Tribuna de opinión: Rafael Herrero, presidente de ANESE: "Las empresas de servicios energéticos, el motor de la Directiva 2012/27 UE"

Rafael-herrero

Desde la Asociación Nacional de Empresas de Servicios Energéticos (ANESE) defendemos que el objetivo de una ESE es el ahorro del cliente final, aunque para cumplir con este cometido es necesario e imprescindible contar con el apoyo de la directiva relativa a la eficiencia energética (2012/27 UE) que obliga a una llevada a la práctica del buen hacer de las Empresas de Servicios Energéticos.

Pero dicha Directiva y el modelo de negocio de la eficiencia energética van de la mano y se complementan una al otro. Como hemos comentado, las ESES se apoyan en el escrito, pero a su vez es necesario que sea una Empresa de Servicios Energéticos la que ponga en marcha, vigile y mantenga aquello que promulga la ley.

La Empresas de Servicios Energéticos tienen un papel prioritario que desarrollar en torno a todos los sujetos que están implicados en la Directiva 2012/27 UE, en lo referente a auditorías energéticas, acreditación de proveedores de servicios y auditores energéticos, promoción de la eficiencia energética y contabilización de consumos energéticos, en la que todos los actores activos de una sociedad están implicados: empresas, administraciones públicas y particulares.

Vamos a llevarlo a la práctica, el papel sostiene que pequeñas y grandes empresas cuentan con la obligación de ser auditadas, aunque detalla que la auditoría puede no ser vinculante y esto ¿qué significa? Pues que la compañía que ha pasado el examen no tiene porque realizar ningún cambio ni ninguna mejora en sus instalaciones para resultar más eficiente, una vez que el resultado de la auditoría recomiende que se puede ahorrar más, energéticamente hablando.

Esta inactividad por parte de la empresa puede dar un giro si cualquiera de nuestras ESES llama a su puerta. De estas manera, gracias a nuestros proyectos que sostienen el cambio de obsoletos equipos por otros de novedosa tecnología, se registra un mayor ahorro que permite, incluso hacer frente al propio proyecto de eficiencia energética. Esto se traduce en más auditorias resueltas, con un sentido y un fin cumplido gracias al trabajo de una ESE.

Por otro lado, el sector residencial también se ve beneficiado con la contratación de cualquier Empresa de Servicios Energéticos para velar por su ahorro. El 1 de enero del 2017 entra en vigor, (referente a la nombrada normativa) el pago individual por lo que cada usuario consuma, para ello será imprescindible la instalación de repartidores de coste y contadores de energía. Y ¿qué papel juega una ESE en el consumo individual? La medición. Si dejamos esa medición en manos poco cualificadas los resultados pueden ser equivocados. El cálculo debe ser seguro y realizado con una sólida ingeniería con un perfecto conocimiento para fijar un precio por kilovatio hora adecuado y que permita ahorrar al cliente final y que garantice el máximo ahorro sin pérdida de confort de manera fija.

La Administración Pública es también la otra parcela donde intervenimos mejorando sustancialmente la eficiencia energética de los edificios de manera garantizada, previo análisis y fijando un techo de gasto del consumo realizado y del futuro después de la intervención de una ESE.

Con este binomio Directiva-ESE sucede algo paradójico, todas las empresas a las que represento como presidente de ANESE necesitan del escrito legal y formal para llegar con más facilidad al consumidor, para que se nos escuche mejor y más alto, pero a su vez esa ley no tendría ningún sentido sin las ESES.
 

 
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes