Logo
Imprimir esta página

Autoconsumo solar en España: ¿cómo funciona realmente?

El estado del autoconsumo en EspañaTe vas a cansar de oír hablar del “Autoconsumo solar fotovoltaico” o, sencillamente, del “autoconsumo” Y, ¿esto de qué va? Básicamente consiste en que te instales paneles solares, generalmente en el techo de tu casa o empresa, y toda la energía que estos paneles solares producen, la consumas directamente sin tener que pagársela a la compañía eléctrica.

Imagínate que para una ensalada necesitas comprar lechuga, tomate y cebolla. El autoconsumo sería el equivalente a dejar de tener que comprar el tomate; lo sembrarías en una maceta y lo cosecharías tú mismo, “autoconsumiendo” tus tomates. Pues lo mismo ocurriría con la energía. Seguirías necesitando algunos ingredientes adicionales, pero ahora pagarías menos por el conjunto.

Hasta el momento, por esa energía que tu producías, por esos tomates, tenías que seguir pagando una cantidad, lastimosamente conocida como el impuesto al Sol. Pero ahora eso ha cambiado: de lo que tú produces, tú consumes, y ya no lo compras fuera ni pagas por ello.

Y, la pregunta es, ¿esto es rentable? Si, siempre lo es. Pero es importante que establezcas los criterios de rentabilidad.

Como término medio, una instalación solar fotovoltaica para empresa de 200 kWp en una cubierta tiene un coste de 174.000 €. Pero estos gastos varían en base a las particularidades de la instalación, sobre todo en el momento de la ejecución. Si necesitas una grúa especial para subir el material a cubierta, o no hay acceso peatonal a cubierta, esto puede subir el precio. Si por el contrario tu nave está totalmente orientada al sur, y puedes poner la estructura más sencilla y el montaje es fácil, ese precio bajará. La distancia al punto de conexión y metros de cableado, como es lógico, tiene su repercusión también. Por lo tanto, hay una gran cantidad de variables que pueden modificar el precio final.

Artículo patrocinado por Alusín Solar. Para saber más sobre las estructuras solares de Alusín Solar, haz clic en: 
Alusín Solar
www.alusinsolar.com

Esos 174.000 € se pueden retornar en 6/8 años de media, y aquí ya los factores dependen de tu consumo, que va ligado a tu actividad y de tu ubicación.

Aquí debemos detenernos un momento a entender cómo se amortizan estas instalaciones. La forma en la que podemos recuperar el dinero es amortizando económicamente nuestro propio consumo, y nunca más que eso. Por lo tanto, cuanto más consuma una instalación, más posibilidad de amortización económica tendrá. Para entender mejor este concepto veremos dos ejemplos.

Vamos a pensar primero en Murcia, la huerta de Europa, concretamente en un almacén de pimiento morrón. Este almacén está en uno de los lugares con más radiación solar de España y, además, tiene un consumo 24/7 en sus cámaras frigoríficas. Como estamos ante un caso en el que se produce y se consume mucho... ¡Podríamos llegar a ver retornos de la inversión en 5 años!

Y ahora viajamos al norte, a Asturias, corazón industrial de España. Imaginemos un taller de construcciones metálicas que trabaja de lunes a viernes y, además, en julio y agosto con jornada intensiva cerrando a las 15:00. Bueno, es evidente que su consumo no es el mismo que el de las cámaras frigoríficas de Murcia ya que en las mejores épocas de producción (julio y agosto) no están trabajando, y, por lo tanto, apenas están consumiendo. El retorno en este caso puede llegar a ser de 9 años.

Y estos supuestos, ¿son rentables? Como es evidente, ambos lo son, aunque uno se amortice antes que el otro. Pero en ambos casos, la inversión es certera y ganas porque siempre terminas ahorrando. Y cuando se termina de amortizar la inversión produces energía a coste cero. Todo lo que obtienes gratis del Sol, va directo a mejorar tu cuenta de resultados. Una planta fotovoltaica es un activo productivo para su empresa que, en adición a todo lo anterior, pone a trabajar a una parte de tu fábrica que no estaba trabajado, tu techo. Si, hacia su trabajo resguardándote del frio y del agua, pero ahora va a empezar producir tue energía.

Por cierto, una planta solar fotovoltaica en un tejado reduce entre 2 y 4 grados la temperatura en el interior. Seguimos ahorrando: ahora vas a necesitar pagar menos por el aire acondicionado.

¿Puedes invertir ese dinero en tu negocio en vez de en energía y rentabilizarlo antes? Bueno, eso debes responderlo tú. Si esos 174.000 € puedes poner ponerlos en una línea de envasado de pimientos o un nuevo puente grúa, la cuestión ya es netamente empresarial.

¿Y si no puedo poner el dinero, pero sí que quiero poner los paneles solares? Es un secreto a voces que a los bancos les encanta financiar esto. El producto es tecnológicamente maduro, está testado y funciona. La energía tiende a subir y vas a implantar un sistema de generación que te va a hacer pagar menos y, por lo tanto, tu negocio va a ser más rentable. Además, va a ser un activo para tu empresa. Es un negocio redondo.

Finalmente me decido a hacerlo, pero no me fio de los políticos y de sus cambios de normativa. Es entendible, pero el cambio de modelo energético no es un capricho, es una necesidad. Llegados a este punto, nadie va a dar marcha atrás en ningún parte del mundo con las regulaciones lesivas para las instalaciones solares. Puede ser más o menos complicado de instalar, regularizar y/o legalizar, pero en ningún caso se va a penalizar el uso o la instalación de paneles solares.

La pelota está en tu tejado. Yo la bajaría y pondría ahí los paneles solares.

Artículo patrocinado por Alusín Solar. Para saber más sobre las estructuras solares de Alusín Solar, haz clic en: 
Alusín Solar
www.alusinsolar.com

Modificado por última vez enMartes, 12 Noviembre 2019 10:48

Artículos relacionados (por etiqueta)

Copyright © Caloryfrio.com - todo sobre Aire Acondicionado, Calefacción, Eficiencia Energética, Presupuestos y Profesionales. Todos los derechos reservados.