El Plan Renove de Calderas indiviudales de Madrid bate su record de solicitudes

Portada promocional de Plan Renove Calderas MAdrid

La eficiencia energética y la seguridad de las calderas de condensación comienza a tener calado en la población madrileña. Así lo muestran los datos registrados por el Plan Renove de Calderas Individuales de la Comunidad de Madrid, que el  pasado mes de noviembre alcanzó su record de solicitudes con más de 3.700 peticiones de ayuda.

El Plan, gestionado por la Fundación de la Energía de la Comunidad de Madrid, a través de ASEFOSAM, consiste en la concesión de incentivos para impulsar la sustitución de calderas individuales por calderas de condensación. Estas calderas, al ser estancas, reducen considerablemente el riesgo de intoxicación por monóxido de carbono, además de mejorar la eficiencia energética de la instalación, puesto que permiten recuperar, gracias a la condensación, parte de la energía que de otro modo se perdería con los humos que se expulsan a la atmósfera.

Si bien es cierto que el coste de adquisición de estos aparatos es algo mayor a los convencionales, el aumento de la inversión se ve rápidamente amortizado gracias a un ahorro de más del 20% en el consumo de combustible. De hecho, el cambio de caldera en una vivienda tipo puede suponer un ahorro anual de 140 euros en la factura del gas.

La instalación de este tipo de calderas, por tanto, comienza a ser notable en la región madrileña, dados los beneficios medioambientales y económicos que suponen para los usuarios. De hecho, el Plan Renove ha subvencionado a lo largo de 2011 la instalación de más de18.000 calderas de condensación.

Este Plan ofrece ayudas de 255 euros en el caso del cambio a caldera de condensación que utilice gas como combustible, y de 400 euros en el caso de que ésta utilice gasóleo, quedando la ayuda limitada al 30% del coste elegible (suma del precio de la caldera y del montaje, IVA no incluido). Incentivos que se ven incrementados con las aportaciones de Gas Natural Fenosa, Madrileña Red de Gas o Galp Energía, en función de cada caso.

Además, el Plan presenta una ayuda extra que aporta la Comunidad de Madrid cuando la mejora de la instalación térmica contempla, además de la sustitución de la caldera, la instalación de suelo radiante. En estos casos, la ayuda se puede ver incrementada hasta en 500 euros, siempre que no se supere el 30% del coste elegible (suma del importe del material de suelo radiante y del montaje del mismo, IVA no incluido).

Con los sistemas de suelo radiante es posible conseguir ahorros energéticos en torno al 20% respecto a los sistemas convencionales, los cuales pueden suponer para una vivienda media, unos ahorros en la factura del gas, de unos 300 euros al año.

Para acceder a estas ayudas basta con que el titular o usuario de la instalación, ubicada en la Comunidad de Madrid, o en su nombre el instalador autorizado que instale la caldera, acuda a la sede de ASEFOSAM y presente la solicitud de la ayuda junto a la documentación pertinente.

En todo caso, y ante cualquier duda sobre la tramitación de las ayudas se encuentra disponible la página web www.cambiatucaldera.com y el teléfono de información habilitado por ASEFOSAM (91 468 72 51).

Modificado por última vez enViernes, 13 Enero 2012 12:49
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes