Sonepar apuesta por la digitalización como la herramienta que cambiará el negocio de la instalación eléctrica

Presentación de Sonepar El Grupo Sonepar aterrizó en España en 1986. Desde entonces, el crecimiento de la compañía ha ido en progresión ascendente, con una cuota de mercado del 15%, que ofrece a los profesionales de la electricidad, clima y saneamiento la gama más completa de productos y soluciones para los sectores residencial, industrial y terciario, que responden a las necesidades actuales de ahorro, eficiencia energética y sostenibilidad.

Actualmente, la filial española cuenta con 7 empresas –Guerin, Hispanofil, Dielectro Canarias, Dimel Castilla, Ame Material Eléctrico y Dielectro Industrial-, dos modernos centros logísticos en A Coruña y Valencia, un centro de servicios compartidos en Burgos (Sonibética), 1.600 empleados, más de 240.000 artículos en stock y 132 delegaciones repartidas por todo el territorio nacional, incluidos ambos archipiélagos.

Durante el encuentro con la prensa que el equipo directivo de la compañía realizó el viernes pasado coincidiendo con el primer aniversario del cambio de su sede a la localidad madrileña de Leganés, su Responsable Financiero, José Arroyo, estimó una previsión de ventas para Sonepar de 500 millones de euros para finales de año, algo más del 5% respecto al año anterior, “señal de un crecimiento sostenible en los últimos cuatro años no solo en ventas, sino también en empleo y rentabilidad, después de época muy difícil”.

Luis Arconada, CEO de Sonepar Ibérica y Presidente del área latina de Sonepar, definió la compañía como “una empresa diferente, discreta, solidaria y familiar, pero global, que basa su estrategia en dos principios fundamentales: la ética como herramienta de gestión empresarial y la innovación, centrada en la digitalización para los profesionales”.

Precisamente el concepto de globalidad es el que permite a Sonepar Ibérica “estar al día de todos los avances tecnológicos, tanto en industrias como en instaladores, y poder contrastar esa información con nuestra realidad en España”, señaló Antón Chust, Director de Desarrollo de Negocio de Sonepar, quien definió la digitalización como “un cambio del modelo social y de empresa, sobre todo para los instaladores, que cambiará el negocio de la instalación eléctrica”.

E-Commerce: el futuro del sector de la distribución

En opinión de Antón Chust, los cinco grandes cambios que afectarán al profesional de la electrotecnia serán la tecnología de instalación eléctrica y de negocio con el Internet de las Cosas (IoT), la comunicación y el marketing digital a través del posicionamiento en redes sociales y los buscadores en internet, la calidad de los datos, la logística conectada y el comercio electrónico que permite cursar pedidos a cualquier hora. Precisamente el e-commerce, unido a la calidad de datos y a una logística perfectamente organizada, “será el futuro del sector de la distribución”.

Su apuesta por la digitalización ha llevado a la compañía a lanzar una versión actualizada de Sonepar movilidAPP, que presentó a principios de junio en A Coruña, con el foco puesto en el usuario y que incluye el nuevo motor de búsqueda SoneSearch, mucho más técnico, capaz de categorizar los productos según sus características. Esta aplicación permite a los profesionales consultar existencias, hacer presupuestos en cualquier momento y comprar online los materiales y productos de una forma rápida y sencilla de forma gratuita.

En busca del talento

Otro de los puntos estratégicos de Sonepar Ibérica se centra en su política de recursos humanos como motor de la organización para atraer y retener los mejores talentos. El Responsable de esta División, David Morales, expuso las diversas iniciativas que la filial española ha puesto en marcha en estos años y que le ha valido a Sonepar el reconocimiento del sector con varios premios en su haber.

Una de ellas es el programa de Responsabilidad Social “Construyendo Futuro”, que apuesta por la Formación y Empleabilidad de los Jóvenes con un programa de becas para hijos de empleados de Sonepar que van desde los 500 hasta los 3.000 euros, habiendo otorgado más de 160.000 euros hasta el momento. Otra de las iniciativas es el programa Emplea de Alumnos en Prácticas, por el que pasan cada año alrededor de 150 jóvenes de diferentes países y que sirve para captar nuevos talentos. Finalmente está el programa Lanzadera para hijos de empleados, a través del cual se les orienta en la búsqueda de trabajo, se les ofrece asesoramiento para enfrentarse a una entrevista de trabajo y se les enseña cómo buscar empleo en las redes sociales.
 

Modificado por última vez enLunes, 17 Julio 2017 12:27
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes