Rafael Rubio, presidente de AEFA: “La biomasa ya es el combustible mayoritario en las deshidratadoras españolas”

avebiom aefaLa alfalfa deshidratada incrementa la calidad del forraje, economiza su transporte y almacenamiento, y contribuye a mantener sus características nutritivas casi intactas. El sector ganadero es el principal demandante de alfalfa deshidratada, dado que es el producto de mayor calidad para el ganado lechero. Aunque el sector lechero atraviesa una profunda crisis en España y Europa, y esto ha supuesto un descenso en la producción a nivel nacional del 18%, “ahora la industria deshidratadora es la que tira del carro de los forrajes”.

Así lo expresa Rafael Rubio, presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Alfalfa Deshidratada (AEFA), cuando repasa en una entrevista realizada para la Revista Tierras AGRICULTURA (nº 200), la situación del sector, y en ella destaca el papel de la biomasa en el proceso productivo de estas industrias.

En la citada entrevista Rubio reconoce que “el coste de la biomasa es muy atractivo y el funcionamiento de los hornos de biomasa ha mejorado mucho en los últimos años”, y añade “en estos momentos, el coste de secado de una tonelada de producto con biomasa podría ser en torno a un 50% menor al de los combustibles fósiles”. Aunque el presidente de AEFA reconoce que “hay fluctuaciones dependiendo de la eficiencia de la caldera de biomasa instalada y de la humedad con la que entre el producto”, afirma convencido que “en todo caso, está muy claro el ahorro”.

De hecho, conviene recordar que uno de los costes más importantes para una deshidratadora es el energético. Precisamente por eso, el presidente de AEFA también se refiere al porcentaje de biomasa que se consume en el sector como fuente energética principal: “nosotros englobamos cogeneración y biomasa para elaborar las estadísticas”, y una vez hecha la aclaración asegura que “según los datos de AEFA, en la campaña 2011-2012 la biomasa suponía el 42% del combustible empleado en la deshidratación y la cogeneración el 8%, es decir, un total del 50%”.

En cuanto a las cifras que maneja la AEFA para la temporada 2012-2013, el presidente de la asociación calcula que “podría subir hasta el 55% el cómputo de los dos tipos de energía citados” y subraya el aumento registrado en Aragón y Cataluña.

Como cierre de la entrevista y a modo de recordatorio, el presidente de AEFA despide su intervención reiterando que “nosotros (el sector) ofrecemos muchos puestos de trabajo directos e indirectos en el medio rural ‘puro y duro’, y ayudamos a fijar población en los pueblos”.
 

Fuente : Revista Tierras AGRICULTURA
 
Modificado por última vez enMartes, 10 Noviembre 2015 13:50
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes