“En España tenemos un gran potencial para el mercado de los servicios energéticos porque nos queda todavía muchísimo recorrido”

Elena González, Gerente de ANESE, Asociación Nacional de Empresas de Servicios EnergéticosEntrevista a Elena González, Gerente de ANESE, Asociación Nacional de Empresas de Servicios Energéticos. Tras la reciente celebración en Barcelona de ESCO Europe, la Conferencia sobre servicios energéticos más importante de Europa organizada por primera vez en España, aprovechamos para hablar con Elena González, Gerente de la Asociación Nacional de Empresas de Servicios Energéticos (ANESE) sobre el presente y futuro de este mercado en nuestro país.

 

La ESCO Europe se ha celebrado por primera vez en nuestro país ¿Ha sido coincidencia o estamos ante el momento más propicio para las ESES en España?

A la hora de escoger la sede del evento, los organizadores sondean el estado del mercado y los actores activos para decidirse. Elegir España para celebrar el congreso ESCO Europe era muy buena oportunidad pero también era un riesgo porque había personas que temían que España estando en la situación en la que está no iba a atraer mucha gente al congreso. Pero finalmente entendieron que tras un periodo complicado en nuestro país, el año 2014 podía presentar un segundo despegue de los servicios energéticos en España.

La organización me ha comunidado recientemente que ha aumentado un 33% la participación respecto al año pasado. Personalmente, me ha parecido un congreso con un mejor nivel de ponencias presentadas respecto al año pasado y un mayor nivel de participación. Ha sido un éxito.

¿En qué situación está el mercado español de servicios energéticos comparándolo con nuestros países vecinos?

La visión que nos queda después de oír al resto de los países participantes es que en España tenemos una muy buena oportunidad. Tenemos un gran potencial para el mercado de los servicios energéticos porque nos queda todavía muchísimo recorrido, mientras que en otros países europeos están más avanzados y el número de proyectos activos es mucho mayor.

¿Qué país podría ser un modelo a imitar y por qué?

Yo no diría que hay un único modelo o país a imitar. La regulación ayuda en todos los países adaptando el modelo a la particularidad de cada uno de ellos, pero en general lo que vemos es que los países que están optando por este tipo de modelo están trabajando para que su sector público tenga unos modelos más estandarizados y facilite el acceso a la financiación. Estas barreras son comunes en todos los países, no son dependientes del país y todos hacen lo mismo: el sector público favorece que se contrate este modelo de servicios energéticos y todos son conscientes de que para ello hay que estandarizar los modelos, hay que cambiar las formas de contratación de la Administración Pública y luego hay que apoyarlo con sistemas tipo exigencia de certificación, de niveles de consumo y demás. ¿Para qué? para que el sistema financiero, que es una de las patas que influye muchísimo en el desarrollo de este sector, vea que hay una serie de garantías y que todos los agentes interesados están poniendo sus esfuerzos para que salgan adelante estos modelos.

Aquí en España de momento no tenemos ninguna de esas herramientas.

"El sector público favorece que se contrate este modelo de servicios energéticos y todos los países son conscientes de que para ello hay que estandarizar los modelos, hay que cambiar las formas de contratación de la Administración Pública"

¿Cuáles son los problemas que frenan el mercado español de las ESEs?

En España, hasta ahora, había un desconocimiento por parte del mercado sobre este modelo. Llevamos unos cuantos años difundiéndolo y empieza a conocerse. Además, las empresas de servicios energéticos van haciendo proyectos y van alcanzando ese nivel de especialización necesario para trabajar con este modelo.

Lo que tenemos más parado es la parte financiera. Un modelo de servicios energéticos es imposible ponerlo en práctica si no hay financiación por medio. En España es mucho más difícil porque la financiación no está fluyendo. Los bancos todavía no han entrado masivamente a apostar por este modelo y eso es una barrera.

En la Administración pública hay otra barrera y es que los procesos de contratación públicos no han cambiado aún y a la hora de licitar este tipo de proyectos, nos encontramos con fuertes barreras ya que es difícil que todos los municipios de España tengan personal técnico especializado para sacar adelante estos concursos o pliegos que no son sencillos.

Una primera labor de estandarizar los procedimientos y ayudar con soporte técnico a todas estas administraciones sería fundamental para que empiecen a fluir estos concursos.

En segundo lugar, hay que solucionar el tratamiento de estos proyectos: si son servicios, si el proyecto entra en el balance de administraciones públicas, si computa como déficit o no. En otros países los consideran como servicios para que no compute como deuda. Si en españa seguimos considerándolos como deuda y no como servicio, será muy difícil que salgan estos concursos en la parte pública.

¿Ha cogido España el rumbo por fín en el objetivo europeo de ahorro y eficiencia energética?

Ahí el Ministerio de Industria está haciendo una buena labor. ANESE ha colaborado en algunos grupos de trabajo que han organizado para ir dando los pasos establecidos para transponer esta directiva. Por lo que vemos, el Ministerio está siguiendo los planes establecidos. Creo que en este caso vamos al ritmo del resto de los países europeos, no como en otras transposiciones que hemos ido años después, como en la de los Certificados Energéticos.

Últimamente ha sido bastante criticada la nueva Ley de Rehabilitación porque se duda de su capacidad de aplicación real. ¿Cómo evaluarías el contenido de esta Ley?

Creo que es una ley fundamental para tratar de impulsar todo el sector de la rehabilitación. Va a movilizar un montón de profesionales, no sólo desde la parte de energía y dado que es un plan a nivel nacional, creo que lo primero que hay que hacer es una campaña en la que se expliquen bien cuáles son los beneficiospara que los usuarios apuesten por esa rehabilitación.


"Tenemos un parque de edificios antiguo que está teniendo muchas pérdidas desde su propia estructura. Hay mucho por hacer en los edificios de este país en temas de rehabilitación"


 

Ahora mismo cuando un ciudadano va a comprar un electrodoméstico, tiene bastante claro lo que significa comprar un electrodoméstico de mayor o menor letra porque se le ha explicado las ventajas que supone comprar algo más caro pero más eficiente. Se ha conseguido que el ciudadano lo entienda y que los fabricantes ya no fabriquen electrodomésticos poco eficientes. Esto ha llevado unos cuantos años, pero al final estamos haciendo algo beneficioso para todos.

Lo mismo hay que hacer con el tema de la rehabilitación. Tenemos un parque de edificios antiguo que está teniendo muchas pérdidas desde su propia estructura, desde su envolvente, por parte de los sistemas de generación de energía, iluminación y demás. Hay mucho por hacer en los edificios de este país en temas de rehabilitación.

¿Qué cifras de mercado estiman para este 2014?

En 2013 ha habido negocio y eso que las ESES han estado trabajando en un año complicado.

Aunque todo son percepciones porque no tenemos datos cuantitativos que apoyen este discurso, parece que este año el mercado de los servicios energéticos va a crecer porque los factores que hay en juego son mucho más positivos; los clientes tienen más conocimientos sobre este modelo y la importancia de que la gestión energética se deje en manos de profesionales. Cada vez existen más casos de éxito, y esto hace que empiecen a fluir fondos de financiación que se van convenciondo de que aquí existe un negocio.

Otro de los factores que puede indicar que este mercado va a crecer este año es que frente al año pasado, este mes de enero en ANESE llevamos un positivo en cuanto a número de asociados. Vemos un mayor interés y hemos tenido unas altas interesantes en la asociación este mes de enero.

¿Qué conclusiones generales nos puedes destacar del evento ESCO Europe? ¿Qué te ha llamado más la atención de cosas que se hayan comentado?

Lo que más me ha llamado la atención es el fuerte convencimiento general del potencial de este mercado. Hay cifras tan impresionantes como las norteamericanas que cifran en 5,3 Billones de dólares americanos la facturación de su mercado de servicios energéticos en 2011 y estiman duplicar esa cifra para 2020, basándose en todos los programas que están lanzando.

Esto también se ve en el mercado europeo. La mayoría de los ponentes hablaban de un fuerte crecimiento de este mercado y de una apuesta clara tanto del sector privado como del sector público, que quieren confiar toda la gestión energética a unos profesionales que además les garantizan esos ahorros.

"Estados Unidos estima duplicar sus cifras de mercado de servicios energéticos en 2020 basándose en los programas que ha lanzado. Hablamos de unos 10 Billones de dólares americanos"

También se ha hablado, que hasta ahora no se había comentado mucho, que esto viene propiciado por la Directiva europea de Eficiencia Energética, en la clasificación de las Empresas Servicios Energéticos. Hacer un contrato de servicios energéticos implica firmarlo por varios años y el cliente final quiere tener la certeza de que está confiando su gestión energética en una empresa que le va a aportar calidad y le va a asegurar esos ahorros. A veces el cliente no sabe muy bien lo que es una ESE y no existe una clara clasificación de esas empresas. En EEUU ha hecho ya esa clasificación y la directiva apunta a hacerlo.

Nosotros vamos a tomar esa idea y desde ANESE vamos a trabajar en esa clasificación. Tenemos que decidir qué debe tener una empresa para ser considerada una empresa de servicios energéticos. A partír de ahí y teniendo en cuenta varios indicadores, habrá varios niveles. Vamos a juntar a un grupo de expertos y vamos a trabajar para hacer una propuesta entendible y razonable.

En cuanto al tema de financiación, el Banco Europeo de Inversiones va a poner en marcha un fondo de eficiencia energética, está considerando otros modelos, que no los tradicionales para poner en funcionamiento esos fondos. Eso es una buena noticia de cara a que el resto de la banca tradicional vea que se puede confiar en estos proyectos.

Ejemplos de otros países

Elena González, tras asistir y participar en la Conferencia ESCO Europe nos expone algunos ejemplos de cómo trabajan otros países de Europa y América para fomentar el mercado de los servicios energétcios:

"Estados Unidos desde el DOE americano está trabajando mucho para que la mayoría de los estados vayan a un modelo común. De hecho, tienen un pool de 16 estados que trabajan duro para que se produzca esa estandarización en todos ellos".

"En Europa, tenemos el Reino Unido que ha lanzado un programa a nivel nacional, el "Green Deal" que es conocido, se extiende, y eso hace que el modelo de los servicios energéticos se conozca".

"En los Países Nórdicos, las administraciones públicas están impulsando fuertemente que se contrate la gestión de la eficiencia energética a través de estos modelos".

"En Italia, Francia y Bélgica han adoptado el modelo de certificados blancos, impulsando la implantación de medidas de eficiencia energética para conseguir estos certificados".

"Alemania está también muy involucrada".

Cómo fomentar la implantación del modelo de servicios energéticos
Como nos explica González, todos los países tienen una estrategia común a la hora de implantar el modelo de servicios energéticos:

Estandarizar el modelo.

Modificar los métodos de contratación pública para que consten como "servicio" y no como "deuda".

Lanzar planes y campañas de concienciación para dar a conocer el modelo a la ciudadanía.

Más información sobre servicios energéticos: www.anese.es

volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes