

El butano y el gas propano presentaban a finales de 1999 un coste de 9 a 10 pesetas por termia generada, (precio que en el año 2000 se elevó un 30% en el caso del propano); mientras que el gas natural individual superaba la cota de las 15 pesetas por termia, (combustible cuyo coste creció un 16% el año pasado)

El inforne del EVE apuntaba asímismo, que la energía eléctrica era la que resultaba más cara para la generación de una termia de poder calorífico inferior, a excepción de la empleada en la bomba de calor.

No obstante, precisaba que mientras el acumulador eléctrico resulta competitivo frente al gas natural, los radiadores eléctricos disparaban su precio por termia por encima de las 27 pesetas

Pese a las diferencias existentes, a la hora de elegir un combustible no debemos tener en cuenta sólo el factor precio.Lo mejor siempre será asesorarse a través de un profesional instalador

volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes