Logotipo Caloryfrio
Menu

Placas solares para autoconsumo y garantías

La garantía de los paneles solaresLa garantía en las placas solares para autoconsumo es un tema desconocido y poco tratado, pero que es importante a la hora de decidir qué placas comprar instalar y porqué. Gracias a los cambios en la normativa de la energía fotovoltaica realizados mediante el Real Decreto 244/2019, esta energía ha experimentado en España un auge en lo respectivo al autoconsumo. Este impulso está generando que muchos usuarios apuesten por la energía fotovoltaica para reducir su consumo de la red eléctrica y ahorrar así en su factura. Pero lo cierto es que, antes de instalar un sistema de energía solar fotovoltaica para autoconsumo, hay que informarse correctamente sobre muchos aspectos. Uno de los más importantes es conocer bien las garantías, qué cubren y que no nos llevemos sorpresas.

¿Qué es el rendimiento de un panel fotovoltaico?

Antes de proceder a analizar la garantía de un sistema fotovoltaico, debemos entender uno de los conceptos a los que esta hace referencia: el rendimiento. De forma esquemática, un sistema fotovoltaico se constituye de los siguientes elementos básicos:

  • Los paneles fotovoltaicos: Son las placas solares que convierten la energía solar en electricidad. Existen distintos tipos de paneles, siendo los más comercializados los de silicio monocristalino o policristalino. Habitualmente, un único panel no suele ser suficiente para satisfacer las demandas convencionales, por lo que los paneles se conectan en serie y paralelo para obtener la potencia deseada.
  • Los inversores solares: Su labor es transformar la corriente continua generada por los paneles solares, en corriente alterna adecuada para el hogar. Los inversores, también llamados convertidores DC/AC, se basan en la interrupción de las corrientes, empleando dispositivos electrónicos a modo de interruptores, y en conmutar su polaridad.
  • Las baterías: Su uso se considera opcional. Si nuestro objetivo es desconectarnos de la red eléctrica, existe la posibilidad de utilizar baterías. Por otro lado, si lo que buscamos es tener la instalación de autoconsumo funcionando con apoyo de la red eléctrica, entonces las baterías no serían necesarias.El almacenamiento de energía es realizado mediante los acumuladores electrolíticos. Los más populares son los de Pb-ácido y Ni-Cd, representando los primeros el 90 % de las ventas del mercado.

El rendimiento al que hacen referencia las garantías es al de los paneles fotovoltaicos. Valiéndose del efecto fotoeléctrico, cuando la radiación del sol incide sobre los paneles, ocurre entonces una reacción similar a la que ocurre en el interior de una pila, pudiendo aprovecharse para extraer energía eléctrica. A unas condiciones de 25 ºC, la mayoría de los paneles tienen un rendimiento en torno al 20%, y cuanto mayor sea este rendimiento, más electricidad será capaz de producir nuestro sistema expuesto a la misma cantidad de energía solar incidente.

Artículo patrocinado por SunFields Europe. Si quieres conocer productos con 25 años de garantía doble, haz clic en: 
SunFields Europe
www.sfe-solar.com

Garantía: producto y rendimiento mínimos

Una cosa que debemos conocer, y con la que mucha gente no está familiarizada, es que un panel solar cuenta con dos garantías principales: una de rendimiento y otra de producto.

La garantía de rendimiento funciona sobre la productividad que un panel es capaz de ofrecer transcurrido el tiempo. Este tipo de garantías, tal y como recoge el IDAE en su pliego de condiciones de los paneles fotovoltaicos, garantizan que el panel mantendrá el 80% de su rendimiento a los 25 años. Mediante esta garantía, por lo tanto, aseguramos que en 25 años nuestros paneles seguirán produciendo como mínimo al 80% de su rendimiento máximo. Es importante añadir que existe una garantía de producción intermedia adicional que asegura el 90% de su rendimiento inicial a los 10 años.

La garantía de producto, por otro lado, debe garantizar un mínimo de 10 años sin producir fallos. La garantía del producto de un panel solar cubre la integridad del panel mismo y lo protege contra problemas tales como defectos de fabricación o el desgaste prematuro.

También existen garantías de mantenimiento, que pueden asegurar un mantenimiento gratuito durante los primeros años (habitualmente 2) desde el momento en el que se realizó la instalación.

Diferencias en las garantías

Como consumidor puede surgir una pregunta lógica a la hora de comprender estas garantías. ¿Por qué existe una diferencia entre los tiempos de cobertura de las garantías? ¿Qué consecuencias tiene a la hora de aplicarse?

La mayor consecuencia es que la garantía de rendimiento no cubre descensos de rendimiento si estos ocurren debido a problemas de producto a partir del décimo año. Esto significa que si, a partir del vencimiento de la garantía de nuestro producto, se rompe el cristal y esto afecta a la generación del panel, nuestra garantía de rendimiento ya no lo cubrirá.

La garantía de producto también cubre todo lo instalado, a diferencia de la de rendimiento, que trabaja sobre el rendimiento de salida del panel. Por lo que, si el rendimiento desciende por problemas en algún elemento externo al panel solar, no será detectado por las mediciones y no lo cubrirá nuestra garantía de rendimiento.

A la hora de valorar las garantías, es importante conocer las diferentes coberturas y las distintas políticas de trabajo de los fabricantes. Y, sobre todo, saber que existen fabricantes que ofrecen garantía de 25 años tanto para rendimiento como para producto. Cuando un fabricante ofrece 25 años de garantía en su producto, asume el compromiso de calidad en sus materiales, y el de ofrecer un producto muy testado, aunque estos tengan un coste más elevado en su precio. Existe la posibilidad de optar por garantías de producto de menor duración, pero igualar los años de garantía de rendimiento a los de producto es un elemento de seguridad.

Otro elemento importante es apostar por un fabricante asentado en el mercado puede también eliminar el miedo recurrente a que pueda desaparecer, no cumpliendo con las garantías ofrecidas.

Por ello, la relación calidad-precio, la garantía y la solidez y solvencia financiera del fabricante son 3 de las variables importantes que deben sopesarse a la hora de decantarse por un producto u otro.

Artículo patrocinado por SunFields Europe. Si quieres conocer productos con 25 años de garantía doble, haz clic en: 
SunFields Europe
www.sfe-solar.com

Modificado por última vez enViernes, 17 Abril 2020 12:38
volver arriba

Ariston muestra su apoyo a instaladores y distribuidores con la campaña #AristonTeCuida

Actúa en verde con la aerotermia Panasonic

Ecoforest: Caldera de pellets (Gama Vap)

Aerotermia Yutaki de Hitachi: todas las aplicaciones en un único sistema

Soluciones renovables para construir la casa eficiente con Lansolar Ingenieros

Presentación de Berdeago: la asociación europea para la sostenibilidad

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes