José Manuel Galindo, Presidente de la APCE y Rafael Fernández Sánchez, Presidente de CEPCO

Las principales asociaciones de la construcción analizan el sector: Los promotores constructores y los fabricantes de productos ven signos de recuperación para 2011.

Jose Manuel Galindo - Rafael Fernández SánchezConstrumat, el Salón Internacional de la Construcción de Fira de Barcelona, regresará fiel a su cita de cada dos años del 16 al 21 de mayo de 2011. El certamen, referente del sector de la construcción en España y uno de los más importantes de Europa, volverá a celebrarse en el recinto de Gran Via con el objetivo de contribuir a la reactivación de la construcción española, inmersa en un complejo y profundo proceso de reorientación.

En este contexto, los promotores constructores y los fabricantes de productos ven signos de cierta recuperación para 2011 y así se expresan los presidentes de dos de las principales asociaciones del sector, José Manuel Galindo de la Asociación de Promotores Constructores de España (APCE) y Rafael Fernández Sánchez de la Confederación Española de Asociaciones de Fabricantes de Productos de la Construcción (CEPCO) en la siguiente entrevista:

 

El sector de la construcción ha sido uno de los más afectados por la crisis. ¿Piensa que 2011 será un año de recuperación?

José Manuel Galindo (APCE). En cuanto a edificación residencial, el stock tocará techo en 2011, debido a la mejoría que ya estamos advirtiendo y que responde a aspectos objetivos, como son el aumento de la compraventa de viviendas desde abril de 2009, el alza en la concesión de hipotecas, y una caída cada vez menor de los precios. Pero esta incipiente mejoría está supeditada a la consolidación del sistema financiero, cuya situación actual hace difícil la obtención de préstamos, y a la coyuntura económica en general, que últimamente no nos depara muchas alegrías.

Nuestra estimación es que en 2010 se vendan en torno a 300.000 viviendas nuevas, un 36% más que en 2009, por lo que de continuar así la tendencia, el próximo año veremos un mercado cada vez más recuperado. Todo dependerá de cómo evolucione la situación económica y de la confianza que tengan los ciudadanos.

Rafael Fernández Sánchez (CEPCO). La situación actual no es buena, ni será todo lo buena que fue en el pasado, pero tenemos que trabajar en lo que queremos que sea la construcción en el futuro. Las cifras ya apuntan algo positivo en este 2010 aunque será muy leve. En esa línea, en edificación residencial habría que destacar, tomando como fuente un reciente informe del Ministerio de Vivienda, que hay 26 provincias en el entorno del stock técnico y que, en consecuencia, están a la espera de decisiones financieras para empezar a planificar nuevos proyectos de obra, con la oferta y la demanda bastante ajustadas.

Con respecto a la obra pública, asistimos con preocupación a recortes sucesivos por parte de la Administración, pero España está todavía lejos de haber cerrado de forma sostenible sus infraestructuras, no sólo viarias, sino también de hospitales, colegios, juzgados, estaciones de ferrocarril, etc., por lo que las administraciones con competencia en la materia deberán reajustar sus planes de obra, pero mantenerlos suficientemente operativos. También debemos aprovechar esta situación para ser más exigentes en la cualificación de los trabajadores, así como en la calidad de los materiales que se emplean. De lo contrario, la siguiente crisis nos impactará exactamente igual que ahora.

¿Qué papel puede tener Construmat dentro de la reactivación económica del sector?

J.M.G. Nuestro sector necesita foros como Construmat para que los profesionales de la construcción puedan interrelacionarse. En este sentido, la feria se presenta como un buen punto de encuentro para que todos los agentes de la construcción estén al día, intercambien experiencias y compartan vivencias de su actividad profesional.

R.F.S. Construmat es y será una gran ayuda en la reactivación económica en la medida en que dé a conocer la realidad del sector, tanto técnica como de instalación y rehabilitación.

Este año 2010 y como iniciativa surgida en el marco de Construmat 2009 tendrá lugar el primer Congreso de Rehabilitación y Sostenibilidad, organizado por el Colegio de Aparejadores, Arquitectos Técnicos e Ingenieros de Edificación de Barcelona, CAATEEB. ¿Es la rehabilitación una de las mejores fórmulas para que el sector supere la crisis?

J.M.G. La rehabilitación representó en el primer trimestre del año un 26% del total de los visados de dirección de obra, seis puntos más que en el primer trimestre de 2009. Esta cifra nos indica la importancia de este segmento en la actividad inmobiliaria. No obstante, las últimas iniciativas del Gobierno en esta materia parecen haberse quedado "cojas" y no recogen las peticiones que el sector ha venido reclamando, y que pasan por medidas que impulsen la rehabilitación de edificios enteros y de barrios, para lo que sería necesaria la adaptación de algunas normativas autonómicas y locales.

R.F.S. La reforma y rehabilitación en España tiene un desarrollo muy incipiente en todos sus aspectos. Si en el segmento de edificación nueva cuesta entenderse entre todos los agentes que intervienen en el proceso (promotores, constructores, arquitectos, compradores) y hay que ser riguroso en todas las fases de ejecución (materiales, proyecto, sistemas constructivos, cualificación de mano de obra), en la rehabilitación ocurre de forma más acusada.

¿Son suficientes? ¿Cree que se deberían impulsar otras medidas?

J.M.G. Es imprescindible la colaboración entre todos los agentes para que el sector cuente con una información clara y transparente y un conocimiento exhaustivo del mercado inmobiliario. Y estaría muy bien contar con un mapa de localización del stock de viviendas por áreas geográficas y por tipología para saber qué es lo que se vende y a qué precios.

R.F.S. Es necesario un cambio de cultura en los ciudadanos. Hoy en día no se hace mantenimiento de las viviendas hasta que algo falla y es urgente resolverlo. Debemos empezar a "amortizar" nuestras viviendas, teniendo en cuenta una vida útil total y unas dotaciones para reformas cada cierto tiempo. Debemos tener en cuenta que ésta es la parte más sostenible de toda la construcción, ya que genera un empleo estable, bien cualificado, especializado en diferentes aspectos y que siempre va a hacer falta si cambiamos nuestra cultura de mantenimiento de nuestra propia vivienda. Todo esto llevará años, pero cuanto antes empecemos, mejor.

Entrevista cedida por: Fira Barcelona

Modificado por última vez enJueves, 02 Junio 2011 10:39
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes