Entra en vigor la Ley del Suelo y Rehabilitación Urbana como impulso a la eficiencia energética y el autoconsumo sin tener en cuenta el “impuesto al sol”

Instalacion-autoconsumo-sofos-energía

El mes de noviembre incorpora novedades en el sector de la rehabilitación y es que a principios de este mes se publicó en el BOE el texto refundido de la Ley del Suelo y Rehabilitación Urbana procedentes de la Ley 8/2013, que entró en vigor el 31 de octubre, tras haber sido aprobado por el Consejo de Ministros.
Según el comunicado hecho público por el propio Ministerio de Fomento “esta Ley constituye un paso más en el cambio de modelo en la política de vivienda impulsado desde el Ministerio de Fomento con la finalidad de equilibrar la nueva construcción con la rehabilitación, impulsar la eficiencia energética en el parque edificado español, así como eliminar trabas y flexibilizar el sistema.”
 
Tanto es así, que la nueva normativa recoge en varios apartados de su artículo 3 diversas disposiciones en relación a las políticas públicas, estableciendo entre otras:
  • La obligación de “fomentar la protección de la atmósfera y el uso de materiales, productos y tecnologías limpias que reduzcan las emisiones contaminantes y de gases de efecto invernadero del sector de la construcción, así como de materiales reutilizados y reciclados que contribuyan a mejorar la eficiencia en el uso de los recursos.”
  • Priorizar “las energías renovables frente a la utilización de fuentes de energía fósil y combatirán la pobreza energética, fomentando el ahorro energético y el uso eficiente de los recursos y de la energía, preferentemente de generación propia.”
Para el Ministerio dirigido por Ana Pastor, el texto refundido permitirá impulsar un subsector de la economía española que tiene un alto potencial y, sin embargo, una escasa entidad si se compara con la media de los países europeos.
 
No obstante, las reformas normativas abordadas, junto con el nuevo sistema de ayudas puesto ya en marcha con las Comunidades Autónomas en aplicación del Plan 2013-2016, han comenzado a dar sus frutos.
 
Así, el número de licencias de viviendas para rehabilitación está creciendo al 28,8% anual y la inversión en rehabilitación en los últimos doce meses aumentó un 22,6%, según los datos de visados de dirección de obra al mes de julio, alcanzando la cifra de 2.568,8 millones de euros en los últimos 12 meses.
 
La nueva norma estatal, al sistematizar en un solo texto legal la legislación del Estado que afecta directamente a la legislación urbanística de las Comunidades Autónomas y al quehacer cotidiano en esta materia de los Ayuntamientos, no sólo simplifica la normativa en materia de urbanismo sino que aporta claridad y certidumbre a los operadores jurídicos.
 
El Consejo de Estado ha refrendado con un Dictamen ampliamente favorable, la intensa labor armonizadora que encierra el texto refundido sobre dos Leyes muy diferentes, en tiempo y también en objetivos.
 
La nueva norma se enmarca dentro de la Estrategia Española de Rehabilitación, que recientemente ha sido valorada por la Comisión Europea como mejor de la Unión Europea, junto con los incentivos económicos del Plan Estatal 2013-2016 de fomento del alquiler y la rehabilitación (2.311 M€) y los fondos FEDER 2014-2020de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (1.500 M€).
 

Contradicciones en materia de autoconsumo

 
Con la aprobación de la Ley del Suelo y Rehabilitación Urbana se producen una serie de contradicciones con respecto al Real Decreto que regula el autoconsumo energético, máxime teniendo en cuenta que lo que se persigue con la aprobación de la Ley es combatir la pobreza energética y potenciar el autoconsumo.
 
Porque,  ¿qué supone para los ciudadanos la aprobación del Real Decreto sobre autoconsumo?. 
 
El Real Decreto sobre autoconsumo energético implicará que los consumidores de energía solar que permanezcan conectados a la luz eléctrica, tengan que hacer frente a una serie de cargos económicos en previsión de necesitar del respaldo de la red eléctrica cuando no generen suficiente electricidad.
El objetivo de estos cargos, tiene como finalidad que los consumidores contribuyan a sufragar las infraestructuras y servicios energéticos y evitar así que se disparen los costes del sistema eléctrico y volvamos a incrementar el conocido “déficit de tarifa”. El Ministerio de Industria incluye exenciones en el Real Decreto, como en el caso de las extrapeninsulares (Canarias y Baleares) y consumidores de menos de 10 kW, que quedan exentos del pago del peaje en el término variable asociado al coste de energía pero no en el término fijo.
 
Precisamente, en el reciente Foro Solar Español organizado por la UNEF (Unión Española Fotovoltaica) una de las principales conclusiones a las que se llegó por parte de los representantes de las principales fuerzas políticas del panorama (a excepción del PP que rehusó la invitación) fue la necesidad de recuperar la seguridad jurídica y de derogar el actual real de autoconsumo con fuentes renovables, de manera que se elimine el denominado 'impuesto al sol' ya que con el sistema actual, únicamente se "obstaculiza la lucha contra la pobreza energética" y no se incentivan "políticas municipales de ahorro y eficiencia energética".
 
Los representantes de los partidos políticos presentes en el mayor encuentro de la patronal fotovoltaica española, coincidieron en destacar la necesidad de realizar una auditoría del sistema energético y el desarrollo de políticas de fomento de las energías renovables, con un foco destacado en el I+D.
 
Sobre su apuesta por la nueva normativa de autoconsumo, abogaron por eliminar el “impuesto al sol”, retribuir justamente la energía excedentaria, eliminar la prohibición de las instalaciones comunitarias e implantar un sistema de registro ágil y sencillo que no suponga una barrera adicional.
 
En definitiva, el análisis de la situación española realizado por el sector fotovoltaico, partidos políticos y expertos jurídicos realizado durante la celebración del Foro Solar, dejó patente un  escenario lleno de oportunidades pero desprovisto de seguridad jurídica necesaria para el impulso de la energía fotovoltaica y el autoconsumo en España y que ahora, y de forma contradictoria,  se ve reforzado por la entrada en vigor de la Ley del Suelo y Rehabilitación Urbana como eje fundamental para el desarrollo de una regeneración urbana sostenible y eficiente.
 
¿Es coherente potenciar la rehabilitación urbana aplicando la política energética actual?. ¡Lo dejamos a su consideración! 
 
Fuentes: Ministerio de Fomento, Ministerio de Industria, Energía y Turismo, UNEF
 
(Imagen de portada: Proyecto Hotel Arán - Lleida - Sofos Energía)
 
 
Modificado por última vez enViernes, 13 Noviembre 2015 13:39
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes