Bronpi incorpora la tecnología SIC a sus nuevos modelos de estufas de pellets

Bronpi incorpora la tecnología SIC a sus nuevos modelos de e…

Bronpi presenta un nuevo sistema de c...

Estufa de leña con horno y barbacoa Hebar de Rocal

Estufa de leña con horno y barbacoa Hebar de Rocal

La estufa de leña Hebar de Rocal comb...

Cocina de pellets por agua Bella de Palazzetti: calefacción para el hogar y cocción con leña

Cocina de pellets por agua Bella de Palazzetti: calefacción …

Calefacción y cocina tradicional junt...

Nueva caldera biomasa BioClass NG OD de Domusa

Nueva caldera biomasa BioClass NG OD de Domusa

Domusa presentó su nueva ...

Prev Next

El informe "Energía Solar Termoeléctrica. Perspectivas 2016" anticipa un 6% de electricidad termosolar en 2030

energia-solar-termica

“Energía Solar Termoeléctrica, Perspectiva Mundial 2016” es el título del informe sobre el sector de la energía solar termoeléctrica elaborado por Greenpeace Internacional, SolarPaces y Estela (Asociación Europea de la Industria Solar Termoeléctrica) y presentado el pasado mes de febrero en Marruecos con motivo de la inauguración de la planta solar termoeléctrica Noor 1.

En dicho informe se pone de manifiesto cómo la energía solar termoeléctrica podría suministrar el 6% de la demanda de electricidad global para 2030 y alcanzar el 12% en 2050, si se dan las condiciones adecuadas. El informe recoge asimismo, diversos escenarios a futuro, unos basados en políticas más realistas y otros basados en escenarios más moderados, y que reflejan el crecimiento de dicha tecnología.

Para los autores del informe, y teniendo en cuenta el ritmo actual, será imposible limitar el aumento de la temperatura global a 2ºC tal y como se definió en el Acuerdo de Paris por lo que la UE necesita revisar con urgencia sus objetivos y fijar nuevos objetivos, limitando la temperatura global a 1,5º C con metas del 40% de reducción de emisiones de gases para el año 2030 con respecto a niveles de 1990. Esto sólo será posible con una firme descarbonización del sector energético y un mayor incremento del consumo de energía renovable.

¿Qué es la electricidad solar térmica?

La energía solar termoeléctrica, también conocida como energía solar concentrada, es una fuente de energía renovable que utiliza espejos para concentrar la energía del sol y convertirla en calor de alta temperatura para crear vapor que a su vez mueve una turbina para generar electricidad.

Existen diversas formas especulares, métodos de seguimiento solar y formas de proporcionar energía útil, pero todas trabajan bajo el mismo principio: la conducción de un motor térmico, por lo general una turbina de vapor, para generar electricidad que puede ser inyectada en la red.

La capacidad de las plantas de energía solar térmica hoy en día en funcionamiento, oscila entre varios MW y 400 MW, pero podría ser aún mayor. A diferencia de las instalaciones fotovoltaicas, la energía solar termoeléctrica STE (por sus siglas en inglés, Solar Thermal Electricity) no tiene sentido a nivel de la generación distribuida, pero se puede integrar con sistemas de almacenamiento térmico o en sistemas híbridos, ofreciendo una potencia firme y una energía gestionable bajo demanda.

La energía solar termoeléctrica permite un mayor equilibrio a menor costo, como la eólica. Es capaz de satisfacer tanto la demanda pico como la carga base. Es una fuente de electricidad que no emite gases efecto invernadero y se adapta perfectamente a diversas zonas del mundo con fuerte irradiación solar como el sur de Europa ente a las zonas del mundo con fuerte irradiación solar como el sur de Europa, norte de África y Oriente Medio, África del Sur, India, China, Sur de EE. UU. y Australia.

 ¿Cuál será el tamaño del mercado?

En los últimos diez años, la energía solar termoeléctrica se ha expandido rápidamente convirtiéndose una de las soluciones más fiables de generación de energía.

El volumen anual del mercado de generación solar termoeléctrica es de alrededor de 3.000 millones de dólares en 2015. Y mientras en 2006 la capacidad instalada era de solo 0,5 GW ahora es de casi 5 GW. El sector termoeléctrico apunta a capacidades instaladas de dos dígitos en los próximos cinco años.

Ahora es esencial que la Unión Europea, Estados Unidos, Australia y otras regiones actúen para eliminar las barreras que hoy impiden que los proyectos de energía solar termoeléctrica alcancen su máximo potencial y que pasa por que los responsables energéticos de los países del cinturón solar distingan entre “valor” y “precio” a la hora de incorporar nueva capacidad de generación.

El potencial de esta tecnología se puede ver reflejado en el proyecto marroquí, Noor 1, inaugurado recientemente en Marruecos. Este proyecto de 160 MW ha impulsado la economía local y reducirá las emisiones de Marruecos en 240.000 toneladas anuales, según estimaciones del Ministerio de Energía marroquí. Pero Noor 1 no es más que la primera fase del proyecto termoeléctrico Noor. Hay planes para otras dos fases que ya están en desarrollo. Una vez completado, Noor será la mayor planta de producción de energía solar en el mundo con 580 MW.

El potencial de la energía solar termoeléctrica para satisfacer la demanda mundial de electricidad es enorme. El análisis realizado en el informe muestra que esta tecnología podría abastecer hasta el 12% de las necesidades energéticas proyectadas en el mundo en 2050.

Incluso bajo supuestos de escenarios moderados en relación al futuro desarrollo del mercado, la capacidad de energía solar térmica en todo el mundo ascendería aproximadamente a 20 GW en 2020 y 800 GW en 2050, con un despliegue de 61 GW/año. Esto representaría alrededor del 5% de la demanda mundial en 2050.

¿Cuáles son los beneficios?

En el estudio Energía Solar Termoeléctrica, Perspectiva Mundial 2016 se han realizado varios escenarios a futuro para el crecimiento de esta tecnología.

En condiciones políticas favorables para la energía solar termoeléctrica, junto a una fuerte aplicación de eficiencia energética, los escenarios muestran que la energía solar termoeléctrica podría dar empleo hasta a 2,7 millones de personas en 2030 así como aportar una parte significativa de la electricidad mundial en 2050. La energía solar termoeléctrica también podría reducir en más de 37.000 millones de toneladas las emisiones mundiales de CO2. Una cantidad equivalente a cuatro años de emisiones de gases de efecto invernadero de China.

A continuación les mostramos el cuadro de los diversos escenarios contemplados en el informe, con sus respectivos valores en función de las medidas que se adopten por los diferentes gobiernos.

escenarios-energía-solar-termoeléctrica


Un reciente informe estima que las emisiones de CO2 procedentes de la utilización de combustibles fósiles eran de 32,2 millones de toneladas en 2013 - alcanzando un máximo histórico, que es 56,1% por encima del nivel de emisión en 1990 y un 2,3% por encima de 2012.

En otras palabras, al ritmo actual, se utilizará el restante así llamado "presupuesto de carbono" en los próximos 30 años y será imposible limitar el aumento de la temperatura global a 2°C. A la luz del Acuerdo de París, firmado por cerca de 200 países de todo el mundo, es urgente revisar los actuales objetivos anuales de cada país por parte de la UE con el fin de lograr el objetivo de limitar el aumento de la temperatura global a los objetivos climáticos y energéticos lo que supondría limitar el aumento de la temperatura a 1.5°C.

En el caso de la UE, el compromiso es el de la reducción de un 40% de las emisiones para el año 2030 con respecto a niveles de 1990 y según el informe elaborado por Greenpeace Internacional, SolarPaces y Estela (Asociación Europea de la Industria Solar Termoeléctrica) será imposible llevar a cabo su cumplimiento en las condiciones actuales.

Será necesaria una rápida descarbonización del sector de la energía y el incremento de la proporción de consumo de energía renovable; asimismo, un programa de implementación de energía solar termoeléctrica que garantice un volumen de mercado de alrededor de 30 GW al año, podría evitar la necesidad de nuevas plantas de energía fósil.

Para Luis Crespo, presidente de la asociación ESTELA, “"este informe deja claro que la energía solar termoeléctrica es clave para lograr un mundo impulsado 100% por energías renovables para el año 2050, algo esencial si queremos salvar el clima“.

Descarga del resumen ejecutivo del informe "Energía Solar Termoeléctrica. Perspectivas 2016":

Fuentes: Greenpeace, ESTELA (Asociación Europea de la Industria Solar Termoeléctrica)


 

 
Modificado por última vez enViernes, 27 Mayo 2016 11:08
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes