Radiadores eléctricos de piedra natural Solestone

Radiador eléctrico de piedra natural SolestoneLos radiadores eléctricos y de piedra natural Solestone representan una solución decorativa y de sencilla instalación para disponer de calefacción eléctrica de una vivienda o local. Solestone presenta cuatro modelos en distintos tonos de mármol natural.

La instalación de los radiadores eléctricos Solestone es muy sencilla, solo necesitaría hacer dos agujeros en su pared, y colgarlos directamente, como si fuera un cuadro. La toma de corriente es normal, vale cualquier enchufe porque consumen muy pocos watios ya que se trata de radiadores de bajo consumo.

Con tan solo 3 cm de fondo el radiador queda separado de la pared 4,5 cm, por lo que tiene un fondo total de 7,5 cm. Se comercializa en cinco tamaños disponibles donde varían las potencias, que van desde 35 cm de ancho hasta 125 cm, y todos miden 55 cm de alto.

Al tratarse de radiadores de piedra natural, guarda más el calor que el aluminio, por lo que no se tiene que encender tantas veces para mantener el calor en la estancia, lo que se traduce en una mayor inercia térmica.

Para calcular la potencia necesaria hay una tabla de cálculo muy sencilla en la que se debe tener en cuenta el tipo de clima de la zona donde vive, el tipo de aislamiento (cantidad de ventanas y tipo, piso superior terraza o vivienda, paredes exteriores o interiores, etc, normalmente las viviendas suelen tener un aislamiento medio-bajo), y los m² de la estancia a climatizar. También puede repartir la potencia resultante del cálculo en dos o más radiadores, a convenir.

Tabla de potencias de radiadores eléctricos según zona climática de España

Desde Solestone recomiendan contratar un tipo de tarifa de depreciación horaria, por ejemplo una tarifa de ahorro nocturna, ya que normalmente es cuando más se está en casa, aunque hay variedad de opciones.

Otra de las ventajas de los radiadores Solestone es la limpieza, que es sencilla y muy rápida. Al tratarse de una superficie plana, queda limpio y brillante con solo pasarle una bayeta humedecida en agua.

Control de la temperatura inalámbrico

La temperatura de los radiadores Solestone es regulada mediante un crono-termostato digital que se coloca independiente y separado, que funciona con pilas, se puede programar con varios horarios de encendido y apagado y distingue entre fin de semana y diario, es comodísimo.

Cada radiador lleva incorporado un termostato inalámbrico que puede controlar uno o varios radiadores.  Gracias a este sistema de control de temperatura se pueden programar los radiadores eléctricos para que se enciendan y se apaguen con varios horarios y además distinguir entre días de diario y fines de semana lo que permite aún más conseguir un ahorro de energía considerable.

 

Modificado por última vez enLunes, 21 Marzo 2016 11:45
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes