La rehabilitación y el crecimiento con interrogantes, principales conclusiones del último informe de Euroconstruct

Edificio rehabilitado

Como viene siendo tradición, el pasado 15 de junio, Euroconstruct hizo público su último informe cuyas perspectivas para España, aunque positivas, auguran un crecimiento del sector de la construcción con ciertos interrogantes y un sector de la rehabilitación dependiente, en cierta medida, de la demanda familiar, maltratada aún por el largo periodo de crisis.

En España, corresponde al ITEC (Instituto de Tecnología de la Construcción) la presentación de las conclusiones de dicho informe, como institución que representa a nuestro país en Euroconstruct, un grupo independiente de análisis, especializado en estudiar las perspectivas del sector de la construcción, en el que además de España participan otros 18 países europeos a través de una extensa red de institutos.

Así, desde el ITEC se realiza un seguimiento continuo de la marcha del sector con el fin de elaborar un informe multicliente, dos veces al año, en coincidencia con las conferencias Euroconstruct que se celebran en diciembre y junio. Ambos informes, contribuyen a realizar un diagnóstico sobre la situación actual del sector de la construcción en España y a nivel Europeo, y que deseen hipótesis razonadas con respecto a la evolución que pueda tener el sector de la construcción a corto y medio plazo.

Cada uno de los institutos que participan en el informe, aportan datos sobre el contexto demográfico y macroeconómico del país en cuestión (población, hogares, empleo, precios, tipos de interés y componentes del PIB), y da paso a un análisis detallado del sector construcción que sigue el siguiente esquema:

  •  El sector construcción y sus componentes: cuantificación de la producción (millones €) en edificación residencial, no residencial e ingeniería civil para el año en curso, histórico de los 3 años precedentes y previsiones para los 3 siguientes, con distinción de los fenómenos de nueva planta y los de rehabilitación.
  • La construcción residencial: los principales indicadores (viviendas licenciadas, viviendas iniciadas, viviendas acabadas) del año en curso con 3 años de historia y 3 de previsión, separadamente para unifamiliares y plurifamiliares. Datos y proyecciones del stock residencial, con indicación de la estructura de propiedad, las viviendas secundarias y las desocupadas.
  • La construcción no residencial: cuantificación de la producción (millones €) para los submercados de oficinas, edificios sanitarios, educativos, industriales y comerciales. Con la historia de los 3 años precedentes y las previsiones para los 3 años siguientes.
  • La ingeniería civil: cuantificación de la producción (millones €) para los submercados de la infraestructura de transporte, la energía y las obras hidráulicas. Con la historia de los 3 años precedentes y las previsiones para los 3 años siguientes.

Con todo ello, Euroconstruct agrega los datos al informe y realiza un análisis globla del sector y sus perspectivas de evolución a nivel Europeo.

Desde Caloryfrio.com os queremos ofrecer un pequeño resumen de este informe con los principales datos a nivel europeo pero también, las previsiones que del informe se pueden extractar para el sector de la construcción en España.

Situación y previsiones en Europa

Con respecto al sector de la construcción en Europa, el informe revela que las previsiones a corto y medio plazo son razonablemente buenas aunque aún empañadas por el impacto de una crisis muy profunda y prolongada en el tiempo.

Así, 2014 fue el primer ejercicio con un crecimiento mínimamente claro (+1,2%) tras un paréntesis de seis años de duración. Sin embargo para los próximos años se esperan avances progresivamente más sólidos: 1,9% en 2015, 2,4% en 2016 y 2,6% en 2017. Ante semejantes expectativas resulta injustificado prolongar el clima de alarma, pero sí que se mantiene una cautelosa alerta. La mejora del sector está directamente relacionada con la mejora económica producto de una política monetaria sin precedentes que está apuntalando una base más bien frágil y ese precisamente esta fragilidad económica la que convierte al sector de la construcción, en un sector vulnerable tanto en relación a la demanda como en relación a posibles inversiones.

Independientemente de lo anterior, y aunque las cifras promedio describen un panorama moderadamente optimista para el año 2015, existen algunas excepciones por países que nos deben hacer recapacitar antes de hablar de nuevos ciclos.

Así, de los diecinueve países que contabiliza Euroconstruct se prevé que cuatro todavía serán incapaces de crecer en 2015, y entre ellos el país con la previsión de mayor retroceso es Francia. Otros tres países van a ser incapaces de superar el 1% de crecimiento, y entre estos mercados estancados se hace notar la presencia de dos grandes: Italia y Alemania. La situación se equilibra gracias al buen comportamiento del Reino Unido y Polonia, los dos únicos mercados de gran tamaño capaces de crecer con contundencia.

evolución mercado de la construcción en Europa

Evolución del sector de la construcción a nivel europeo por subsectores

España: se abre una nueva  etapa sin concluir la anterior

España representa el ejemplo más claro del fenómeno descrito a escala europea con respecto al estado de alerta del sector pese a unas previsiones, a priori, positivas.

En el caso español, el escenario del sector de la construcción se presenta robusto en apariencia: +2,5% para 2015, +4% para 2016 y +5,5% en la proyección para 2017. Pero el mercado español tiene más motivos de preocupación que la media europea a la hora de esperar que la recuperación económica revierta en el sector construcción: la demanda ha quedado más maltrecha que en otros países y al mismo tiempo sigue quedando una oferta remanente muy significativa. Por ello, no hay que confundir el fin del ciclo contractivo con el fin de la crisis, y es que pese al crecimiento previsto, el sector construcción continuará produciendo muy por debajo de su capacidad.

En relación a la vivienda empiezan a llegar señales positivas por parte de la compraventa y de los precios, pero aún reina la incertidumbre considerando las limitaciones de la demanda (inestabilidad del nuevo empleo, contribución negativa de la demografía). En términos de promoción de nueva vivienda, se están iniciando más viviendas de las que finalizan, hecho que permite prever un crecimiento en 2015 de aproximadamente un 5% aunque repartido de un modo muy desigual a lo largo de territorio. La progresiva incorporación de más zonas geográficas al arranque de la actividad contribuirá al afianzamiento de la recuperación hasta llegar a unas previsiones de recuperación del 9% para el año 2016 y un 11% para el año 2017, si bien, los niveles objetivos de producción continuarían siendo modestos, situados por debajo de los alcanzados en 2011.

El mercado no residencial vive la paradoja de estar sometido a una notoria presión por colocar dinero en el mercado inmobiliario (Socimis y otros inversores mayoristas) pero de momento es una presión que no se traduce en ejecución de nuevos proyectos. Las empresas que constituyen la demanda final en este segmento del mercado están derivando su recién recuperada capacidad inversora en ponerse en día en el capítulo de maquinaria y bienes de equipo, y en el caso que tengan una auténtica necesidad de más superficie recurren a la oferta disponible o a la rehabilitación. Todo ello hace que 2015 todavía sea algo pronto para esperar crecimiento en términos de producción constructiva (-5%) y nos hace situar el punto de inflexión en 2016 (+2,5%).

La clave para conseguir un despegue consistente será la recuperación de suficiente demanda de superficie terciaria (comercial y oficinas) como para justificar el arranque de nuevos proyectos.

En el capítulo de ingeniería civil, el calendario electoral está jugando un papel significativo reanimando el mercado en 2014 (+3,1%) y previsiblemente también en 2015 (+6,2%). Es muy arriesgado prever si el vacío post-electoral en 2016 va a ser profundo o no; nuestra hipótesis contempla un crecimiento a un ritmo más moderado (+2,4%) considerando que el sobresfuerzo 2014-2015 no ha sido demasiado extraordinario, y que la mejora económica puede dejar más margen inversor en los futuros presupuestos públicos. En todo caso, la incertidumbre es elevada: no hay que descartar un hipotético replanteo de la estrategia de infraestructuras del país tras las elecciones, y continua siendo una incógnita el desenlace que puedan tener los conflictos abiertos con los inversores privados, así como la auténtica capacidad que pueda tener el Plan Juncker para impulsar al sector.

Gráfico con la evolución de la construcción en España

Evolución del sector de la construcción en España por subsectores


En definitiva, las principales conclusiones del ITeC a los resultados del informe en España revelan que el crecimiento en tres años de perspectiva del 5% es muy débil. Para acelerar este ritmo, desde la dirección del ITEC se apuesta por : potenciar la construcción sostenible y la rehabilitación como “palanca clave para asumir el crecimiento”; impulsar la innovación para transformar el sector con una demanda potente y estructurada; y, por último, buscar sistemas de financiación pública y privada, insistiendo en la transparencia en los sistemas de contratación.

Fuente: ITEC (Instituto de Tecnología de la Construcción)

 

Modificado por última vez enViernes, 18 Diciembre 2015 13:19
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes