Edificación, eficiencia energética, sostenibilidad, innovación y…responsabilidad social

Edificación-eficiencia-energetica-solar-decathlonEl equipo Ressò, que está formado por cincuenta estudiantes de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura del Vallès (ETSAV) de la Universidad Politécnica de Cataluña, ha obtenido el primer premio en la modalidad de arquitectura y el tercer puesto en la categoría de urbanismo y sociedad en la edición 2014 del concurso internacional interuniversitario de vivienda sostenible Solar Decathlon Europe, que se ha desarrollado en la Cité du Soleil de Versalles (Paris) y en el que han participado diecinueve equipos representantes de un total de dieciséis países procedentes de cuatro continentes. El jurado de esta convocatoria ha estado formado por Wang Shu, Thomas Herzog y Françoise Helen Jourda.

 El proyecto - que estará quince días en exposición y ha sido construido en diez días - consiste en una infraestructura colectiva dotada de espacio comunitario de 150 m2 y 6 m de altura que funciona con energía solar e incorpora las tecnologías necesarias para permitir la máxima eficiencia energética. Ha sido ideado de modo que su destino final será ofrecer un servicio urbano de carácter social y, tal y como explica el director de la ETSAV, que también ejerce como tutor del proyecto, desde el centro educativo existe, a partir de la experiencia, “voluntad de ofrecer una segunda oportunidad a los proyectos que acuden a este tipo de concursos”. Esta es la tercera vez que la ETSAV participa en el certamen, un hito que hasta el momento ninguna universidad ha podido igualar. El primero de los prototipos (2010) se ha quedado en la escuela para ejercer a través de él “una labor de divulgación”; el segundo (2012) está llevando a cabo “una labor social” en el barrio de la Les Planes, de Sant Cugat del Vallès (Barcelona) y, en el caso de este último, ya ha sido concebido desde un principio con vocación de uso social y, de hecho, tiene adjudicada su labor como centro cívico en el barrio de Sant Muç, en la población de Rubí, también ubicada en la provincia de Barcelona. Con un presupuesto por debajo de muchos de los proyectos que han concurrido en el concurso, los integrantes del equipo destacan la importancia de la colaboración entre las empresas privadas y la universidad pública como modelo de simbiosis en relación a la financiación, pero también como punto de partida del desarrollo de sistemas vinculados a la eficiencia energética. 

La edificación ideada por este equipo de estudiantes que, como señala Víctor Seguí, “ha llevado a cabo un trabajo colectivo que ha sido tutorizado por un total de ocho profesores y ha contado con el apoyo de la escuela y de la universidad” logra la autosuficiencia gracias a la integración de sistemas pasivos y fue seleccionado entre más de cincuenta candidaturas a nivel internacional. Si bien la idiosincrasia de este evento se centra en la investigación, innovación, diseño y construcción de proyectos enérgicamente autosuficientes y que únicamente funcionen con energía solar, su propia naturaleza lo convierte en una plataforma de excepcional valúa para desarrollar proyectos destinados a fines de carácter social. Tal y como nos plantea el director de ETSAV, “los dos primeros puestos en la categoría de urbanismo y sociedad han recaído en proyectos destinados a intentar erradicar la pobreza o bien paliar los efectos de desastres naturales”. 

El hecho de haber sido seleccionados para concurrir en un certamen de tal calibre en tres ocasiones ya es un gran logro para este centro docente. Sin embargo, desde su dirección se incide en que lo que más les satisface es que ello incide positivamente “en el nivel de optimismo y retroalimentación de los alumnos y de la escuela en sí”, culminando una filosofía de trabajo que tuvo su inicio en 2008, cuando se apostó por tratar de “desterrar el miedo a quedar arrinconados a nivel profesional”. El resultado es que los estudiantes desean ingresar en el centro con el mismo empeño que años atrás, aun y el actual panorama socioeconómico y laboral, y que los que se licencian gozan de unas perspectivas profesionales alentadoras. Y, en concreto, los alumnos que han abanderado este proyecto autosuficiente, adaptable, flexible, energéticamente eficiente, sostenible, social y de uso comunitario partirán de una experiencia que, muy probablemente, les ayudará a emprender su futuro con, como mínimo, un particular espíritu y estado de ánimo. 

Más información:

http://www.resso.upc.edu/

 

 
Modificado por última vez enMiércoles, 06 Agosto 2014 13:23
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes