Mejorar la confianza y cumplir la normativa sobre eficiencia, claves para el desarrollo del sector de las ESES

charlas-congreso-eses

La segunda jornada del V Congreso de Servicios Energéticos, celebrada el pasado 5 de mayo, comenzó con la ponencia magistral de Juan Lazcano, Presidente de la Confederación Nacional de la Construcción, sobre los planes para una estrategia de rehabilitación energética.

 En opinión de Lazcano, el número de viviendas rehabilitadas “sigue siendo muy bajo”. Puso como ejemplo que con las ayudas del Plan de Vivienda 2013-2016 “solo se han rehabilitado 9.271 viviendas y renovado otras 1.609”, lo que supone una inversión de poco más de 280 millones de euros. Por su parte, en 2015 se otorgaron visados para rehabilitar viviendas por 25.413, cifra que supera en más de un 13% la de 2014, “pero que está muy alejada de cifra de las 200.000 viviendas al año que la CNC considera idónea”.

El Presidente de la CNC afirmó que el impulso de la rehabilitación pasa por el cumplimiento de dos requisitos: “la creación de un modelo de financiación y una buena campaña de concienciación a los ciudadanos”. Además, abogó por facilitar a las comunidades de vecinos que quieran hacer una rehabilitación energética en sus edificios “el acceso a créditos blandos con intereses entre el 4 y el 5 por ciento y una financiación entre 15 y 20 años”. Lazcano también señaló otras medidas de carácter financiero y administrativo para favorecer el mercado de las ESE: “permitir a las empresas de servicios energéticos que perciban directamente las ayudas a fondo perdido o financieras que establezcan las administraciones y crear un registro de empresas y proveedores de servicios energéticos para generar confianza en el mercado”.

Apuesta por los sellos de calidad

Una de las mesas redondas más relevantes fue la moderada por Elena González, Gerente de ANESE, que contó con la intervención de los representantes de Deloitte, CBRE, EDF Fenice y Suma Capital, en la que se debatieron varios temas de interés para el sector. Todos los ponentes coincidieron en señalar que la falta de información o conocimiento y la desconfianza del modelo ESE “son dos de las barreras que están impidiendo una adecuada evolución de este negocio”. En su opinión, a pesar del nivel de maduración del mercado, “si queremos que crezca y se consolide es necesario mejorar la confianza y eso es posible dando a conocer los éxitos conseguidos en los casos reales que se han ido ejecutando en los últimos años”.

Además de apostar por simplificar la complejidad de los contratos y buscar la manera de agilizar la firma de los mismos “para que no pase un año hasta cerrarlo con el cliente”, los ponentes también hicieron referencia a las auditorías energéticas como una gran oportunidad “pero no para cumplir el expediente, sino como vía para externalizar el servicio e implementar las medidas precisas”.

Los expertos de la mesa redonda también se mostraron a favor de los sellos de calidad “ya que garantizan que las empresas cumplen una serie de requisitos y esto da confianza al cliente”. Sin embargo, señalaron, el número de sellos de calidad “debe ser pequeño y exigente para que no pueda acceder cualquiera, porque en ese caso se depreciaría su valor”.

El segundo día del Congreso también contó con la exposición de varios casos reales de servicios energéticos. El representante de FCC-FORESA contó su experiencia de contrato de servicios energéticos en una piscina cubierta en Toledo; la empresa Danfoss desarrolló su proyecto de red de calor con biomasa en Soria; Gas Natural Fenosa se centró en la remodelación realizada en el Hospital Universitario de La Paz en Madrid; Saunier Duval demostró los ahorros energéticos conseguidos mediante la puesta en marcha de sistemas híbridos en viviendas y comercios; finalmente, la representante de Icaen explicó los resultados conseguidos en Cataluña gracias a la implantación de los servicios energéticos.

Marco regulatorio europeo

La última mesa redonda tuvo como tema principal el nuevo marco regulatorio de Eficiencia Energética en Europa, en la que actuó como moderador Tomás Díaz, redactor del diario elEconomista. Assumpta Farran i Poca, en representación de Eneragen, afirmó que “los servicios energéticos son claves en la reducción de los consumos y, por tanto, la administración debe tender hacia ellos dejando que sean los profesionales los que hagan se encarguen de los proyectos para que la administración centre sus esfuerzos en invertir para mejorar la calidad del ciudadano”.

Para Javier Sigüenza, Secretario General de AMI, “Bruselas tiene que establecer una serie de herramientas comunes para poner en práctica los compromisos y objetivos que regula”. También hizo mención a la Directiva de Contratación Pública y de Concesiones como “norma clave para la eficiencia energética en el futuro”, aunque comentó que en el caso del borrador que estaba preparado en España sobre este tema, se ha excluído el contrato de colaboración público-privada, un asunto que, a su juicio, “puede convertirse en un problema”.

José Ángel Galán, representante de ANESE, puso de manifiesto que España “debe involucrarse más en el cumplimiento de las Directivas sobre eficiencia marcadas por Europa”. En su opinión, “no se deben cumplir solo para salvar los muebles. Además, las transposiciones deben hacerse completas porque las medidas hay que ejecutarlas”. Galán también afirmó que la eficiencia “no debería ser una opción”, pero aseguró que “se nos acaba el tiempo”.

La última intervención corrió a cargo de Carmen Iglesias, representante de A3e, quien aseguró que el principal objetivo de Europa es “reducir las emisiones”, algo que, a su juicio, debería llevar consigo la aplicación de una serie de medidas en la edificación “con edificios de consumo casi nulo”, en la industria “con la puesta en marcha de auditorías energéticas para desarrollar medidas de ahorro y revisar las mejoras que se implanten” y con la ciudadanía “facilitando al ciudadano las herramientas para conseguir dichos ahorros”.


 

volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes