Nueva caldera biomasa BioClass NG OD de Domusa

Nueva caldera biomasa BioClass NG OD de Domusa

Domusa presentó su nueva ...

Bronpi incorpora la tecnología SIC a sus nuevos modelos de estufas de pellets

Bronpi incorpora la tecnología SIC a sus nuevos modelos de e…

Bronpi presenta un nuevo sistema de c...

Cocina de pellets por agua Bella de Palazzetti: calefacción para el hogar y cocción con leña

Cocina de pellets por agua Bella de Palazzetti: calefacción …

Calefacción y cocina tradicional junt...

Estufa de leña con horno y barbacoa Hebar de Rocal

Estufa de leña con horno y barbacoa Hebar de Rocal

La estufa de leña Hebar de Rocal comb...

Prev Next

La energía eólica, una opción energética limpia y eficiente

Energía-eólicaLa energía eólica es la generada por la utilización del viento, una de las energías renovables que producen energía de forma más eficiente y barata. Sin embargo en España, este tipo de energía también ha sufrido las consecuencias de la nueva regulación energética y su situación actual no es  mucho mejor que la del resto de industrias renovables.
Según Luis Polo, Director General de la Asociación Empresarial Eólica “desde la moratoria a las renovables anunciada en enero del año pasado, pasando por el impuesto extraordinario del 7% sobre los ingresos de las instalaciones eólicas, y ahora el establecimiento de un techo a la rentabilidad de las instalaciones a un 7,5% antes de impuestos, se  ha provocado el cierre de 9 centros de fabricación y la pérdida de 25 empleos industriales cada día en los primeros seis meses de 2013”.
 
Hoy la prioridad de AEE (Asociación Empresarial Eólica) es que la industria eólica española, con empresas líderes que aportan valor en toda la cadena de suministro, no se vayan de España porque no hay pedidos para el mercado doméstico. El Gobierno tiene que entender que sería una lástima que dentro de unos años, cuando la demanda eléctrica se haya recuperado y sea necesaria más potencia eólica, haya que importar aerogeneradores que hoy exportamos.
 
Para ello, son necesarias medidas de apoyo a la industria, muy tocada después del fuerte golpe regulatorio. La industria eólica confía en que así será, porque el sector eólico cumple todos los requisitos de los sectores por los que quiere apostar el Gobierno en su Agenda para el fortalecimiento del sector industrial en España, que el ministro Soria presentó el pasado martes.
 
El eólico es un sector exportador: en 2013, España fue el tercer exportador del mundo de aerogeneradores (tras Alemania y Dinamarca). Somos el quinto país del mundo en patentes eólicas, porque la inversión del sector en I+D supera con mucho la media española.
Hay parques eólicos en cientos de municipios españoles  y centros de fabricación en quince comunidades autónomas, por lo que el sector tiene un auténtico efecto multiplicador sobre la economía española. Y países que el Gobierno toma como referencia de lo que hay que hacer en materia industrial, como Alemania y Francia, apuestan fuertemente por la eólica. Por eso estamos convencidos de que el sector eólico no puede perder su fuerza en España ni su peso como líder mundial.
 

Agencia Europea de la Energía Eólica

 
Recientemente el propio director ejecutivo de la EWEA (Agencia Europea de la Energía Eólica), Thomas Becker declaró que Europa debería ser el modelo de cambio en cuanto a política energética en la próxima conferencia de Paris 2015 sobre Cambio Climático.
 
El último informe del IPCC (Intergubernamental Panel on Climate Change) solicita a los gobiernos que inviertan en energías renovables con carácter inmediato mientras Europa se debate en un estado de incertidumbre que impide que se fijen  unos objetivos claros y vinculantes. Pero si algo está claro, es que la inversión en energías renovables es fundamental y en última instancia inevitable.
 
Para Becker “parte de la respuesta a la independencia energética de Europa, y como fórmula de  estimular el crecimiento económico, crear empleos y proteger el clima se encuentra en la industria eólica; Pero para lograr esto, las autoridades deben dejar de lado las diferencias en favor del bien común para cada Estado.
 
Las inversiones en energía eólica y otras energías renovables no van a esperar y como avanza el informe del  IPCC sobre el cambio climático, cuanto más tardemos, más alto será el costo financiero y social para el contribuyente. 
 
La industria eólica, especialmente en tierra, ofrece tecnología probada y asequible para las empresas y los consumidores de energía con energías renovables. 
 
Se trata de la ruta más económica y menos precaria para lidiar con el calentamiento global reduciendo  la dependencia de los combustibles fósiles.
 
Según datos de un informe realizado por la propia EWEA, la energía eólica terrestre tiene un costo aproximado de 105 euros por megavatio hora (MWh), que es más barato que el gas (hasta 164 euros), nuclear (133 EUR) y el carbón (entre 162- EUR 233). La energía eólica marina está en el puesto 186 EUR y la energía solar fotovoltaica tiene un costo de alrededor de 217 euros por MWh.
 
El coste total de la producción de energía, que toma en cuenta factores externos tales como la calidad del aire, el cambio climático y su toxicidad humana entre otros, muestra que el carbón es más caro que el precio más alto de la electricidad al por menor en la UE. El informe sitúa la cifra de los costes externos de la combinación energética de la UE en 2012 entre 150 euros y 310 millones de euros.
 
La EWEA añade que estamos subvencionando la forma más sucia de la generación de electricidad, ya que sus partidarios utilizan la supuesta asequibilidad del carbón  como una justificación para su uso continuado La ironía es que el carbón es la forma más cara de la energía en la Unión Europea teniendo en cuenta los factores citados anteriormente.
 
Ahora, Europa tiene la oportunidad de tomar la iniciativa y puede ser el modelo global para las energías renovables en la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en París el próximo año. 
 
Pero en primer lugar, la Comisión Europea debe sentar las bases para una transición de los combustibles fósiles por energías renovables fijando un objetivo nacional vinculante de al menos el 30% para  2030.
 
Fuentes: EWEA, Asociación Empresarial Eólica
 
 
 
 
Modificado por última vez enMiércoles, 23 Noviembre 2016 13:45
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes