Estrategia europea sobre climatización

informe-europeo-estrategia-climatizacionA través de Bioplat, Plataforma Tecnológica Española de la Biomasa, hemos conocido la reciente comunicación de la Comisión Europea en relación a la Estrategia europea sobre climatización, una estrategia que surge como una necesidad ante el hecho de que la climatización (calefacción y refrigeración) consume más de la mitad de la energía en Europa y, además, gran parte de la misma se malgasta en sistemas ineficientes.

 

Desde la comisión europea se pretende que la instalación de sistemas de climatización eficiente y sostenibles sea una prioridad para la Unión energética, no solo como vía para reducir la dependencia energética de la Unión, sino para abaratar los costes de los sistemas de climatización y para avanzar en la línea que exigen los compromisos medioambientales asumidos en la COP21 de París.


Aunque los sectores de la calefacción y la refrigeración se están encaminando hacia energías limpias lo cierto es que aún, el 75% de la energía, procede de combustibles fósiles (con predominio del gas)*.

Grafico-consumo-energía

 


Así, a través de esta estrategia se pretende proporcionar el marco que permita integrar sistemas eficientes de climatización en las políticas energéticas europeas, fundamentalmente impidiendo las pérdidas de energía de los edificios, maximizando la eficiencia y la sostenibilidad de los sistemas de climatización, apoyando la eficiencia en los procesos industriales y aprovechando las ventajas de la integración de la climatización en el sistema eléctrico. Estas soluciones se articularán en las normativas y revisiones normativas que se vayan publicando próximamente en el seno de la Unión.

Principales barreras en la rehabilitación energética de edificios

Los edificios son los principales consumidores de calefacción y refrigeración. La calefacción representa más del 80% del consumo en climas fríos y la refrigeración crece cada día en los climas más cálidos.

Pero son estos mismos edificios los que con frecuencia pierden el frío o el calor debido a la mala calidad en las construcciones. Las dos terceras partes de los edificios de la UE fueron construidos teniendo en cuenta criterios que no contemplaban medidas en el ámbito de la eficiencia energética y, la mayoría de estos edificios, seguirán en pie en el año 2050.

Medidas como el aislamiento térmico, la instalación de dobles o triples acristalamientos o la rehabilitación de fachadas redundarían en importantes ahorros, reduciendo la demanda de energía y limitando, por tanto, la necesidad de calefacción y refrigeración.

El informe sobre la estrategia europea también se detiene a analizar las distintas formas de propiedad de la construcción y la problemática de cada una de ellas a la hora de abordar un proyecto de rehabilitación energética.

Alrededor del 70% de la población de la UE vive en edificios de viviendas de propiedad privada. En este tipo de viviendas colectivas, los propietarios son reacios a impulsar proyectos de rehabilitación encaminados al uso eficiente de la energía, no sólo por la falta de conciencia de los beneficios de abordar dichas reformas, sino también por la falta de asesoramiento técnico.

Por otra parte, en viviendas de alquiler de propiedad privada, fórmula con gran implantación en algunos países europeos, se da la circunstancia de que los propietarios no ven el incentivo de invertir en la mejora de la eficiencia energética de sus viviendas por el hecho de no pagar las facturas energéticas ya que dicho gasto recae en los inquilinos. Son aún muy pocos los que optan por incrementar el precio del alquiler con el argumento de ofertar viviendas más eficientes y con menor consumo energético.

En cuanto a edificios propiedad de organismos públicos, incluida la vivienda social, representan también una proporción considerable del parque edificatorio europeo. Escuelas, universidades y hospitales son un ejemplo visible del uso intensivo de la energía.

Otros edificios del sector servicios como bancos, oficinas y tiendas, componen una cuarta parte de la edificación. En ese tipo de edificios, el consumo de energía por metro cuadrado es de promedio un 40% más elevado que en los edificios residenciales y el consumo de electricidad es particularmente alto debido a sus complejos sistemas de iluminación, aire acondicionado o ventilación. Este sector también genera grandes consumos en cuanto a refrigeración de los espacios especialmente en dos casos; en los supermercados donde el frío representa más del 40% del consumo de energía y en los centros de datos, donde el consumo puede alcanzar hasta el 60% de los costes operativos.

Adicionalmente, el informe denuncia la falta de especialización y formación que afecta a todos los sectores. Muy pocos profesionales tienen la experiencia necesaria en la construcción basada en tecnologías renovables dirigidas a la maximización de la eficiencia energética. Los arquitectos incorporan en sus proyectos diseños avanzados incorporando materiales y tecnologías inteligentes desde el aislamiento hasta la iluminación pero no debemos olvidar que los instaladores son los creadores de mercado para muchas tecnologías.

Auditorías energéticas y certificados de eficiencia energética

Por último, la estrategia señala las herramientas y las soluciones que pueden plantearse. Indica claramente que dado que la climatización se produce localmente en mercados que se encuentran fragmentados, se debe actuar fundamentalmente a nivel local, regional y nacional, contando con una base normativa europea que dé sustento a las regulaciones pertinentes, pero pone el foco especialmente en la normativa propia. Entre otras cuestiones, la Comisión invita a los Estados miembros a sensibilizar a los consumidores sobre eficiencia energética en sus hogares, a estimular la adopción de las recomendaciones sobre auditorías energéticas en empresas y a apoyar a los agentes locales y regionales para mejorar su capacidad de financiación de las inversiones necesarias agrupando proyectos individuales en paquetes de inversión más grandes (iniciativas como el Fondo ELENA, Ciudades y Comunidades Inteligentes y el nuevo Pacto de los Alcaldes para el Clima y la Energía).

Asimismo, concretamente para los edificios, como parte de la revisión de la Directiva Europea de Eficiencia Energética en los Edificios que corresponde llevar a cabo en 2016, la Comisión va a tratar de reforzar la fiabilidad de los certificados de eficiencia energética así como sus señales para las fuentes renovables. Va a desarrollar un paquete de medidas para facilitar la rehabilitación de bloques de pisos, va a promover la utilización de sistemas de eficiencia energética ya probados en edificios públicos tales como hospitales y centros educativos, va a hacer que en las inspecciones periódicas de las calderas se proporcione información sobre la eficiencia del sistema existente y va a facilitar la difusión de sistemas de certificación para edificios no residenciales.

En lo que respecta a los sistemas de climatización renovable, en las correspondientes revisiones de la Directiva Europea de Eficiencia Energética en los Edificios y de la Directiva Europea de Renovables, la Comisión va a tratar de fomentar la climatización renovable mediante un enfoque integral que acelere la sustitución de calderas obsoletas de combustibles fósiles por fuentes renovables, así como aumentar el despliegue de las energías renovables en la redes de climatización urbanas y cogeneraciones; también tiene previsto apoyar a las autoridades locales en la elaboración de estrategias para la promoción de energías renovables para calefacción y refrigeración y la creación de un sitio web con herramientas que permitan comparar precios sobre los costes y beneficios de los sistemas de calefacción y refrigeración para toda su vida útil.

En lo referente a innovación, la Comisión pretende incorporar en el SET-Plan la integración de los resultados de las mesas redondas sectoriales industriales en las iniciativas europeas de I+D, promover el calor renovable y residual mediante cogeneración, examinar nuevos enfoques para la calefacción de baja temperatura en la industria y desarrollar materiales avanzados y procesos constructivos industrializados. La Comisión confirma que las actividades de investigación, innovación y demostración financiadas por Horizon 2020 también apoyarán esta estrategia europea de climatización.

En lo que respecta a la financiación, la Comisión pretende utilizar la iniciativa Smart Finance for Smart Buildings para facilitar la agregación de pequeños proyectos en paquetes invertibles, para alentar a los Estados miembros a establecer ventanillas únicas para las inversiones de ‘bajas emisiones’ (que incluyan servicios de asesoramiento, ayuda al desarrollo de proyectos y financiación de los mismos) y para alentar a los bancos a ofrecer productos adaptados a la rehabilitación de los edificios.

A través del siguiente enlace pueden descargarse el documento completo sobre Estrategia europea sobre climatización
 

Fuente: Bioplat - Plataforma Tecnológica Española de la Biomasa

 

 
Modificado por última vez enMartes, 23 Febrero 2016 12:44
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes