Thermal Socket, un sistema de flujo radiante tridimensional, como solución de calefacción para la Catedral de Burgos

sistema-radiante-thermal-socket

Los sistemas radiantes aplicados a la calefacción se han convertido en una de las soluciones de climatización de espacios más empleadas en usos residencial, administrativo, industrial, etc. En este sentido, durante la pasada Feria C&R, y más concretamente en el Foro Clima, el Dr. Carlos González- Bravo y la Dra. Loreto Barrios, de A+I Arquitectura e Ingeniería, presentaron la ponencia “La Catedral de Burgos: Thermal Socket, Flujo radiante tridimensional” con el objeto de presentar el sistema radiante de calefacción propuesto para la instalación en este espacio histórico como solución a los problemas de climatización que padecía.

Esta solución responde al auge producido fruto de los últimos avances en regulación automática de los sistemas de calefacción, lo cual unido a su estabilidad y posible uso de la energía termo-solar (y geotérmica) convierte a este tipo de soluciones en una de las posibilidades más prometedoras de cara a la climatización eficiente energética y medioambientalmente. El empleo de baja temperatura en este tipo de sistemas permite grandes rendimientos energéticos.

Ya en el año 2015, también en el mismo Foro clima, se presentó una ponencia sobre un sistema de suelo radiante elevado y desmontable bajo el título “Cuando las catedrales eran frías”, basado en una patente del año 2010.

thermal-socket

Desde entonces, se ha trabajado en la búsqueda de soluciones diferentes para paredes, techos y suelos que culminan con la solución Thermal Socket. Un elemento capaz de colocarse en cualquier posición espacial que alimenta paneles radiantes de suelo, techo, pared (una cara) o tabique (dos caras). De esta forma, este sistema Thermal Socket (Enchufe Térmico), funciona como un enchufe de fluido térmico capaz de distribuir dicho fluido (portador de energía) en las tres direcciones espaciales.

Esta filosofía siempre se basó en la posibilidad de montaje y desmontaje rápido y fácil de los paneles radiantes, conectados a los sistemas de distribución (ida y retorno). Existen numerosas configuraciones, pero todas coinciden en una estructura básica en la que un elemento con forma de paralelepípedo (generalmente un polímero como el Polióxido de Metileno-POM-) posee tres caras por las que puede recibir y retornar fluido calo-portador (o también fluido refrigerado).

Destacar asimismo, que la cara ausente de conexiones puede emplearse para fijarla a una base soporte, aunque es posible lanzar y recibir a través de las cuatro caras. Por otro lado las conexiones están pensadas con una configuración de conectores estancos (acero inoxidable o un cobre-zinc con más rendimiento en su proceso de fabricación de arranque de viruta) mediante latiguillos (material polimérico flexible) cuyos dos extremos poseen enganche. Uno de ellos dirigido al enchufe térmico y el otro al panel radiante. Esto es lo que le da la capacidad de poder montarse y desmontarse en cualquier posición espacial (suelos, paredes y techos técnicos).

Finalmente el sistema posee la capacidad de monitorizarse pieza a pieza mediante el empleo de sensores programados en lazo abierto, empleados en la actualidad para envío de señales de regulación automática. Entre otras cosas se controla la temperatura de impulsión y retorno, así como la presión del fluido, además de la humedad relativa y la temperatura ambiental en la cámara. Esto resulta de especial importancia para realizar un adecuado mantenimiento y seguimiento del estado de las abundantes obras de arte de la catedral. Esto es así un paso más hacia un uso eficiente y responsable de la energía para calefacción y/o refrigeración, escalable y regulable.

A través del siguiente enlace, se puede descargar la ponencia completa “La Catedral de Burgos: Thermal Socket, Flujo radiante tridimensional” ofrecida por A+I Arquitectura e Ingeniería:


 

 
Modificado por última vez enViernes, 05 Mayo 2017 13:39
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes