Mercado energético europeo: 100 millones para proyectos de infraestructura energética

Mercado-energetico-europeo

Desde el día de ayer, la Comisión Europea tiene abierta una convocatoria en la que destinará 100 millones de euros a proyectos de infraestructuras energéticas transeuropeas. La medida enlaza con el anuncio, el pasado 25 de febrero, de un mercado energético plenamente conectado, y se enmarca en el Connecting Europe Facility (CEF). En concreto, estos fondos se destinarán a proyectos que tengan como objetivo acabar con el aislamiento energético, eliminar cuellos de botella y completar el mercado energético europeo. El próximo 16 de marzo, la Dirección General de Energía, junto con la Agencia Ejecutiva de Innovación y Redes, han organizado una jornada informativa en Bruselas, en la que se incluirán los detalles prácticos para participar en esta convocatoria. 
 
Paralelamente, estos fondos de la Unión Europea – que constituyen la primera de las dos convocatorias previstas para este año dentro del instrumento CEF - también deberán servir como catalizadores para impulsar financiación adicional de inversores, tanto públicos como privados. En este sentido, el comisario europeo de Política Climática y Energía, Miguel Arias Cañete, ha declarado que “unas redes energéticas fiables y bien conectadas son esenciales para conseguir una Unión Energética fuerte” y, por tanto, añade “necesitamos más inversiones para adaptar nuestra red energética al futuro”. 
Todos aquellos que deseen optar a la convocatoria deben tener e cuenta que sus proyectos tienen que estar en la lista https://ec.europa.eu/energy/en/topics/infrastructure/projects-common-interest, que consiste en 284 proyectos clave de infraestructura energética que, cuando lleguen a completarse, beneficiaran significativamente a, como mínimo, dos Estados miembro, mejorarán la seguridad en el suministro, y contribuirán a la integración del mercado, incrementando competencia y sostenibilidad. 
 

5.850 millones entre 2014 y 2020

 
De hecho, la financiación de la Unión Europea para infraestructuras energéticas que se contemplan en el CEF alcanza los 5.850 millones de euros en el periodo de tiempo comprendido entre 2014 y 2020; y la mayor parte de esa dotación será dirigida a subvenciones, aunque también existirá un fondo que será dedicado a poner en marcha instrumentos financieros con el fin de poder desarrollar infraestructuras, incluyendo una contribución del Fondo Europeo para la Inversiones Estratégicas. Y, en esta línea, los proyectos – como obras – únicamente podrán recibir financiación si éstos comportan beneficios importantes en un contexto macro-regional, si se enmarcan en, por ejemplo, en la seguridad en el suministro, la solidaridad entre Estados miembros o la innovación, aunque no sean comercialmente viables. 
 
Recuperando de nuevo las palabras de Miguel Arias Cañete, “estos fondos son una oportunidad de inversión para construir un mercado energético competitivo, sostenible y seguro” con el que, “en última instancia, beneficiar a los hogares y negocios europeos”. 
 
La fecha límite para presentar proyectos será el 29 de abril de este año y la decisión en relación a qué proyectos finalmente hayan sido seleccionados se hará pública a mediados de julio. A nivel general, la aportación de la Unión Europea no sobrepasará el 50% de los costes elegibles, tanto si se trata de estudios como de obras. Sin embargo, en casos excepcionales el apoyo podría incrementarse hasta un máximo de un 75%, en el caso de las obras. 
 
 
Modificado por última vez enMartes, 05 Abril 2016 09:35
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes