China y EEUU llegan a un acuerdo para limitar la emisión de gases efecto invernadero

Acuerdo-China-EEUU-cambio-climáticoLos presidentes de China y Estados Unidos, Xi Jinping y Barack Obama, respectivamente, han alcanzado un acuerdo histórico para limitar la emisión de gases de efecto invernadero, lo que supone el primer paso del gobierno de Pekín para limitar las emisiones de carbono, y por tanto asumir un compromiso serio en relación al cambio climático.
China, el principal emisor a nivel mundial de gases de efecto invernadero, se ha comprometido a rebajar sus emisiones para el año 2030, asimismo, el presidente chino ha anunciado que para entonces un 20% de la energía producida en el país, procederá de fuentes renovables.
 
  Por su parte, Obama ha anunciado que las autoridades estadounidenses tendrán como objetivo recortar en 2025 entre un 26 y un 28 por ciento sus emisiones respecto a las de 2005, lo que supondría doblar el recorte previsto entre 2005 y 2020.
 
 Ambos países emiten de forma conjunta cerca del 40 por ciento de las emisiones de efecto invernadero a nivel mundial, por lo que el compromiso podría relanzar las conversaciones para establecer nuevos compromisos más allá de 2020 en las reuniones previstas en París para el próximo año 2015 donde se prevé renovar el acuerdo relativo al Protocolo de Kyoto, acuerdo que EEUU no ratificó.
 

Acuerdo histórico

 
Este acuerdo entre ambos países llega tras varios meses de negociaciones y coincidiendo con la reciente publicación del último informe de Naciones Unidas en el que se confirmaban los efectos del cambio climático y del calentamiento global como un hecho inequívoco y se instaba a los líderes mundiales a llegar a un acuerdo con urgencia con el fin de eliminar las emisiones de gases para el año 2100 (artículo publicado en www.caloryfrio.com el pasado 11 de noviembre).
 
Durante la comparecencia de ambos líderes para anunciar el acuerdo, Barack Obama afirmó que “Tenemos una especial responsabilidad para liderar un esfuerzo global contra el cambio climático", subrayó Obama, quien recordó que EE.UU. y China son "las dos mayores economías, los mayores consumidores de energía y los mayores emisores de gases invernadero del mundo" añadiendo que este acuerdo “histórico” representa “un enorme hito en la relación chino-estadounidense”.
 
En su comparecencia del presidente chino  Xi Jinping, afirmó que “hemos acordado asegurarnos de que se llegará a un acuerdo en París sobre las negociaciones contra el cambio climático” y destacó el inicio de un  “nuevo modelo” de relación entre ambas potencias celebrando el nivel de entendimiento alcanzado. 
 
Hay que tener en cuenta que el compromiso adquirido por China a través de este acuerdo obligará al país asiático a poner en funcionamiento una capacidad generadora de 800 a 1000 gigavatios de energías no contaminantes -solar, eólica o nuclear, entre otras- para 2030, más que todas las plantas alimentadas por carbón que existen hoy en China y “cerca de toda la capacidad actual de generación de energía eléctrica en Estados Unidos”, de acuerdo con el comunicado conjunto de ambos gobiernos.
 

Cumbres climáticas de Lima y Paris

 
La firma del acuerdo entre EEUU y China se produce en un momento “clave” cuando nos encontramos a pocos días de la celebración de la cumbre climática que se celebrará en la capital peruana del 1 al 12 de diciembre, el COP20.
 
En Lima, la UE también tratará de lograr un borrador del acuerdo que se firmará en la cumbre de París, el COP21, que se celebrará a finales de 2015.
 
"En París nos gustaría que todos los países desarrollados y en vías de desarrollo pongan compromisos sobre la mesa, que sean vinculantes, que tengamos una financiación adecuada", según afirmó recientemente el actual comisario europeo de Clima y Energía, Miguel Arias Cañete.
 
Y lo cierto es que a  pesar del desacuerdo de ciertos sectores de la política norteamericana, nos encontramos en la antesala del establecimiento de unas bases que permitan la consecución de un acuerdo global que de una vez por todas recoja el compromiso internacional por la lucha contra el cambio climático.
 
 
 
   
 
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes