Proliferación de la bacteria de la legionella

bacteria LegionellaCuando el agua contaminada por Legionella se introduce en los circuitos de agua industrial o urbana, y esas aguas se encuentran en unas condiciones determinadas, la Legionella puede reproducirse hasta concentraciones peligrosas para los seres humanos.

A continuación se enumeran los factores que favorecen la proliferación de la bacteria de la Legionella en los equipos industriales de riesgo. Se consideran como tales aquellos equipos en los que tiene lugar una transferencia de masa de agua en corriente de aire o que acumulen agua y puedan conducir a la producción de aerosol.

 

Temperatura

Es el factor más importante para la multiplicación de Legionella. Las temperaturas que más favorecen la proliferación de esta bacteria son las comprendidas entre 20 y 45ºC. La tabla siguiente muestra los efectos de la temperatura sobre la bacteria Legionella:

Fuente: Adroes, N. (1999). La contaminación biológica en los sistemas de refrigeración. Aproximación al problema de la legionella. Ingeniería Química. Enero 1999, pp 187-191

pH

Para que la Legionella pueda sobrevivir y crecer, el pH debe estar comprendido entre 5 y 8,5 (aunque puede resistir pH más extremos, entre 2 y 9,5).

Concentración de oxígeno

Para que sea posible el desarrollo de la Legionella, la concentración de oxígeno debe encontrarse en el intervalo entre 0,2 y 15 mg/L.

Materiales inadecuados

Si están presentes en los equipos, se favorecen el acantonamiento y la multiplicación de los microorganismos, a la par que se dificultan las tareas de limpieza y desinfección de los mismos. Los materiales a evitar son aquellos a base de celulosa o madera, fundamentalmente.

Biopelículas

Se forman en las superficies internas de las instalaciones industriales. Suelen formarse cuando las bacterias se encuentran en condiciones de escasez de nutrientes. En estas condiciones, las bacterias forman biopelículas, que las protegen de las agresiones externas y les permiten compartir los nutrientes disponibles.

Microorganismos, protozoos

La Legionella se multiplica en el interior de estos microorganismos, ya que en ellos dispone de protección física contra las agresiones externas (p.e. desinfectantes) y de aporte de nutrientes.

Suciedad

Favorece la proliferación de microorganismos y protozoos, favoreciendo por tanto indirectamente la proliferación de la Legionella, que se instala en el interior de estos microorganismos como se ha mencionado anteriormente.

Materia orgánica

Al igual que la suciedad, favorece la proliferación de microorganismos y protozoos, favoreciendo indirectamente la proliferación de Legionella.

Incrustaciones y productos de corrosión

Aportan nutrientes al medio (hierro, fosfatos, etc.) y favorecen el acantonamiento de la bacteria, dificultando así las tareas de limpieza y desinfección.

Estancamiento del agua

Se ha comprobado experimentalmente que favorece la multiplicación de Legionella. Se produce en la bandeja de las torres de refrigeración, en los depósitos intermedios de los circuitos de agua, etc.

Los lugares en los que más frecuentemente se dan estas condiciones son las redes de distribución de agua con defectos en su estructura (debidos a su antigüedad y/o a su mala conservación), las instalaciones que han estado largo tiempo fuera de uso, los sistemas centralizados de aire acondicionado, etc.

volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes