"El estándar Passivhaus da respuesta a la mayor demanda de confort de las nuevas generaciones"

Entrevista-Nuria-DiazEl estándar Passivhaus es un estándar de construcción que combina un elevado confort interior, en invierno y en verano, con un consumo de energía muy bajo a un precio asequible.
Este sería el resumen de un concepto aún desconocido por gran parte de los profesionales de la construcción en España por lo que, desde Caloryfrio hemos querido entrevistar a Nuria Díaz Antón, presidenta de la Plataforma de Edificación Passivhaus, una asociación sin ánimo de lucro, cuyos objetivos están dirigidos a dar a conocer el estándar Passivhaus entre todos los actores involucrados en el proceso de edificación en nuestro país no sólo desde la divulgación sino también desde el ámbito formativo.
 
Os invitamos a leer nuestra conversación con Nuria Díaz como contribución a la divulgación de un estándar que aboga por una construcción energéticamente eficiente:
 
¿Qué función principal desarrolla la Plataforma de Edificación Passivhaus?
 
PEP en España es una plataforma que está compuesta por casi 300 profesionales y el objetivo de la plataforma es difundir el estándar Passivhaus o el edificio de consumo casi nulo en España. Entre todos estos profesionales tenemos técnicos, constructores… están integrados todos los perfiles que construyen un edificio, desde la fase de diseño hasta la fase de obra, incluyendo también a los instaladores.
 
¿Este es un modelo muy implantado en algunos países europeos, pero es suficientemente conocido en España?
 
En España está teniendo ahora un gran recorrido desde que se ha publicado la nueva Directiva Europea que obliga a reducir el consumo energético de los edificios. Esta Directiva ha despertado el interés en todos estos temas. A partir de ese momento, en el año 2010 se ha empezado a pensar en lo que supone un edificio de energía casi nula, cómo lo vamos a tener que construir y ha aparecido el estándar Passivhaus como una referencia en el camino. Y es cierto que en este momento es la única referencia que tenemos en España.
 
¿ Son las Passivhaus una verdadera alternativa en la edificación para reconvertir el sector y adecuarlo a las exigencias futuras de eficiencia energética?
 
Si, este estándar lleva implantado más de 25 años en Centroeuropa, desde las primeras experiencias que tuvieron lugar en el año 1990 y es en estándar que está ya muy comprobado y garantizado, dispone de muchos metros cuadrados construidos y monitorizados y por tanto aporta una seguridad a los clientes, a los usuarios que saben que es un estándar que funciona. Y aunque sea un estándar que nació en un país mucho más frio y con un clima muy diferente, es verdad que poco a poco se ha ido expandiendo.
Se trata de un estándar libre en el que se puede construir con bastante libertad utilizando cualquier sistema constructivo, es un estándar muy global lo que ha permitido su expansión de forma muy rápida.
 
¿ Es este estándar suficientemente conocido entre los profesionales de la arquitectura?
 
No, precisamente ese es el papel de la Plataforma ahora. Debemos darlo a conocer. Nuestro trabajo ahora es el de llegar a todos los sectores interesados; estamos trabajando con arquitectos, ingenieros, estamos trabajando para formar también a los técnicos de ejecución, a los instaladores a los montadores… Al final el éxito de construir un edificio de consumo casi nulo no es sólo de la parte del diseño sino que tenemos que concienciar al resto de actores e incluso al cliente final. También estamos trabajando con entidades financieras para mejorar los modelos que existen actualmente para conseguir financiación para la construcción de este tipo de edificios. El objetivo de PEP ahora mismo en España es el de encajar todas estas piezas en el puzzle para que todos estemos dirigidos a la construcción de edificios mucho más eficientes.
 
¿ Existen productos recomendados o certificados como más adecuados para el estándar Passivhaus?
 
Sí, el estándar Passivhaus es un estándar de construcción libre en el que no se exige la certificación pero si tú quieres tener un reconocimiento que es lo que te da de alguna forma unas garantías de calidad, entonces sí, puedes certificar edificios, puedes certificar personas, es decir, profesionales que tengan los conocimientos adecuados para trabajar en este tipo de proyectos o puedes certificar componentes. Si eres un fabricante de ventanas, de aislamientos o de sistemas constructivos puedes optar por llevar a cabo el proceso de certificación de tu componente para conseguir una acreditación para formar parte de la base de datos, de forma que el arquitecto o diseñador tenga la garantía de que al utilizar este producto ya está cumpliendo los requisitos exigidos.
 
¿En la actualidad, la utilización de estos productos supone un incremento del precio de la construcción?
 
No, para nada. Al principio, cuando se comenzó a trabajar con el estándar Passivhaus en España sí que se hablaba de un sobrecoste, de alrededor de un 10% en las obras, pero hay que entender también que estábamos en  un momento en el que todavía no había  demanda, la industria todavía no estaba preparada para dar respuesta a estas nuevas necesidades; los profesionales no estaban preparados por lo que muchas veces se requería de consultores externos, de profesionales de apoyo o de formación específica en los equipos de trabajo.
Este hecho ha ido cambiando poco a poco y desde que PEP comenzó su andadura en el año 2008 hasta ahora se ha visto un cambio en el mercado y este sobrecoste se está igualando con el precio de la construcción convencional. Lo importante es que todos los  técnicos y todas las personas que participan en un proyecto, incluyendo al cliente, estén todos en el mismo barco, estén concienciados de lo que quieren hacer y exista una buena planificación ya que el sobrecoste puede venir de una planificación mal hecha.
 
¿ Se aplica el mismo estándar, los mismos criterios en la obra nueva y en la rehabilitación?
 
El estándar Passivhaus es un estándar para obra nueva, pero en el Passivhaus Institut, ante la demanda de proyectos de rehabilitación, vieron que las exigencias del estándar eran muy elevadas para los proyectos de rehabilitación. Así, han desarrollado un nuevo estándar llamado EnerPhit que es el Passivhaus para rehabilitaciones y tiene unos criterios un poco menos exigentes.
 
¿Se están aplicando ya en España estos criterios para la rehabilitación? ¿Existe algún proyecto de rehabilitación en España construido bajo estos parámetros?
 
Sí, tenemos varios ejemplos. Por ejemplo, en la zona centro, en Segovia,  se está terminando ahora la obra de una rehabilitación de una vivienda unifamiliar; en Vitoria hay una Fundición, un proyecto de un edificio industrial que se ha rehabilitado según el estándar EnerPhit; en Cataluña también existen proyectos… Empezamos a tener los primeros ejemplos en España y además PEP está participando en un proyecto europeo que se llama Europhit en el que estamos viendo cómo intentar aplicar todos estos conceptos de rehabilitaciones integrales de alta eficiencia a las rehabilitaciones llevadas a cabo paso a paso. Esto se debe a que una de las cosas que se vio en relación a estas rehabilitaciones integrales es que en muchas ocasiones, tanto por condiciones económicas del cliente o por temas normativos… condicionan el hecho de que se pueda llevar a cabo una rehabilitación integral a la primera. En este programa europeo estamos viendo cómo llevar a cabo rehabilitaciones de alta eficiencia pero paso a paso de forma que cualquier paso que des ahora no te condicione el resultado final.
 
¿ Cómo ve el futuro de la construcción en España? Veremos un incremento en la construcción de edificaciones certificadas? 
 
Sí, este año la VI Conferencia Passivhaus que tuvo lugar en Madrid presento el mapa de los edificios Passivhaus o edificios de consumo casi nulo en España y pudimos ver la evolución de este tipo de edificios, desde los tres o cuatro ejemplos con los que contábamos hace dos años a multiplicarse por cinco. En este momento contamos con  edificios que se están certificando en casi todas las comunidades autónomas.
 
Creo que el estándar Passivhaus es una referencia en cuanto a eficiencia energética  pero debemos entender también que se trata de un estándar de referencia en cuanto a confort. Las demandas de confort de las nuevas generaciones son cada vez más elevadas. No tiene nada que ver el concepto que tenían nuestros abuelos con lo que hoy en día entendemos por confort y el estándar Passivhaus da una respuesta a estas necesidades con una demanda muy baja de energía. Vemos que cada vez se empieza a ver más edificios construidos, unos se certifican otros no se certifican… y desde PEP queremos fomentar la certificación porque al tratarse de un fenómeno relativamente reciente, la certificación es una garantía para proteger lo que el estándar Passivhaus simboliza. Nos asusta encontrarnos con algún  mal ejemplo que pueda poner en duda todo el trabajo realizado realizado por mucha gente durante todos estos años. Creemos que el mercado aún no está maduro, los profesionales no están suficientemente formados y de alguna manera, la certificación es una garantía de calidad para el cliente final. 
 
Desde PEP ahora mismo sólo promovemos los edificios con certificación porque en caso contrario no tenemos la capacidad de controlar si un edificio se ha ejecutado correctamente y por tanto no podemos afirmar si se tratará de un caso de éxito o no.
 
Modificado por última vez enMartes, 01 Diciembre 2015 12:59
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes