CALORYFRIO os desea Feliz Navidad 2019
Menu

¿Qué es y cómo funciona una casa pasiva? Infografía

¿Que es una casa pasiva?Una Casa Pasiva es una edificación eficiente que busca reducir al máximo la demanda energética del edificio mediante estrategias de diseño global. Concretamente, reduce un 90% el consumo energético respecto a una casa normal. Pero, ¿cuáles son los criterios de construcción? Te explicamos los cinco criterios y requerimientos que rigen las casas pasivas en este artículo con infografía.

Infografía qué es una casa pasiva

Infografía patrocinada por Orkli. Descubre las soluciones Orkli para casas pasivas en:
ORKLI
Catálogo de soluciones Orkli de ventilación y climatización en casas pasivas

Cinco elementos clave de la casa pasiva

El concepto de diseño de una casa pasiva se basa en cinco principios básicos:

Aislamiento térmico

El primer punto es la utilización de un correcto aislamiento térmico de baja transmitancia, que aísle la casa del exterior impidiendo que el calor escape en invierno y que este entre en verano. El aislamiento se coloca en muros, cerramientos o cubiertas, haciendo que la envolvente del edificio mejore sus prestaciones térmicas.

Evitar puentes térmicos 

El segundo punto es asegurar que no se generan puentes térmicos. Los puentes térmicos son puntos débiles en la estructura a través de los cuales se pierde calor, y que pueden ser detectados a través de termografías. Detectar y subsanar estos puntos es de vital importancia si se quiere conseguir una Casa Pasiva.

Puertas y ventanas de altas prestaciones

El tercer aspecto para tener en cuenta son las puertas y ventanas, que también tienen mucha importancia en la envolvente. Recurrir a triple acristalamiento, bajas transmitancias y una correcta instalación puede ahorrarnos pérdidas costosas de calor.

Se deben orientar adecuadamente para que el sol pueda calentarlas en invierno y haya un buen control solar en verano.

La hermeticidad

Otro de los aspectos que cobra importancia en el modelo PassivHauss es la hermeticidad. La hermeticidad hace referencia a que todos los cerramientos de la vivienda aseguren la estanqueidad de la vivienda, consiguiendo un efecto de hermeticidad que evite las pérdidas de calor.

Ventilación con recuperación de calor Ventilación Mecánica Controlada

Finalmente, el último punto hace referencia a recurrir a una ventilación mecánica con recuperación de calor de alto rendimiento, que permite ventilar recuperando entre el 80 y el 90% de la energía que está dentro del propio inmueble. Gracias a estos métodos no hace falta abrir las ventanas para ventilar, y el aire que entra a la vivienda se climatiza con el aire que sale de la misma, evitando la entrada y salida indeseada de calor.

La certificación Passivhaus es un referente mundial en cuanto a la obtención de edificios certificados pasivos o casas pasivas.

Una construcción diseñada y realizada siguiendo estos principios básicos del estándar Passivhaus se traduce en una vivienda con unas necesidades muy bajas en calefacción y refrigeración. 

Requerimientos de una casa pasiva

A diferencia de lo que exige el Código Técnico actual de la Edificación, el estándar Passivhaus, aplicado el clima español, exige una demanda de energía necesaria para calefacción y/o refrigeración menor o igual a 15kWh/m² al año, calculado con la herramienta PHPP, que establece condiciones de control mucho más rigorosas que el CTE, y la energía primaria utilizada por la edificación no debe superar los 100 kWh/m² al año, incluyendo todos los consumos vinculados con el uso del edificio (también electrodomésticos, electricidad auxiliar etc.).

La hermeticidad al paso de aire (n50 menor o igual a 0,6 renovaciones/hora) garantiza no solo un edificio de bajo consumo energético, sino la ausencia de condensaciones intersticiales en la construcción, una patología bastante común en edificio convencionales en España. Además, edificios que cumplen este valor exigente, se caracterizan por un confort acústico muy elevado, precisamente interesante en un país azotado por una contaminación de ruido elevadísima (en las urbes).

Cumplir estos requisitos para la edificación supone un ahorro en la demanda de energía de hasta un 90% con muy bajas emisiones de CO2, hecho relevante para los compromisos políticos de las ciudades y regiones españolas. 

El Estándar Passivhaus

Llamamos casas pasivas a aquellas construcciones diseñadas bajo el estándar Passivhaus, un concepto constructivo que surge en Alemania en los años 90. La certificación o estándar Passivhaus es un referente mundial en cuanto a la obtención de edificios certificados pasivos o casas pasivas. 

Una construcción diseñada y realizada siguiendo estos principios básicos del estándar Passivhaus se traduce en una vivienda con unas necesidades muy bajas en calefacción y refrigeración. Se trata por tanto de un estándar de construcción que combina un elevado confort interior, en invierno y en verano, con un consumo de energía muy bajo a un precio asequible.
 

¿Casas pasivas o Edificios de Consumo Casi Nulo?

Aunque el objetivo final de ambos tipos de construcción es el ahorro energético del edificio, las casas pasivas y los EECN (NZEB en sus siglas en inglés) se rigen por criterios distintos. Los requerimientos para lograr la certificación de casa pasiva Passivhaus son más exigentes que lo que la normativa define como Edificio de Consumo Casi Nulo.

A nivel europeo, es la Directiva Europea 2010/31/UE, la que define los criterios concretos por los que un edificio se considera de consumo de energía casi nulo (EECN o nZEB en inglés), aunque esta directiva europea permite también que sea cada país quien defina, en función de sus características singulares, qué es un edificio de consumo energético casi nulo.

En España, la definición concreta de Edificio de Consumo Casi Nulo depende del Código Técnico de la Edificación en su Documento Básico DB HE Ahorro de Energía, pendiente de actualización a la hora de redactar este artículo. 

Como ejemplo, En el actual CTE en España se establece límite hasta tres veces superior, es decir, 45 Wh/m2. El estándar Passivhaus exige un límite de demanda para calefacción y/o refrigeración menor o igual a 15kWh/m²

Modificado por última vez enLunes, 02 Diciembre 2019 10:21
volver arriba

El nuevo CTE y su impacto en el mercado - Entrevista a Alberto Jiménez de BAXI

Sistema de ventilación; extracción con recuperación de calor - AGREMIA (Taller TAC 4, C&R 2019)

Tecna ofrece al mercado los equipos Cool Breeze

REBUILD 2019: ¿Quiénes serán los habitantes de las nuevas ciudades?

De la Biología a la Ingeniería Constructiva | REBUILD 2019

¿Por qué tiene tanta importancia la ventilación en una casa? Wolf te lo explica

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes