Ponencia Honeywell: "Nuevos refrigerantes de bajo PCA para soluciones industriales: El reto de la nueva Fgas"

Refrigerantes para soluciones industrialesMarta San Román, de Honeywell Fluorine Products Europe, presentó en el Foro Clima de la Feria Climatización 2015 la ponencia "Nuevos refrigerantes de bajo PCA para soluciones industriales: El reto de la nueva Fgas", en la que repasa la situación actual de los gases refrigerantes ante la inminente desaparición del R-22, la penalización del R-404A por el impuesto sobre gases fluorados y la reducción gradual de la Fgas. 
Los nuevos requerimientos regulatorios y acuerdos políticos para garantizar un futuro sostenible de nuestro medioambiente deben compaginarse con la exigencia de mantener nuestro status quo y calidad de vida. El círculo vicioso del calentamiento global que genera más necesidades de refrigeración y climatización, y a su vez éstas producen efectos adversos sobre el calentamiento, puede llegar a un equilibrio sostenible si todos los factores implicados se comprometen.
 
La Unión Europea ha publicado la revisión del Reglamento de Gases Fluorados (F-gas) que se aplicará a partir del 1 de enero de 2015, a la vez que busca compromisos serios y viables con países desarrollados y en vías de desarrollo a través de los protocolos de Montreal y Kyoto. Dicho Reglamento persigue la reducción de casi un 80% de las emisiones de CO2-eq de ahora a 20130, y propone, entre otras medidas, la disminución regulada de CO2-eq. Esta disposición podría conllevar serios ajustes en el mercado, dado que parece poco probable alcanzar el objetivo si se continúa de forma habitual.
 
Asimismo, el consumo energético es otra prioridad, por lo que inevitable reconducir tendencias hacia refrigerantes que combinen los atributos de buen rendimiento termodinámico y menor impacto ambiental posible, que a la vez sean seguros, energéticamente eficientes y económicamente viables.
 
Por un lado, el R-22 será prohibido a finales de 2014, por lo que no estará permitido el mantenimiento de instalaciones de frío industrial que aún operen con este gas, así como el R-404A se verá penalizado por el impuesto sobre gases fluorados (IGF) y la reducción gradual de la Fgas. Los refrigerantes que actualmente se proponen para sustituir al R-22 no alcanzan los niveles de capacidad frigorífica y eficiencia del R-22 y en algunos casos dichos refrigerantes tienen un PCA mayor que el refrigerante que se remplaza, convirtiéndolo en una opción también dañina con nuestro medioambiente, y/o suponte distintos grados de modificación del sistema que pueden resultar muy costosos. Refrigerantes como el R-407F, diseñado para ofrecer el mejor rendimiento posible a media y baja temperaturas tanto en nuevas instalaciones como en reconversiones de R-22 ó de R-404A con mínimas modificaciones, mejora la eficiencia energética en un 10% comparado con el R-404A (o incluso más dependiendo del sistema y sus ajustes), contribuyendo notablemente a un ahorro de costes. Otros refrigerantes nuevos, como el R-448A para baja temperatura o como el R-450A para sistemas combinados en cascada con CO2 son soluciones ya siendo ensayadas para nuevas instalaciones o ciertas reconversiones.
 
Los supermercados y otras instalaciones de refrigeración tienen que sopesar muchos criterios diferentes antes de seleccionar un refrigerante. Todo entra en juego: el nivel de mínima inversión a corto plazo (precio por kilo), los costes de mantenimiento y consumo energético a largo plazo, el impuesto sobre gases fluorados, el impacto de la legislación y las políticas corporativas  sobre medioambiente y otras tantas opciones. La decisión para sustituir gradualmente el R-404A pasa por una evaluación y equilibrio entre dichos criterios. El R-407F como el R-448A cubren todas las necesidades, sean cuales sean las necesidades de inversión, medioambientales o de costes operativos.
 
El R-407F es un refrigerante ya conocido y con miles de referencias en instalaciones de toda Europa durante varios años. 
 
El R-448A es una nueva mezcla de HFO y HFC, con referencias en el mercado desde hace más de dos años en Europa en aplicaciones como reconversiones o nueva instalación de refrigeración en media y baja temperatura, unidades condensadoras, equipamiento de hostelería, etc…
 
Por otro lado, se ha identificado una cuarta generación de refrigerantes que incorporan las propiedades medioambientales requeridas de bajo PCA, a la vez que mantiene características deseables de rendimiento y funcionales. Se han identificado tres nuevos refrigerantes puros clasificados como hidrofluoroolefinas (HFO), que tienen una vida relativamente corta en la atmósfera: HFO-1234yf, HFO-1234ze(E) y HFO-1233zd
 
El HFO-1234yf, con PCA<1, (ASHRAE clase A2L), tiene el potencial de ser una solución global sostenible para aire acondicionado en automoción, pudiendo potencialmente ser utilizado en sistemas actualmente diseñados para R134a con modificaciones mínimas. Su presión de vapor y otras propiedades son similares al R-134a y es un potencial candidato a sustituir R-134a en aplicaciones fijas.
 
El HFO-1234ze se plantea como otra opción para el mercado de media presión y energéticamente eficiente a refrigerantes tradicionales como el R-134a en diversas aplicaciones de temperatura media. Tiene un PCA de <1, sobrepasando incluso los objetivos de prevención del cambio climático. Además, ayuda para el cumplimiento de directivas de eco-diseño, reduce las emisiones directas de CO2 en un 99.6 por ciento, reduce las emisiones indirectas de CO2 debido a su menor consumo energético, y tiene una vida media en la atmósfera de tan sólo 18 día, mucho menor que los 13 años del R-134a. Ya se han desarrollado enfriadoras y bombas de calor basadas en este fluido que muestran de 3 a 5% menos consumo energético que las enfriadoras basadas en R-134a. 
 
El HFO-1233zd contribuye también a reducir la huella de carbono gracias a su PCA=1. Es un refrigerante seguro y no-inflamable con clasificación A1 de ASHRAE y no es un compuesto orgánico volátil. Su capacidad es similar a la del R-123 y está especialmente indicado para enfriadoras centrífugas, en las que muestra mayor capacidad frigorífica. 
 
Ninguno de estos tres refrigerantes está sujeto a la reducción de cuota en el Reglamento F-gas, y dado su ultra-bajo PCA<1, menor aún que el valor de referencia de 1 para el CO2, no está sujeto a impuestos.
 
La ponencia presenta algunos ejemplos de soluciones sostenibles con el R-407F (almacén logístico); y con el HFO-1234ze ó el HFO-1233zd en la industria alimentaria (planta de elaboración de pan, procesado de vegetales), refrigeración de centros de datos, o redes de refrigeración y calefacción urbanas.
 
 

Más información:

honeywell

 
Modificado por última vez enJueves, 05 Marzo 2015 12:34
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes