Menu

Radiadores eléctricos: ¿cuáles son los mejores? (Infografía)

Radiadores eléctricos ventajas y desventajasLa calefacción con radiadores eléctricos es la mejor opción si queremos un sistema de calefacción sin obras y que no requiera una gran instalación. También es una opción muy a tener en cuenta para viviendas, locales u oficinas en los que no se necesita un alto consumo de calefacción, como puede ser en zonas cálidas del sur o del mediterráneo. 
A continuación presentamos qué tipo de radiadores eléctricos existen, cuánto consumen y cuáles son sus ventajas y desventajas. 

 

 Tras nuestra infografía, seguiremos hablando de las ventajas y desventajas de los radiadores eléctricos frente a otro tipo de sistemas. 

Infografía radiadores eléctricos

Calcula la potencia de los radiadores eléctricos

Los radiadores eléctricos son 100% eficientes, lo que significa que toda la electricidad consumida es convertida directamente en calor.

Para calcular la potencia necesaria de un radiador eléctrico, calcula unos 80 W por cada m2 y suma un 30% más al resultado.

Para calentar un espacio de 20m2 se necesita uno o más radiadores de al menos 1.660 W

Para calentar un espacio de 5m2 se necesita un radiador de unos 550W

Elige el mejor radiador eléctrico según sus características

Emisores térmicos

Los radiadores eléctricos emiten un calor radiante y directo al ambiente y obtienen la energía de la red eléctrica. Por lo tanto, no requieren de una instalación tan compleja como los que se alimentan de gas. Basta con atornillarlos a la pared y enchufarlos.
Generalmente están fabricados con aluminio, al ser éste material un buen conductor térmico del fluido caloportador que contiene, aunque hoy en día se comercializan también placas radiantes fabricadas con mármol o cerámica. Éstas últimas, sin fluido en su interior.
De esta forma, tenemos varios tipos de radiadores eléctricos según utilicen fluido caloportador (agua o aceite) o no (de tecnología seca)..

Radiadores eléctricos portátiles

Funcionan generalmente con un fluido caloportador como es el aceite y cuentan con ruedas para facilitar su traslado en el punto donde haga falta un apoyo de calor. Son una buena solución para estaciones intermedias, cuando las temperaturas no son tan bajas como para requerir que se encienda el sistema de calefacción central.

La capacidad de movilidad y de almacenaje de los radiadores eléctricos portátiles con ruedas puede resolver necesidades puntuales de calefacción en los rincones menos pensados.

Radiadores toalleros

Radiador toallero para secado de toallasEste tipo de radiadores se caracterizan por su diseño específicamente orientado para su instalación en el baño.  Su composición es generalmente vertical y está armado por barras horizontales en las que poder colgar y secar las toallas usadas. Existen modelos extraplanos y muy decorativos. 

El uso en el baño obliga a tener en cuenta algunas recomendaciones de seguridad. Los modelos los eléctricos sólo pueden colocarse a un mínimo de 60 centímetros de la zona de baño o ducha y deben contar con un IP44 -grado de protección frente al polvo y la humedad-.

Radiadores eléctricos de bajo consumo

Este término –usado a nivel comercial- generalmente se refiere a radiadores eléctricos que utilizan un fluido específicamente diseñado por la marca con mayor inercia térmica que el agua. Hay que ser precavidos con los mensajes comerciales de bajo consumo, ya que lo que explican es que, al tener mayor inercia térmica, el fluido tardará más en enfriarse con lo que el radiador continúa emitiendo calor sin consumir energía. La letra pequeña de este tipo de aparatos es que la mayor inercia térmica del fluido contenedor hace que también tarde más tiempo en calentar el radiador, con lo que el consumo final probablemente resulte ser el mismo.

Radiadores eléctricos por infrarrojos

La calefacción eléctrica por infrarrojos se basa en la generación de ondas de radiación que calientan directamente los cuerpos y no el aire, a diferencia de los sistemas tradicionales de convección.

Alguno de los beneficios de este tipo de sistemas es que el aire no circula continuamente, por lo que no se levanta polvo por lo que resultan ideales para personas asmáticas. Al no calentar el aire directamente, no resecan el ambiente, manteniendo un equilibrio constante en la relación humedad - temperatura - aire.

Los radiadores eléctricos de este tipo se comercializan generalmente en forma de paneles que pueden colocarse incluso en el techo de las viviendas, lo que ahorra espacio en las paredes. 

radiadores-electricos-diseño

Radiadores eléctricos de diseño

La calefacción eléctrica ha dado un paso más en los últimos años hacia otras propuestas con un diseño moderno e innovador que se adapta a todos los estilos de decoración del hogar. Los radiadores eléctricos han pasado de ser un mero aparato funcional a formar parte del entorno de una habitación, enriqueciendo con sus formas la armonia de la misma.

 

Ventajas de los radiadores eléctricos frente a los de gas

Instalación más barata

Los radiadores eléctricos resultan especialmente rentables para consumos de calefacción medios, como los que se producen en zonas de clima templado. Generalmente este sistema es instalado en viviendas en las que no se puede poner una caldera de gas o gasóleo y se busca la instalación más barata y sencilla sin importar el consumo de electricidad.La instalación de radiadores eléctricos frente a la de radiadores de agua caliente (gas) resulta más barata y apenas requiere de mantenimiento: no es necesario purgar los radiadores y no requieren de una caldera para su funcionamiento.

Regulación independiente

Regulación independiente; se puede regular la temperatura de cada radiador, con lo que conseguimos ambientes distintos para cada habitación y limitar el consumo programando el encendido o apagado de los radiadores según nuestras necesidades de confort.

Acumular calor para ahorrar energía

Ahorro con el uso de acumuladores de calor, que almacenar el calor producido durante la noche o en periodos cuando se aplican tarifas especiales reducidas, lo que se traduce en interesantes ahorros energéticos y económicos para el consumidor de calefacción eléctrica.

Movilidad y fácil almacenaje

Como hemos comentado anteriormente, en el caso de los radiadores eléctricos con ruedas su fácil movilidad y almacenaje (caben en cualquier armario o trastero de tamaño medio) supone una ventaja para momentos puntuales en los que necesitamos apoyar otros sistemas de calefacción o calentar un espacio concreto de una estancia donde el calor no llegaría de otra forma. 

Recuerde, los radiadores, convectores y estufas portátiles no deben utilizarse para secar la ropa; es más, deben permanecer al menos a un metro de distancia de cualquier material inflamable. No olvide desenchufar todos los radiadores eléctricos antes de retirarse a dormir.

Desventajas de los radiadores eléctricos

La electricidad, una energía cara

Como se indica en la infografía, la electricidad es una energía mucho más cara que el gas. El precio del KWh puede llegar a ser incluso el doble. Por lo tanto, calefactar una vivienda entera sólo con radiadores eléctricos en una zona en la que las temperaturas exteriores son muy frías puede suponernos un gran desembolso económico cada mes. 

Requiere de altas potencias

Asimismo, una instalación completa con radiadore eléctricos nos obligará a contratar un mayor rango de potencias en el fijo nuestra factura eléctrica, que pagaremos consumamos calefacción o no. 

Por lo tanto, el uso de radiadores eléctricos no sale rentable como sistema único de calefacción en una vivienda o local de grandes dimensiones ni en zonas frías, pero sí que puede ser una buena opción como apoyo complementario a otros sistemas de calefacción o para pequeños espacios y en zonas de clima templado. 

 

Modificado por última vez enJueves, 16 Julio 2015 13:37
volver arriba

Caloryfrio.com

Secciones

Servicios

Presupuestos

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes